Monseñor Williamson: Comentario Eleison Nº 123: La femineidad redescubierta

Monseñor Williamson

Comentario Eleison Nº 123

14 de Noviembre de 2009

La femineidad redescubierta

Cuando un pueblo amurallado está siendo asediado, y el enemigo está continuamente atacando una parte de sus muros, los habitantes deben continuar defendiendo ese sector de la muralla. Hoy en día el enemigo de la humanidad, Satanás, está permanentemente atacando a la verdadera femineidad, porque sin verdaderas mujeres no pueden existir verdaderas madres, ni una vida de familia verdadera, ni niños verdaderamente felices y por ende tampoco seres humanos verdaderos. Quisiera citar el testimonio completo de otra ex feminista, quien me escribió hace algunos meses para agradecerme por “afirmar y sostener nuestra naturaleza verdadera como mujeres”, de acuerdo a cómo ahora ella lo percibe. Lo que sigue es un escueto resumen de su carta, que debe ser considerada un clásico por su contenido:

Nacida a mediados de los años 60′, tuve un padre violento y abusivo, y he carecido de una figura paterna desde entonces. Después de que el murió, cuando yo tenía 14 años, rechacé mi fe Católica y me alejé de la Iglesia… es difícil creer en un Dios de amor cuando no eres amada por tus propios padres. Lejos de la Iglesia abracé al feminismo radical y al paganismo, y terminé odiando los vestidos porque estos eran retratados como una forma inferior de vestir a la que usaban los varones. Me pregunto ¿de dónde saqué la idea de que las mujeres son débiles? Ahora entiendo que las mujeres no son para nada débiles, sino que somos fuertes en aspectos diferentes a los de los hombres.

Fui a la Universidad determinada a demostrar que podía hacer cualquier cosa que un hombre hiciera, pero en mis próximos siete años como oficial de policía, me di cuenta de que la agresividad y el dominio requeridos por aquel trabajo no se me daban naturalmente, y que nunca podría ser tan fuerte físicamente como los hombres. Así es que equiparé cualquier signo de femineidad en mí, con una debilidad. Al mismo tiempo, como feminista radical, odiaba a los varones y deseaba no necesitar a ninguno de ellos; y debido a toda esa basura feminista, casi no llegué a casarme. Pero al promediar los treinta años, me di cuenta de que corría el riesgo de quedarme sola por el resto de mi vida, así es que decidí comenzar a salir con muchachos. Poco tiempo después conocí a mi futuro esposo.

Cuando él me pidió que usara un vestido porque era más atractivo, ¡exploté! Sin embargo, me lo probé únicamente para darle gusto. Fue entonces que mi comportamiento empezó a cambiar lentamente, y a medida que empecé a actuar y a sentirme más femenina, descubrí que me gustaba sentirme así porque lo sentía natural para mí. Cuando después de algún tiempo nos casamos, mis prioridades cambiaron, y deseaba intensamente quedarme en casa. En el trabajo puedo ser positiva, pero no es algo que disfrute. Entiendo perfectamente ahora que es normal para mí, como mujer, preferir no ser el líder, porque esa es la manera en que Dios me diseñó. He pasado toda mi vida de trabajo tratando de competir con hombres e intentando ser como ellos, y esto me ha hecho infeliz y sentirme fracasada, porque por más que lo intentaba, no soy como los hombres ni nunca podré serlo, porque no soy un hombre.

Fue el amor de mi esposo que me permitió, después de 26 años, volver a la Iglesia a regañadientes; ¡pero Dios me llamaba!  Allí encontré todo algo diferente de lo que recordaba, y para empezar no estuve de acuerdo con la postura de la Iglesia en todas las cuestiones que involucran a las mujeres. Pero a medida de que leía más, mis ojos se abrieron y me di cuenta, entre otras cosas, de cómo la manera en que visto da forma a mis sentimientos e inclusive a mi personalidad. Cuando me pongo vestidos o faldas me siento gentil y femenina, más natural. Mi educación continua en las enseñanzas de la Iglesia, que incluye las «Cartas del Rector», me ha ayudado a respetarme a mí misma como mujer y no como un pseudo-varón. Es en detrimento de todos que el feminismo haya echado raíces en nuestra cultura.” (Fin del testimonio).

Madre de Dios, por favor consigue para nosotros hombres viriles, sin los cuales difícilmente tendremos mujeres femeninas.

Kyrie eleison.

Londres, Inglaterra

5 comentarios sobre “Monseñor Williamson: Comentario Eleison Nº 123: La femineidad redescubierta

  1. Mr. Williamson debería mejor escribir del redescubrimiento de la virilidad… tan escasa que provoca tanto ” feminismo” y machismo estúpido.

  2. “Ave Maria Purissima”
    – Sine Labe originali concepta –

    Sr. Director, caros Cristianos en la unica y verdadera Fé, saludos en los sagrados corazones de Nuestro Señor JesuCristo, y la Santisima Virgen Maria

    La Verdad a medias, no debe ser considerada como LA VERDAD, comenzo en este tenor, debido, a que si bien son perfectamente ciertos, tanto el incio metafórico de la epístola de mérito, como el escuetizimo colofón, que apunta en solo un renglon, a mayor causa, y niega el resto de la problematica real. por lo que ahora lo haremos con la Venia de DIOS, de manera correlativizada, exceptuando el tesimonio de la “exfeminista”:
    +
    +
    ¿es cierto en la metáfora, que cuando el enemigo asedia un frente, los soldados deben atender ese frente?

    R.- Es Cierto, ahora plateo.
    El demonio unicamente asedia ese Frente? y respondo, NO POR CIERTO, el padre de la mentira y principe de este mundo, ataca por absolutamente todos los frentes, y mas en estas apocalipticas épocas, en las que sabe que le queda poco tiempo, y tiene todo NO ATACANDO DESDE FUERA, sino incluso desde dentro, DE TAL SUERTE, que el combate en la metáfora, podría hacer pensar a alguno, que el enemigo, se conserva golpeteando desde fuera en un solo punto, cuando en realidad, no solo se encuentra con TODOS LOS FRENTES oradados, sino que “el Fortin a defender, se encuentra perfectamente penetrado y tomado” la batalla, en este punto histórico en consecuencia, es cuasi personal y nuclear, Y TAMPOCO EN UN SOLO FRENTE, sino que incluso cualesquier persona que nos rodea, en nuestro perímetro, en 360º POR 360º, puede ser uno de ellos, un Zobie, ya mordido e infecto de la rabia naturalista y modernista, incluso, como la feminista del ejemplo deja ver, AUN NUESTRSO PROPIOS PADRES O HIJOS, pueden ser en un momento dado, soldados HERIDOS CON LAS MORTALES ENFERMEDADES.
    +
    La Nota de Marras, culpa, que se debe a los triunfos del SIONISMO, sobre “LA MANO QUE MECE A LA CUNA”, por que la edicación, y preparacion de las nuevas generaciones, depende de ella, VERDAD A MEDIAS, por que estos triunfos, tuvieron su funcion incluso antes del mismo Herético Conciliabulo, así como la falta de virilidad, para educar incluso a las mal educadas, empero elevando la forma de la parábola, esta la verdadera escencia, de lo rescatable de la carta del Obispo, que si bien mirada MADRE, QUE DEBE EDUCAR Y ALIMENTAR, a las nuevas generaciones, se le observa como A LA SANTA MADRE IGLESIA, entonces cobrara un sentido real, dado, que al tyravés de ella es que nacemos en el bautizo, ella nos educa y confirma en la FE, y aunque la cizaña, tanto en la madre natural, como en la espiritual, tienen una etiologia similar SIONISTA, es solo menester, adptar cada uno el rol que nos toca, SI LA OBLIGACION DE SEGUIR SIENDO MADRE BIEN EDUCADA, Y EDUCADORA DE OVEJAS, RECAIA PRECISAMENTE EN aquellas madres, que aun CONSERVABAN la buena leche y la buena educacion, ¿POR QUE PUES, NO VE EL OBISPO, QUE PRECISAMENTE, ESA LECHE Y EDUCACION, EN SU CONSERVACION, CORRESPONDIA PRECISAMENTE ALA FRATERNIDAD SACERDOTAL SAN PIO X????
    por que si pide por virilidad para los hombres, en aras de hacer reaccionar a las mismas mujeres, ¿POR QUE NO CONVOCA UNA CRUZADA DE ROSARIOS, PARA QUE LES SALGA LA POSIBLE VIRILIDAD A PRESBITEROS Y AUN EL MISMO????
    +
    +
    +
    Son muy bellos cadenciosos y doctos (aparentemente), sus líbelos, sin embargo, muy armonicamente, NO HABLA DE LO QUE DEBERIA HABLAR, NI PREVIENE DE LO QUE DEBERIA PREVINIR, NO LUCHA POR EL BUEN COMBATE, LO QUE SE PUEDE ADVERTIR, CON EL SOLO HECHO, DE QUE UNICAMENTE ADVIRTIÓ DE UNA SEVERA DEPURACIÓN, DE LA CUAL ES CÓMPLICE, DADO QUE PODRIA DISMUNIR EL MISMO, LOS EFECTOS DE LA GRAN ABOMINACION DE LA DESOLACION.
    +
    +
    +
    SEA PARA GLORIA DE DIOS

  3. La denominación de “machismo” también forma parte de la misma manipulación.

    Creo que no hay que buscar soluciones raras; sólo empezar a andar en la verdad. Y será la mejor manera de que las cosas, de forma natural, vuelvan a su estado conforme a su naturaleza; no sirven las poses o tratamientos superficiales, y no hay por qué seguir el lenguaje de los políticos, para ya empezar a vivir la solución con el ejemplo.

    Mirad qué bonito vídeo:

    Dice:

    “Más importante que saber lo que está mal, es hacer el bien.

    Si la ley pudiera ser cumplida. … Sí, cumplida por amor. Qué pasaría si amáramos a otros como a nosotros mismos; más que a nosotros mismos. Estaríamos llenos de piedad y compasión.

    La ley es buena, pero no puede cambiar nuestro corazón, ya que un hombre puede amar la ley y odiar a su hermano, pero cuando el amor llena nuestros corazones, habremos cumplido con la Ley.”

    -Aprovecho también la ocasíón para dejar la siguiente dirección sobre El Tesoro de los Grandes Padres:
    http://www.mercaba.org/tesoro/cartel-patres.htm

  4. ¡Pero, la ley también tiene un poder educativo! De ahí parte la locura del mundo moderno.
    ¡Y, no hay que olvidar que, en tiempos turbulentos, hay que explicar el sentido de las palabras y es´necesario explicar que amar a Dios es cumplir con sus mandamientos. Pues, cuando reina la ambigüedad, ya se sabe: ¡a río revuelto ganancia de pescares!
    ¡Dios nos guarde y nos conceda el don de la fortaleza!

Los comentarios están cerrados.