La Iglesia Católica discute la eliminación del “Limbo”

 

christ-in-limbo-1491-giclee-print-c12064411.jpg

Una comisión teológica debate en el Vaticano la doctrina sobre el lugar “al que van los niños que fallecen sin haber sido bautizados”. La discusión guarda relación con el misterio del pecado original.

Aportamos para una mejor comprensión los textos del Magisterio de la Santa Iglesia Católica al respecto.

(EFE) – Los trabajos de la asamblea comenzaron hoy con la intervención del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal William Levada, y terminarán el viernes con una misa en la capilla “Redemptoris Mater” del Palacio Apostólico del Vaticano presidida por el papa Benedicto XVI. La Comisión Teológica anunció en un comunicado que “se discutirá el proyecto de un documento sobre el tema de la suerte de los niños muertos sin bautismo en un contexto del diseño salvador universal de Dios”.

Desde hace un tiempo está en discusión la doctrina que coloca a los niños muertos sin haber cometido pecados, pero también sin haber sido bautizados -es decir, con la culpa del pecado original- en el limbo, un lugar sin tormentos pero alejado de Dios

Otro de los temas que estudiará la Comisión Teológica será “un primer boceto del documento sobre la identidad de la naturaleza, así como habrá un intercambio de opiniones sobre los fundamentos de la ley moral natural en la línea de las encíclicas de Juan Pablo II “Veritatis splendor” y “Fides et ratio”.

Este asunto fue considerado del “máximo interés” por el Papa Juan Pablo II, por lo que en octubre de 2004 encomendó la creación de una Comisión Internacional, que hasta abril pasado estaba dirigida por el que era prefecto de la Congregación para Doctrina de la Fe (antigua Inquisición), el actual pontífice, Benedicto XVI.

 

Veamos algo del Magisterio de la Santa Iglesia Católica:

 

Del infierno y del limbo (?) (2) [De la Carta Nequaquam sine dolore a los armenios, de 21 de noviembre de 1321]

Nota: (2) Bar(Th), 1321, 11. Cf. A. STRAUB en «Zeitschr. f. kath. Theologic» 52 (1928) 79 ss; F. SEGARRA en «Estudios eclesiásticos» 5 (1926) 438 ss.

D-493a Enseña la Iglesia Romana que las almas de aquellos que salen del mundo en pecado mortal o sólo con el pecado original, bajan inmediatamente al infierno, para ser, sin embargo, castigados con penas distintas y en lugares distintos.

 

SAN JUAN 1, 523-526 SAN FELIX III, 526-530 II CONCILIO DE ORANGE, 529 (en la Galia) Confirmado por Bonifacio II

(contra los semipelagianos) (3)’

Nota: (3) MGh Legum sectio III, Concilia T. I (Fr. Maassen 1903) 46 ss; Msi VIII 712 B ss; coll. Hfl II 726 ss y H 221 ss. Los cánones 1-8, 13, 19, 31 y n. 199a están citados por BRAQUIARIO (s. VII); De dogm. eccl. 38-49 [PL 83, 1236-1239]. Sobre el origen de los cánones, cf. «Rech. de theol. anc. et méd.» 6 (1934) 120 ss [M. Cappuyns] – Este Concilio aprobado por Bonifacio II [V 200 a s] alcanzó tanta autoridad en la Iglesia que con razón se tiene por regla infalible de la fe. P. LEJAY, Le rôle théologique de S. Césaire d’Arles (París 1906).

D-173b Nos ha parecido justo y razonable, según la admonición y autoridad de la Sede Apostólica, que debíamos presentar para que sean por todos observados, y firmar de nuestras manos unos pocos capítulos que nos han sido trasmitidos por la Sede Apostólica (4), que fueron recogidos por los santos Padres de los libros de las Sagradas Escrituras para esta causa principalmente, a fin de enseñar a aquellos que sienten de modo distinto a como deben.

Nota: (4) Parecen ser los 174-181; cf. Msi VIII 722 S.

D-174 [I. Sobre el pecado original.] Can. 1. Si alguno dice que por el pecado de prevaricación de Adán no «fué mudado» todo el hombre, es decir, según el cuerpo y el alma en peor (1), sino que cree que quedando ilesa la libertad del alma, sólo el cuerpo está sujeto a la corrupción, engañado por el error de Pelagio, se opone a la Escritura, que dice: El alma que pecare, ésa morirá [Ez. 18, 20], y: ¿No sabéis que si os entregáis a uno por esclavos para obedecerle, esclavos sois de aquel a quien os sujetáis? [Rom. 6, 16]. Y: Por quien uno es vencido, para esclavo suyo es destinado [2 Petr. 2, 19].

Nota: (1) S. AUGUST., De nupt. et concup. II, 34, 57 [PL 44, 471]

 

D-175 Can. 2. Si alguno afirma que a Adán solo dañó su prevaricación, pero no también a su descendencia, o que sólo pasó a todo el género humano por un solo hombre la muerte que ciertamente es pena del pecado, pero no también el pecado, que es la muerte del alma, atribuirá a Dios injusticia, contradiciendo al Apóstol que dice: Por un solo hombre, el pecado entró en el mundo y por el pecado la muerte, y así a todos los hombres pasó la muerte, por cuanto todos habían pecado [Rom. 5, 12] (2).

Nota: (2) Cf. S. AUGUST., C. duas epist. Pelag. 4, 4-7 [PL 44, 611-614]

D-176 [II. Sobre la gracia.] Can. 3. Si alguno dice que la gracia de Dios puede conferirse por invocación humana, y no que la misma gracia hace que sea invocado por nosotros, contradice al profeta Isaías o al Apóstol, que dice lo mismo: He sido encontrado por los que no me buscaban; manifiestamente aparecí a quienes por mí no preguntaban [Rom. 10, 20; cf. Is. 65, 1].

D-177 Can. 4. Si alguno porfía que Dios espera nuestra voluntad para limpiarnos del pecado, y no confiesa que aun el querer ser limpios se hace en nosotros por infusión y operación sobre nosotros del Espíritu Santo, resiste al mismo Espíritu Santo que por Salomón dice: Es Preparada la voluntad por el Señor [Prov. 8, 35: LXX], y al Apóstol que saludablemente predica: Dios es el que obra en nosotros el querer y el acabar, según su beneplácito [Phil. 2, 13].

D-178 Can. 5. Si alguno dice que está naturalmente en nosotros lo mismo el aumento que el inicio de la fe y hasta el afecto de credulidad por el que creemos en Aquel que justifica al impío y que llegamos a la regeneración del sagrada bautismo, no por don de la gracia – es decir, por inspiración del Espíritu Santo, que corrige nuestra voluntad de la infidelidad a la fe, de la impiedad a la piedad –, se muestra enemigo de los dogmas apostólicos, como quiera que el bienaventurado Pablo dice: Confiamos que quien empezó en vosotros la obra buena, la acabará hasta el día de Cristo Jesús [Phil. 1, 6]; y aquello: A vosotros se os ha concedido por Cristo, no sólo que creáis en El, sino también que por El padezcáis [Phil. 1, 29]; y: De gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, puesto que es don de Dios [Eph. 2, 8]. Porque quienes dicen que la fe, por la que creemos en Dios es natural, definen en cierto modo que son fieles todos aquellos que son ajenos a la Iglesia de Dios (1).

Nota: (1) Cf. S. AUGUST., De praedest. Sanct. [PL 44, 959-992]

D-179 Can 6. Si alguno dice que se nos confiere divinamente misericordia cuando sin la gracia de Dios creemos, queremos, deseamos, nos esforzamos, trabajamos, oramos, vigilamos, estudiamos, pedimos, buscamos, llamamos, y no confiesa que por la infusión e inspiración del Espíritu Santo se da en nosotros que creamos y queramos o que podamos hacer, como se debe, todas estas cosas; y condiciona la ayuda de la gracia a la humildad y obediencia humanas y no consiente en que es don de la gracia misma que seamos obedientes y humildes, resiste al Apóstol que dice .Qué tienes que no lo hayas recibido? [1 Cor. 4, 7]; y: Por la gracia de Dios soy lo que soy [1 Cor. 15, 10] (2).

Nota: (2) Cf. S. AUG., De dono pers. 23, 64, y PROSP. DE AQUIT., Contra Coll 2, 6 [PL 45, 1032 Y 1804 resp.]

D-180 Can. 7. Si alguno afirma que por la fuerza de la naturaleza se puede pensar, como conviene, o elegir algún bien que toca a la salud de la vida eterna, o consentir a la saludable. es decir, evangélica predicación, sin la iluminación o inspiración del Espíritu Santo, que da a todos suavidad en el consentir y creer a la verdad, es engañado de espíritu herético, por no entender la voz de Dios que dice en el Evangelio: Sin mí nada podéis hacer [Ioh. 15, 5] y aquello del Apóstol: No que seamos capaces de pensar nada por nosotros como de nosotros, sino que nuestra suficiencia viene de Dios [2 Cor. 3, 5] (3).

Nota:(3) Cf. S. AUGUST., De gratia Christi 25, 26 – 26, 27 [PL 44, 373 s]

D-181 Can. 8. Si alguno porfía que pueden venir a la gracia del bautismo unos por misericordia, otros en cambio por el libre albedrío que consta estar viciado en todos los que han nacido de la prevaricación del primer hombre, se muestra ajeno a la recta fe. Porque ése no afirma que el libre albedrío de todos quedó debilitado por el pecado del primer hombre o, ciertamente, piensa que quedó herido de modo que algunos, no obstante, pueden sin la revelación de Dios conquistar por sí mismos el misterio de la eterna salvación. Cuán contrario sea ello, el Señor mismo lo prueba, al atestiguar que no algunos, sino ninguno puede venir a El, sino aquel a quien el Padre atrajere [Ioh. 6, 44]; así como al bienaventurado Pedro le dice: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Joná, porque ni la carne ni la sangre te lo ha revelado, sino mi Padre que está en los cielos [Mt. 16, 17]; y el Apóstol: Nadie puede decir Señor a Jesús, sino en el Espíritu Santo [1 Cor. 12, 3] (4).

Nota: (4) Cf. S. PROSP. AQUITAN., Contra Coll. 5, 13; 19, 55 (sexta definición) [PL 45, 1806 s; 1829].

  

De la Pena de los que fallecen con sólo el pecado original [Del bautismo § 3]

 D-1526 26. La doctrina que reprueba como fábula pelagiana el lugar de los infiernos (al que corrientemente designan los fieles con el nombre de limbo de los párvulos), en que las almas de los que mueren con sola la culpa original son castigadas con pena de daño sin la pena de fuego – como si los que suprimen en él la pena del fuego, por este mero hecho introdujeran aquel lugar y estado carente de culpa y pena, como intermedio entre el reino de Dios y la condenación eterna, como lo imaginaban los pelagianos –, es falsa, temeraria e injuriosa contra las escuelas católicas

 

 

 

 

 

16 comentarios en “La Iglesia Católica discute la eliminación del “Limbo”

  1. I cant imagine changing a doctrine. If is a doctrine, it cant be changed, is a dogma. Can you imagine a new opinion about a doctrinal subject depending on a commission’s decision? When I was preparede for the first Communion, Limbo was matter of faith. Now is a martter of opinion?

  2. “Nadie que no nazca del agua y el espíritu puede entrar en el Reino de los Cielos”, dice Nuestro Señor, más, después del Concilio Vaticano II podemos leer en el catecismo lo siguiente: #1261:
    En cuanto a los niños muertos sin Bautismo, la Iglesia sólo puede confiarlos a la misericordia divina, como hace en el rito de las exequias por ellos. En efecto, la gran misericordia de Dios, que quiere que todos los
    hombres se salven y la ternura de Jesús con los niños, que le hizo decir: “Dejad que los niños se acerquen a mí, no se lo impidáis” (Mc 10, 14), nos permiten confiar en que haya un camino de salvación para los niños que mueren sin Bautismo. Por esto es más apremiante aún la llamada de la Iglesia a no impedir que los niños pequeños vengan a Cristo por el don del santo Bautismo.

    Pero la Iglesia debe mantener intacto el depósito de la Fé. Y la Iglesia desde siempre se ha manifestado en éstos términos:
    el limbo, cuyo origen etimológico germánico define una frontera o un límite entre dos o más espacios, se dividió a su vez en dos estancias: el limbus patrum, donde se acogían las almas bondadosas que habían tenido la desgracia de vivir antes de la llegada de Cristo y carecían por tanto de bautismo, y el limbo reservado para los niños que morían antes de haber sido bautizados, el limbus infantium.

    Basta retrotraerse a los escritos de los Santos Padres para hallar argumentos que lo sustenten, por ejemplo, en los escritos dejados por San Gregorio Nacianceno y San Agustín, quienes hablan de limbo como un estado y lugar a donde se dirigen las almas de los hombres que no han llegado al uso de la razón o que no han sido bautizados, y por tanto mantienen únicamente el pecado original.

    Estas almas son privadas de la visión de Dios, que es un don gratuito, no son castigadas con penas de aflicción y pueden gozar de una felicidad natural.

    En el catecismo de Trento, promulgado después del Concilio de Trento (siglo XVI), al dar explicación de aquellos lugares donde son destinadas las almas privadas de gloria, explica que “hay una tercera clase de cavidad, en donde residían las almas de los Santos antes de la venida de Cristo Señor Nuestro, en donde, sin sentir dolor alguno, sostenidos con la esperanza dichosa de la redención, disfrutan de pacífica morada.

    A estas almas piadosas que estaban esperando al Salvador en el seno de Abraham, libertó Cristo Nuestro Señor al bajar a los infiernos” (Catecismo de Trento, parte 1, cap. 6).

    El catecismo de San Pío X (1905), lo expresa claramente: “Los niños muertos sin bautizar van al limbo, donde no gozan de Dios, pero no sufren, porque teniendo el pecado original, y sólo ése, no merecen el cielo, pero tampoco el infierno o el purgatorio”.

    Pero parece que el Concilio vaticano II es más Santo que los propios Santos….

    Además, todo esto de destruir la idea del limbo de los pàrvulos, solo dispone a disminuir las culpas que acarrea un aborto por ejemplo.

    Esto es terrible.

  3. Escúchame, Claudio Vazquez, si quieres regresar a la Edad Media ve a una fiesta de disfraces. ¿Como piensas que un asesino va a dejar de cometer un aborto sólo “para que el niño no vaya al limbo”. ¡Si no le interesa ni siquiera ir al infierno él mismo! Me parece excelente que la Iglesia adapte su doctrina a la vision de un Dios Misericordioso. No es que “Dios haya cambiado de opinion”. Nadie espiritualmente sano puede creer en un Dios que mande a alguien a un castigo por portar un llamado “pecado original”, evento que sirvió a su tiempo como leyenda para forzar a la gente a que se bautice, y que hoy lo único que logra es que la gente bautice a los niños mecánicamente, por costumbre social, sin importarles el significado.
    Si quieres cantidad bruta, lo lograrás con amenazas de castigo, como a ti te gusta. Si quieres calidad, enseña el Dios real: el Misericordioso.

  4. IGNORANTE HANS..ENITA: SINCERAMENTE DEBO DECIRTE QUE ME ENCANTARÍA VIVIR EN LA EDAD MEDIA, QUE EN REALIDAD DEBERÍA SER LLAMADA ALTA EDAD MEDIA, Y NO POR NADA, SOLO PORQUE ALLI APARECIERON LAS MEJORES EXPRESIONES DEL ESPÍRITU HUMANO, EN LAS LETRAS, EL ARTE Y LA RELIGIÓN. PODRÍA HABLAR EN EXTENSO DE ESTO, PERO PARA ELLO DEBERÍAS ESTUDIAR Y VENCER TU IGNORANCIA PROFUNDA.
    LA SANTA MADRE IGLESIA DICE QUE NADIE QUE NO SE LE BORRE EL PECADO ORIGINAL PODRÁ ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS (Y CREO QUE DEBES SABER QUE ES MENTAL Y ESPIRITUALMENTE SANA).
    EL DIOS REAL ES INFINITAMENTE MISERICORDIOSO, ES CIERTO, PERO TU ESTULTICIA DE PROPORCIONES INCONMENSURABLES NO TE PERMITE SER HONESTO NI CONTIGO NI CON LOS DEMÁS, PORQUE DIOS ES TAMBIÉN INFINITAMENTE JUSTO.
    LA MISERICORDIA DE DIOS PUEDE VERSE INNUMERABLES VECES DURANTE LA VIDA DE CADA SER HUMANO POR EJEMPLO, CADA VEZ QUE NOS PERDONA A TRAVÉS DE UN SACERDOTE CATÓLICO IN PERSONA CHRISTI, CON LAS DEBIDAS DISPOSICIONES DE AMBAS PARTES. PERO AL MOMENTO DE LA MUERTE, LA MISERICORDIA DEJA EL LUGAR A LA JUSTICIA PERFECTÍSIMA. ASI COMO EL ÁRBOL CAE, ASÍ QUEDA. PERO PARA COMPRENDERLO, DEBERÍAS REMITIRTE A ESTUDIAR UN POCO…
    QUE DIOS, EN SU INFINITA MISERICORDIA, TE COLME DE BENDICIONES Y GRACIAS Y QUE OBRES EN CONSECUENCIA A LAS GRACIAS RECIBIDAS; ASÍ LA JUSTICIA PERFECTÍSIMA Y SUPREMA NO TE SORPRENDE EN PECADO MORTAL O SIN EL BAUTISMO (NECESARIO PARA BORRAR EL PECADO ORIGINAL Y SIN EL CUAL NO SE PUEDE ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS) ANTE LO CUAL TU DESTINO FINAL SERÍA EL SUFRIMIENTO ETERNO DE LAS PENAS DE DAÑO Y DE SENTIDO DEL INFIERNO.
    ABANDONA LA ESTULTICIA Y LA IGNORANCIA.
    QUE DIOS TE BENDIGA GRANDEMENTE

    1. la edad media es donde debio vivir para que en extencion argumentativa humana no solo hubiese creado ellimbo, las indulgencias, el purgatorio y otras sino tambien una gama abierta de ocaciones racionales para enriqueser y someter a cultura economica y material nuestra condicion espiritual
      o retome las indulgencias y peque que Dios lo perdona.

  5. AVE MARIA PURISIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJA, CLAUDIO, te recuerdo que la obligacion con Hans y Fritz y/o Hansel y Grettel, (ambos Hans… enistas); como a todo hereje, es la de amonestarlos en un par de ocaciones, por lo que voy a intentar explicarle al ínclito dedo meñique heresiarca que:

    D I O S; no solamente es inmutable, sino E T E R N O , esto es NUNCA cambia, y menos a nuestros caprichos, licencias, voluntariedades y opiniones; es INFINITAMENTE MISERICORDIOSO, cierto, empero tambien, INFINITAMENTE JUSTO, se ve su Misericordia explícita, en el Santo Evangelio, en Apología aun de la Adultera, (SIC.- AQUEL QUE ESTE LIBRE DE CULPA…….MUJER YO TAMPOCO TE CONDENO;…… VE Y NO PEQUES MAS); del cual se desprende de manera indubitable, que ante la contrición, el Divino Redentor se apiada en un execeso en su infinita Misericordia, del pecador “A R R E P E N T I D O” y no solo le perdona, aun de la misma ley; sino que le impone el verdadero Espíritu de Enmienda (SIC.- VE Y NO PEQUES MAS); Sin embargo, es el mismo Verbo, DIOS Hijo parte integral del DIOS Trino y Uno, quien en muchas otras alocusiones, aun a quienes como Hans le pseudo prediquen, que les dirá (SIC.- APARTAOS ID MALDITOS AL FUEGO ETERNO DEL INFIERNO, NO OS CONOZCO….. AHI SERA EL CRUJIR); por lo que mi estimado Hereje, DIOS ES; allende tu opinión, o la mia, el siglo XXI o el XIII, lo que te guste, o a mi; no se trata como decía en alguna de estas interesantes páginas, un Sacerdote, que los católicos (reales) poseamos la Verdad Absoluta sino, a contrario sensu, que los Cátólicos reales pretendemos adecuar nuestro ser y pensar a la absoluta y Divina Verdad, esto es adecuar nuestras voluntades, necesidades, luchas y busquedas a la Divina Voluntad, y no intentar adecuar a DIOS a la nuestra.

    Hans, te invito a que reflexiones, asi como puedes ver que alapretar un botoncito de tu control de TV este cambia de canal; sin que observes que fue lo que salió del control hacia el monitor, empero lo haces con fe, con la certeza de que va a pasar; así puedes tener la certeza que si aducuas tu voluntad a la de DIOS, en tí se obrarán cambios, esto es lo que se conoce en Teología, como “Gracia Santificante”, y así como en el control remoto, requieres de un mínimo de carga de batería para que funcione; para recibir la Gracia Santificante, requieres de un mínimo de Humildad; esto es sin emitir tu opinión, ya que a partir de que cualesquier ser humano, aducimos la condenatoria frase “YO Pienso, Yo Creo, A MI me parece” las baterias estan descargadas, el ser humano deja de aprehender, a partir de que el cree que ya sabe.

    SEA PARA GLORIA DE DIOS.

  6. En que parte de las Sagradas Escrituras
    aparece la doctrina del limbo que ustedes catolicos hasta ahora estan discutiendo…
    En que donde habla acerca del purgatorio…
    del rosario, de benerar imagenes de personas (me refiero a sus santos)
    que esten en la tierra o bajo ella o en el cielo…de que los sacerdotes no deben casarce…
    de rezar ciertas plegarias para perdon como penitencias,etc.
    y que hablar de las indulgencias…o acerca de que Jesús no tuvo hermanos carnales…o que Pedro fue el primer papa y nunca se caso (y pensar que Jesús le trato en una oprtunidad de satanás)…o que María no murio sino ascendio al cielo…o de las misas para sacar el alma del purgatorio…o de la “santa inquisicion” que asesino 150 millones de persona en la edad media (se acuerdan de la noche de San Bartolome en Francia)…

    pobres “ciegos guias de ciegos…y si el ciego guiare al ciego ambos caeran en el oyo…”

    Si no se arrepienten de sus pecados y aceptan a Jesús como su unico y suficiente Salvador personal, pidiendole perdon y misericordia(Juan 3:16-21)…ustedes catolicos marianos
    van a ser aquellos que diran : “pero Señor si en tu nombre hicimos tantas cosas…” El os dira: “no os conozco…apartaos de mí…”

    Cristo Salva , no la religion , no las misas,
    no las penitencias o Maria o los santos…

    Jesús dijo : “Yo soy el camino, la verdad y la vida nadie puede ir al Padre si no es por mí”

    A Dios no le interesa su erudicion o palabreria de intelectuales…. “al espíritu contrito y humillado no despreciaras tu ho Dios”

    “La sabiduría del hombre es necedad para Dios”

    dejen sus tradiciones de hombres y acerquence a las Sagradas Escrituras unica fuente de fe, de revelacion, salvacion…

    Que el Señor tenga misericordia de ustedes así como la tiene conmigo….chao

  7. Me olvidaba… Estimado protestante:
    Acaso en tu país no se veneran las estatuas de los héroes?… las chicas no besan los posters de sus artistas favoritos? tu no miras la foto de tu novia y suspiras? Y ACASO ESTO ES IDOLATRIA?
    Que los sacerdotes no deben casarse ¿no has leído en Mateo cap. 19 que dice “hay hombres que viven como eunucos por causa del Reino de Dios?
    Que las misas no salvan: En Juan cap. 4 no dice “carne es VERDADERA COMIDA y mi sangre es VERDADERA BEBIDA” “El que coma mi carne y beba mi sangre tendra vida eterna”
    Y quien instituyó la misa: CRISTO en la última cena
    Y qué dijo San Pablo en Corintios sobre la Misa que tanto desprecian los herejes: “El que come el pan y bebe el vino SIN DISCERNIR QUE ES EL CUERPO DEL SEÑOR, para su juicio come y bebe”
    Y para terminar, como dijo Martín Lutero: “EL QUE NO CREE QUE CRISTO ESTA EN LA HOSTIA DEBE SER UN IDIOTA O UN LOCO, PUES LA BIBLIA HABLA CLARAMENTE DE ESTO”
    Saludos Rubencito y que Dios te ilumine al igual que cuantos están en el error… incluyendo a los católicos que se refugian en doctrinas medioevales y las creen “verdad revelada”

  8. Queridos hermanos en Cristo:

    Imagino que muchos de quienes ingresen a este post, preguntandose sobre el limbo, serán padres quen han “perdido” sus hijos sin haberlos bautizado o bien en el embarazo.

    Pensando en ellos he creado un espacio de oración que invito a conocer haciendo clic en http://www.pablocordoba.com

    Hasta pronto, Pablo Córdoba.

  9. La Iglesia nunca ha definido el Limbo de los niños como DOGMA DE FE, y mientras no sea definido, como tal, cada quien es libre de hacer su interpretación. Ya expresa Claudio el punto de vista del actual catecismo de la Iglesia en el punto # 1261, y no seré repetitivo.
    Y hasta donde yo se, el Limbo fué una opinión expresada por los Teologos Escolasticos, que no sabian donde colocar a los niños muertos sin bautismo o con solo el pecado original, pero tampoco al infierno, donde van unicamente los que mueren en pecado mortal cometido voluntariamente.
    Y referente a los doctores de la Iglesia, tambien hay diferencias de opiniones, porque Santa Teresita del niño Jesús, difiere de S. Agustin,y S. Gregorio Nacianceno. del mismo modo que el actual catecismo, opina diferente al de San Pio X.
    Desgraciadamente en este panel, se tiende a radicalizar estos conceptos, y quienes radicalizan demuestran ser poco versados en la historia de la Teologia, y les voy a poner un ejemplo que parece ser “no recuerdan” y fueron las luchas y evoluciones doctrinales entre los teologos a proposito de la doctrina sobre la Inmaculada Concepción, antes de ser expresamente definida por la Iglesia como doctrina de Fe. y eso es, exactamente lo que esta ocurriendo hoy en dia con las distintas escuelas teologicas.
    Y aunque no es el tema a tratar, a ti amigo Rubén te responderé lo siguiente:
    Hay muchos lugares, en la biblia, tanto en el antiguo como hnuevo testamento donde se demuestra que “HAY PECADOS” que si se perdonan en la otra vida, en el antiguo testamento, hay un pasaje muy claro en el II libro de los Macabeos, ¡pero claro!. Cuando cuando lo escrito en un pasaje de la biblia, no es conveniente para la doctrina protestante, lo que suelen hacer es simplemente, descalificar el libro, y retirarlo de su biblia, alegando que no es canonico.
    Pero el pasaje mas claro, al respecto nos lo dice e nuevo testamento, y son palabras textiales de Nuestro Señor Jesucristo, en Mt. 12.32. EL QUE HABLE EN CONTRA DEL HIJO DEL HOMBRE, SERÁ PERDONADO, PERO EL QUE HABLE CONTRA EL ESPIRITU SANTO, NO SERÁ PERDONADO, NI EN ESTA VIDA ¡¡¡NI EN LA OTRA!!. y te vuelvo a repetir Ruben ¡¡NI EN LA OTRA!!
    Luego queda perfectamente claro, que si al cielo, “no se puede” entrar con pecado. y el infierno ES ETERNO y por lo tanto ahí NO SE PERDONA NINGUN PECADO.
    Es mas que obvio, que debe existir, un lugar donde despues de la muerte SI SE PERDONAN LOS PECADOS. y ase lugar que Jesucristo no le da nombre, pero

  10. ( CONTINUACION DE LA DISCUSION # 10)

    Es mas que obvio, que debe de existir, un lugar donde despues de la muerte. SI SE PERDONAN LOS PECADOS, y a ese lugar, al cual se refiere Nuestro Señor Jesucristo, pero que no le da nombre. el magisterio de la Iglesia, lo denomina “”PURGATORIO””

  11. Que se junte la”Santa Inquisicion” y que deliberen la QUITA DEL INFIERNO. jejeje me parece que les estan tomando el pelo a sus pobres seguidores, idolatras de imagenes.
    no entiendo como pueden seguir a esa manga de corruptos, delincuentes, asesinos.
    Busquen en la Web, y de seguro se van a enterar de algo….

  12. No dejan de ser hombres los que aqui se expresan. Unos atacando la Iglesia Cristiana , otros la Catolica , otros defendiendolas.

    Lo que deben entender los que no creen y acusan, es que todo lo que digan los hombres sea verdadero o falso, no cambiara la PALABRA DE DIOS NI SU MANDATO, MENOS LO QUE EL ESTE PROGAMANDO PARA EL UNIVERSO ENTERO.
    No olvidemos que las iglesias estan comandadas por hombres que pueden equivocarse por no ser perfectos.
    A los hombres nos queda seguir la ensenanza Divina que esta en nsotros mismos y que claramente nos dana o nos eleva.
    RECIBIDA por Dios en sus ensenanzas y mandamientos a su paso por la tierra.
    Eso es bien simple y facil de entender.
    lo entienden los ninos con toda su inocencia y hasta los animales,con simples instintos. Hay miles de referencias de esto.
    Dejen de ser Cain y Abel que no tenemos tiempo de reconciliarnos, amense unos a otros la vida es muy corta y hermosa para perderla en discuciones.Dejen a Dios lo demas.
    Emperita

Los comentarios están cerrados.