EL ESPÍRITU CONSOLADOR

O REFLEXIONES SOBRE

ALGUNAS PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO,

MUY PROPIAS PARA CONSOLAR

LAS ALMAS AFLIGIDAS

 

DÍA CUARTO

Per patientiam curramus ad propositum nobis certamen: aspicientes in auctorem fidei, et consummatorem Jesum, qui proposito sibi gaudio sustinuit crucem, confusione contempta. Heb. 12, 1-2

Recogitate enim eum qui talem sustinuit a peccatoribis adversus semetipsum contradictionem, ut ne fatigemini, animis vestris deficientes. Ibid., 3

9ce6b55ae71a24375b88c54752085432

Corramos por la paciencia al término de nuestro combate, poniendo los ojos en Jesús autor y consumador de nuestra fe, el cual en vista del gozo que le estaba preparado en la gloria, sufrió la cruz, sin hacer caso de la ignominia.

Contemplad y reflexionad allá para con vosotros en aquel que sufrió una contradicción tan grande de los pecadores levantados contra él, y no desaniméis ni desfallezcáis.

 

La Cruz, dice San Agustín, es la cátedra en que el Hijo de Dios nos enseña la práctica de todas las virtudes.

A la verdad, cuando lo veo morir sobre la Cruz por obedecer a la voluntad de su Padre, en suma desnudez, animado de los más nobles y generosos sentimientos para con los mismos que le quitaron la vida, cuando lo veo pronto a padecer por la salvación de los hombres una muerte aún más cruel y más dolorosa, si esta fuese la voluntad de su Padre, ¡qué sentimientos nacen en mi alma!

Si ella fuese dócil a la voz de la gracia que le habla, y que le instruye con este importante ejemplo, sentirá la más exacta obediencia a la voluntad de Dios, y tendrá una profunda humildad, una total abnegación de sí misma, una ardiente caridad con el prójimo, hasta con las personas más indignas de su amistad; y particularmente sentirá el amor más vivo y más tierno para con Dios, que la amó hasta morir por ella. Seguir leyendo

Mons. Tihamér Tóth- El matrimonio cristiano

CAPÍTULO II

EL MATRIMONIO ANTES DE CRISTO

Matrimonio.-Rito-extraordinario2

El Apóstol SAN PABLO, al tratar del matrimonio en su Carta a los Efesios, emplea esta expresión de profundo significado: «es éste un misterio (sacramento) grande», «magnum mysterium» (Ef 5, 32).

Lo primero, que tendremos que hacer, por tanto, es penetrar hasta el fondo en la esencia de éste «gran misterio» mencionado por San Pablo.

¿Cuál es la esencia del matrimonio? ¿Cuál es el pensamiento profundo que el Creador quiso realizar al instituir el matrimonio? ¿Fue realmente Él quien lo ordenó? ¿O no fue, más bien, el matrimonio una imposición del capricho humano o un producto de la cultura? ¿Cuál es el matrimonio ideal según el plan de Dios? Estas son las cuestiones que estudiaremos en el presente capítulo y en el siguiente.

Seguir leyendo

EL ESPÍRITU CONSOLADOR

O REFLEXIONES SOBRE

ALGUNAS PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO,

MUY PROPIAS PARA CONSOLAR

LAS ALMAS AFLIGIDAS

 

DÍA TRES

Gloriamur in tribulationibus. Rom. 5, 3

Mihi absit gloriari, nisi in cruce Domini nostri Jesu-Christi. Gálatas 6, 14

577314d025ac1c7f52779f2b3f73537c

Os alabamos y glorificamos en medio de nuestras tribulaciones.

No permitáis Señor, que yo me gloríe de otra cosa, que de la cruz de Nuestro Señor Jesucristo.

 

La cruz que Dios me ha enviado es un don precioso de su mano, y el único que me da motivo de gloriarme. ¡Qué gloria en efecto!

En el instante en que el Padre celestial me hace entrar en participación de la Cruz de su Hijo, si acierto a llevarla con resignación y humildad, me encuentro hecho a sus ojos un objeto de ternura y complacencia.

Este divino Hijo fue su Hijo amado: Filius dilectus, porque se sujetó a nacer en la pobreza, a vivir en la ignominia, y a morir con aquel género de muerte que fuere más del agrado de su Eterno Padre.

Si participo de sus sufrimientos, me hago del número de aquellos bienaventurados de que habla San Pablo, que ha predestinado el Eterno Padre, para que sean conformes con la imagen de su Hijo; y entonces soy también del número de aquellos que deben regocijarse, como dice San Pedro, porque teniendo parte en los tormentos de Jesucristo, reposa en ellos todo lo que hay de honor, de gloria, de virtud divina, y aun el mismo espíritu de Dios. Seguir leyendo

Dom Gueranger: Rogativas

0425-ROGATIVAS (1)“Año Litúrgico”

Dom Gueranger

Las Rogativas y el Tiempo Pascual
Hoy da comienzo un triduo dedicado a la penitencia. Este acontecimiento inesperado parece a primera vista una especie de anomalía en el tiempo pascual; y, sin embargo, cuando se reflexiona sobre su sentido se comprende que esta institución tiene una relación íntima con los días en que nos encontramos. Es cierto que el Salvador decía antes de su Pasión que “durante la estancia del Esposo entre nosotros, no es tiempo de ayunar” ¿pero estas últimas horas que preceden a su partida para el cielo no tiene algo de melancólico? ¿Y no nos sentimos naturalmente llevados ayer a pensar en la tristeza resignada y contenida que oprime el corazón de la divina Madre, y el de los discípulos, en vísperas de perder a aquel cuya presencia era para ellos anticipo de goces celestiales?
Origen de la Rogativas
Ahora debemos referir cómo y con qué ocasión el Ciclo litúrgico fué completado, en este tiempo, por la introducción de estos tres días durante los cuales la Santa Iglesia, tan radiante como estaba por los esplendores de la Resurrección, parece querer volver de repente al duelo cuaresmal. El Espíritu Santo que la dirige en todos los acontecimientos ha querido que una humilde Iglesia de las Galias, poco después de la mitad del siglo v, diese comienzo a este rito, que se extiende rápidamente a toda la catolicidad, donde fué recibido como un complemento de la liturgia pascual.

Seguir leyendo

EL ESPÍRITU CONSOLADOR

O REFLEXIONES SOBRE

ALGUNAS PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO,

MUY PROPIAS PARA CONSOLAR

LAS ALMAS AFLIGIDAS

 

DÍA DOS

Communicantes Christi passionihus gaudete. I Petr. 4, 13

Christo passo in carne, et vos eadem cogitatione armamini. Ibid., 1

97b2dec8b632dcd559433a4c36f5448c

Alegraos y regocijaos cuando seáis participantes de los sufrimientos de Jesucristo.

Alentaos y fortaleceos con el pensamiento de que el mismo Señor ha padecido en su propia carne.

 

¡Qué bondad la de mi Dios, hacerme participante de los sufrimientos del Salvador! Él obra conmigo, como lo ha hecho con su propio Hijo. Toda su vida, como dice Tomas de Kempis, no fue sino una cruz y un continuado martirio.

La Escritura nos lo muestra, mientras estuvo en este mundo, siempre lleno de oprobios, y tratado como un vil gusano de la tierra.

Cuando pienso que la vida del mismo Hijo de Dios fue una vida toda de lágrimas, penas y dolores, ¿podría yo desear pasar la mía en medio de la paz y las delicias? ¿Seré yo acaso infeliz, teniendo una suerte semejante a la suya? Seguir leyendo

P.MERAMO SERMÓN DEL QUINTO DOMINGO DESPUES DE PASCUA

meramo

Compartimos con nuestros lectores el SERMÓN DEL QUINTO DOMINGO DESPUÉS DE PASCUA- 2016 – del querido P. Basilio Méramo.

 ESCUCHAR AHORA

DESCARGAR AUDIO MP3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_11372051_4_1.html?c1=ff6600