EL OBISPO DE KENT: ARTERO…

CONTRADICTORIO, ALEVE, SINVERGÜENZA

El obispo-que-parece-que-nunca-se-va-a-retractar, acaba de darnos una lección de política del más alto vuelo; o sea, se nos fue a la Estratósfera…

Ahora resulta que el redentor del mundo (o por lo menos de los EE.UU.) se llama Donald Trump… secundado —como no podía concluir de otra manera el pensamiento (?) de Monseñor de Kent— por… ¡Vladimir Putin! Seguramente, una vez que asuma el rubio extravagante en Washington, Monseñor nos va a revelar la novedad de que Trump y Putin son Enoc y Elías, los dos testigos del Apocalipsis. Testigos van a ser, sí, pero al estilo del Anomos y del Falso Profeta.

Repasemos, pues, las atrocidades del Eleison 491:

1) Dice que Trump es una “suspensión otorgada por Dios a años y años de gobierno liberal,… ”; más adelante, sostiene con alguna dosis de acierto, aunque contradiciendo lo anterior: “él todavía es liberal en muchas maneras —¿quien no lo es?— ”. Esa última expresión, Monseñor, ¿no se refiere a Usted?

Sigue leyendo

Padre Juan Carlos Ceriani: Sermón de la Domínica 3ª de Adviento

Sermones-Ceriani

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

Y éste es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron a él de Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle: “¿Tú quién eres?” Y confesó y no negó: y confesó: “Que yo no soy el Cristo”. Y le preguntaron: “¿Pues qué cosa? ¿Eres tú Elías?” Y dijo: “No soy”. “¿Eres tú el Profeta?” Y respondió: “No”. Y le dijeron: “¿Pues quién eres, para que podamos dar respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?” El dijo: “Yo soy la voz del que clama en el desierto: enderezad el camino del Señor, como dijo Isaías profeta”. Y los que habían sido enviados eran de los fariseos. Y le preguntaron y le dijeron: “¿Pues por qué bautizas si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el Profeta?” Juan les respondió, y dijo: “Yo bautizo en agua; mas en medio de vosotros está a quien vosotros no conocéis. Este es el que ha de venir en pos de mí, que ha sido engendrado antes de mí; del cual yo no soy digno de desatar la correa del zapato”. Esto aconteció en Betania, de la otra parte del Jordán, en donde estaba Juan bautizando.

Cuando se realiza una lectura meditada de la Liturgia del Adviento, tanto en el Breviario como en el Misal, se descubre que no es el nacimiento de Cristo según la carne lo que más se celebra, sino más bien su venida gloriosa al fin de los tiempos.

Como ejemplo, en este Tercer Domingo, el responso de la tercera lección es como sigue:

He aquí que el Señor aparecerá sobre una nube resplandeciente, y con Él millares de Santos, y llevará escrito en su vestido y en su muslo: Rey de reyes y Señor de los que dominan. Se mostrará por fin y no nos engañará; si tardare espérale ya que vendrá.

Sigue leyendo

JOSEF PIEPER: LAS VIRTUDES FUNDAMENTALES

LA FORTALEZA

RESISTIR Y ATACAR

Fortaleza y carencia de miedo

Ser fuerte o valiente no es lo mismo que no tener miedo.

Por el contrario, la virtud de la fortaleza es cabalmente incompatible con un cierto género de ausencia de temor: la impavidez, que descansa en una estimación y valoración erróneas de lo real.

Pareja impavidez, o bien es ciega y sorda para la realidad del peligro, o bien es resultado de una perversión del amor.

Porque el temor y el amor se condicionan mutuamente: cuando nada se ama, nada se teme; y si se trastorna el orden del amor, se pervierte asimismo el orden del temor.

Sin duda, el hombre que ha perdido la voluntad de vivir cesa de sentir miedo ante la muerte.

Pero la indiferencia que nace del hastío de la vida se encuentra a fabulosa distancia de la verdadera fortaleza, en la medida en que representa una inversión del orden natural.

La virtud de la fortaleza no ignora el orden natural de las cosas, al que reconoce y guarda.

El sujeto valeroso mantiene sus ojos bien abiertos y es consciente de que el daño a que se expone es un mal.

fortaleza-4Sin falsear ni valorar con torcido criterio la realidad, deja que ésta le «sepa» tal como realmente es: por eso ni ama la muerte ni desprecia la vida.

Sigue leyendo

TRIDUO PARA DISPONERSE A LA FIESTA DE MARÍA SANTÍSIMA DE GUADALUPE

MODO DE HACER ESTE TRIDUO

El tiempo más propio es tres días antes del día 12 de Diciembre, el cual se llama día de la aparición, por haber aparecido tal día la prodigiosa imagen de la Virgen  de Guadalupe; por lo que deberá comenzarse el Triduo el 9 de Diciembre. Podrá  también hacerse en cualquiera otro tiempo del año, siendo todo buen tiempo para venerar a la Virgen. Pondréis en la parte más decente de la casa el cuadro e imagen de la Santísima Virgen de Guadalupe; y si no lo tuviereis, cualquiera otra imagen de nuestra Señora: la adornaréis con flores y rosas: encenderéis el número de velas que pudiereis. Delante de este altar, de rodillas, con toda vuestra familia, y hecha la señal de la cruz, rezareis estos tres días, durante los cuales para hacer verdadero obsequio a Nuestra Madre, ofreceréis algún sacrificio cada día y os confesareis y comulgareis.

46e08ac6-697e-46a7-9130-975fab97641a

Primer Día

ACTO DE CONTRICIÓN

 Amorosísimo Dios, Trino y Uno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, a quien amo y en quien espero conozco que siendo Vos mi Padre no os he amado; siendo Vos mi Redentor, os he despreciado; siendo mi Bienhechor, no os he correspondido. Conozco que me he olvidado de serviros, de ser fiel y de ser agradecido. Conozco haber merecido por muchos títulos vuestra ira y mi ruina. Pero ya confieso, Señor mío, que he pecado: me pesa de haberos ofendido sólo porque sois Dios, porque sois suma bondad, y digno de ser amado. Propongo de no ofenderos ya más, sólo por ser quien sois, sólo por vuestra bondad: haced, mi Dios, que yo siempre os ame con todo mi corazón: no merecen esta dicha mis culpas; pero Vos, Señor, mirad que sois Padre, mirad vuestra sacratísima sangre, mirad vuestro amor.

Sigue leyendo

Novena en honor de Santa Lucía de Siracusa

Mártir

Día 6

Patrona de personas con problemas oculares; ciegos; escritores; autores; cristaleros; obreros; campesinos; talabarteros; mártires. Protectora contra la ceguera; problemas oculares; epidemias; enfermedades e infecciones de la garganta; hemorragias

santa-lucia-6

DÍA SEXTO

Puesto de rodillas delante del altar o imagen de Santa Lucía, se dará principio con la “señal de la Cruz”, y levantando el corazón a Dios, procurar alentar la confianza y avivar la fe; haciéndose presente con la consideración a toda la Corte Celestial, y a la Reina de los Ángeles nuestra especial abogada, en cuya presencia con humildad, dolor y arrepentimiento, dirá el Acto de Contrición acostumbrado: Señor mío Jesucristo, etc.

Oración preparatoria

Gloriosa Santa Lucía, Virgen y Mártir de Jesucristo; si es para gloria de su Majestad divina, y para honra vuestra, que yo consiga lo que deseo y pido en esta Novena, alcanzadme esta gracia del Señor; y si no enderezad mi petición, y pedid para mí a Dios aquello que más me conviene para mayor gloria suya, vida, salud y provecho de mi alma. Amén.

Sigue leyendo

PATRICIA VERBOVEN – DECIMEJORGE: GARABATERO – GROSERO – SOEZ

El coprolálico Bergog LÍO

almas-al-infierno

Si pasan dos o tres días en que no dice nada fuera de lugar, ¡empezamos a sospechar si sigue vivo o si está enfermo!

Pero ayer escuché de nuevo la típica frase: “¡¡¿A que no sabes lo que dijo Bergoglio?!!”

Esta vez, me he sentido en un aprieto… Si alguien habla sobre temas desagradables y ordinarios, ¿cómo hacer una crítica sin repetir las mismas groserías?

Quedan dos alternativas: o callarse la boca, atarse las manos y apagar la computadora, o tratar de justificar el escrito apelando a que es una simple advertencia para que los incautos o seguidores de bergog LÍO no le busquen explicaciones a lo que dijo y evitarles el escándalo.

Toda la vehemencia de mis dedos sobre el teclado, me llevan a tomar la segunda opción.

Y aquí la ADVERTENCIA:

No vaya a buscar en internet el significado de los términos que Decimejorge usó, si no los conoce, porque pueden aparecer imágenes indecentes y agresivas que no hace falta tener registradas en la memoria. Y aprovecho aquí para recordar lo que nos enseña la Teología Moral y la Ascética: el demonio utiliza para tentarnos toda imagen que ya tenemos registrada en nuestra mente; el maligno no puede tentarnos con lo que desconocemos.

Sigue leyendo

Mons Tihamer Tóth- El Joven de Carácter

joven¿Qué es lo más difícil en el mundo?

Hay muchos estudiantes que saben enumerar sin equivocarse los nombres de los integrantes de sus equipos de fútbol favoritos, pero apenas conocen los valores escondidos en su alma ni tienen idea de las pasiones que se desencadenan en su interior.

El pagano Pitágoras encargó con solicitud a sus discípulos que dos veces al día, a la mañana y a la tarde, se dirigieran estas tres preguntas: «¿Qué he comido? ¿Cómo he comido? ¿He cumplido todo lo que había de hacer?»

Sextio se hacía las siguientes preguntas cada noche: « ¿Qué defectos has vencido hoy? ¿En qué te has enmendado hoy?»

El pagano Séneca escribió lo siguiente: «Tengo el hábito de examinarme cada día. Por la noche, al apagar las luces, repaso el día, y pongo en la balanza todas mis palabras y todas mis obras.»

Sólo quien se conoce puede mandarse a sí mismo, y ser dueño de sí. El maquinista sólo domina la locomotora si la conoce hasta el último tornillo; sabe cómo han de manejarse las válvulas, etc.

Pero ¿sabes por qué no les gusta a los hombres hacer una inspección de su propia alma? Temen el espectáculo de ver sus múltiples defectos y egoís­mos. Quizá tú también te hayas encontrado en semejante caso. Hiciste, hablas­te cosas, por las cuales los hombres te felicitaron; sin embargo, si hubie­ras pensado sinceramente, habrías visto que esto lo dijiste por vanidad y aquello lo hiciste por egoísmo u obstinación.

«¡En vano; no tengo suerte!», dice un joven después del suspenso. Sin embargo, si hablara con sinceridad, diría: «No estudio lo suficiente.»

«En casa siempre me hacen rabiar», dice otro. Tendría que decir: «Otra vez no seré tan insoportable y caprichoso.»

Preguntaron a un sabio griego, Tales, qué era la cosa más difícil en el mundo. El sabio contestó: «La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil es hablar mal de los demás.»

Sigue leyendo