PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO DÉCIMOQUINTO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

domingo-15-despues-de-pentecostes

Introito

Inclina, Señor, tu oído hacia mí, y óyeme; salva, oh Dios mío, a tu siervo, que espera en Ti; ten piedad de mí, Señor; porque a Ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo; porque a Ti, Señor, elevo mi alma. Gloria al Padre…

Seguir leyendo

Padre Juan Carlos Ceriani: Sermón de la Domínica 15ª después de Pentecostés

Sermones-Ceriani

DECIMOQUINTO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Y aconteció después, que iba a una ciudad, llamada Naím; y sus discípulos iban con Él, y una grande muchedumbre de pueblo. Y cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que sacaban fuera a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y venía con ella mucha gente de la ciudad. Luego que la vio el Señor, movido de misericordia por ella, le dijo: No llores. Y se acercó, y tocó el féretro; y los que lo llevaban, se pararon. Y dijo: Mancebo, a ti digo, levántate. Y se sentó el que había estado muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre, y tuvieron todos grande miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y Dios ha visitado a su pueblo. Y la fama de este milagro corrió por toda la Judea, y por toda la comarca.

Llegando a la ciudad de Naím, Nuestro Señor se encuentra con la muerte…

Jesús, autor de la vida, quien proclama ser la resurrección y la vida, se halla frente a frente con la muerte…

Conmovido ante la desgracia, obra el milagro y resucita al joven muerto…

Meditemos, pues, sobre la muerte y la resurrección…

Para esto nos serviremos de las meditaciones de un carmelita descalzo, Alegría de Morir, que hemos publicado en el blog entre noviembre de 2012 y octubre de 2013.

+++

Naturalmente todos deseamos vivir, pues hemos sido creados para la vida… El hombre busca sediento la vida perfecta, sin dolencias ni sinsabores, ajena de luchas; busca una vida de luz sin sombras, sin enfermedades ni desvelos; busca un vivir radiante de verdad, sin nube alguna de equivocación ni error. Anhela la vida perfecta y segura, sin límites ni ocaso…

Sabemos los cristianos que la muerte fue el castigo que Dios impuso al hombre por su desobediencia, y San Pablo nos dice que la muerte entró en el mundo por el pecado.

Seguir leyendo

MÉTODO PRÁCTICO PARA HABLAR CON DIOS

SEGUNDA PARTE

LOS MEDIOS QUE SON MENESTER TOMAR PARA HABLAR BIEN CON DIOS

ENTRETENIMIENTO VI

Y sexto medio para hablar con Dios

Amor a la soledad

13266128_1597778263884455_1496200780742343633_n

El Siervo. ¡Oh cuanto encanta la soledad a cualquiera que sabe gustar sus dulzuras! En ella no hay turbación ninguna, ninguna queja, ninguna desunión; la ambición, emulación, temor y aflicción, están de ella desterradas. Allí se vive en reposo, sin incomodidad y sin cuidados, fuera del ruido y embarazos del mundo, al abrigo de la inconstancia de la fortuna, de la infidelidad de los amigos y de la malicia de los hombres. El espíritu no está atormentado, ni el corazón dividido por las pasiones violentas. El alma se halla siempre en el mismo sosiego, siempre quieta y tranquila, únicamente ocupada en lo que sólo puede contentarla; así goza de una felicidad constante y sólida. Ella goza de Vos, oh Dios mío, que es cuanto se puede decir, ella goza de Vos ¡Oh, cómo siente entonces la verdad de vuestras amables promesas! ¡Con qué efusión de corazón os comunicáis Vos a ella! ¡De qué torrente de delicias la embriagáis!

Yo no me admiro, después de ésto, que los Santos mostrasen tener tanto aprecio de la soledad; que un San Jerónimo la prefirió a todo lo que había visto más aliciente en Roma; que un San Agustín no la dejó sino gimiendo, y después de una orden expresa de su Obispo; que un San Celestino se volvió a ella algunos meses después que lo sacaron para colocarlo sobre el primer trono de la Iglesia; que un San Arsenio no quiso ni aun interrumpirla para recibir la visita de un Emperador; que tantas personas de uno y otro sexo renuncian el día de hoy toda suerte de entretenimientos y amistades inútiles, por gustar de los dulces frutos de esta soledad. Yo no me admiro, dije: ¿Se puede estar con otro alguno mejor que con Vos, oh centro de todo bien? ¿Y vuestra compañía por ventura no vale más que la de los hombres? ¡Ah! ¡Si yo pudiera gozar de Vos; si yo pudiera sepultarme para siempre en lo más retirado de un desierto, y allí no pensar, ni hablar más que de Vos, y a Vos! Vos sabéis, oh sabiduría divina, como yo no suspiro sino por esta felicidad; Vos oís mis clamores y mis gemidos, ¿y estaréis siempre insensible? ¿No romperéis jamás los lazos que me ligan a este mundo infeliz? Todo en él me lleva a la distracción. No hay cosa (hasta los ejercicios de caridad y de celo) que no me distraiga de vuestra divina presencia. Tened compasión de mí, Señor, y dignaos en fin introducirme en el bienaventurado retiro de la soledad. Seguir leyendo

El Secreto Admirable del Santísimo Rosario- Día Veintisiete

de San Luis María Grignion de Montfort

Presentación: Publicaremos durante el mes de agosto, dedicado al Corazón Inmaculado de María, el libro “El Secreto Admirable del Santísimo Rosario” dividido en 31 meditaciones acompañadas de oraciones escritas por el mismo santo, en honra de María Santísima en calidad de esclavo. (Ver preparación para la Esclavitud Mariana aqui)

Valencia - santo domingo de guzman virgen rosario santa catalina grabado pascual y abad bib val nicolau primitiu grab294
Oración Inicial a Nuestra Señora

¡Salve, María , amadísima Hija del Eterno Padre; salve María, madre admirable del Hijo; salve, María, fidelísima Esposa del Espíritu Santo; salve, María, mi amada Madre, mi amable Maestra, mi poderosa Soberana; salve, gozo mío, gloria mía, mi corazón y mi alma! Sois toda mía por misericordia, y yo soy todo vuestro por justicia, pero todavía no lo soy bastante. De nuevo me entrego a Ti todo entero en calidad de eterno esclavo, sin reservar nada, ni para mí, ni para otros.

Seguir leyendo

NOVENA A SAN PIO X- DÍA TERCERO

En las Oraciones para cada día de la Novena se glosan los principales documentos publicados durante el glorioso Pontificado de San Pío X.

Los hechos milagrosos que se relatan, constan probados en el expediente de canonización y son recogidos por sus más eminentes biógrafos.

san-pio-x-3
Por la señal de la Santa Cruz, etc.
Acto de contrición.

ORACIÓN PREPARATORIA
PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA

 

Eterno Dios, que por tu inagotable Providencia das a tu Iglesia en cada momento el Pastor más conveniente a sus supremos intereses, por la memoria del que fue Padre celosísimo y eficaz para la propagación de nuestra Fe y para el bien de toda la humanidad, San Pío X, te rogamos nos induzcas cada día más a tener fidelidad absoluta a las enseñanzas del Pontificado y, siguiendo la consigna del ilustre Santo, sea norma de nuestra vida instaurarlo todo en Cristo, para lograr así la paz del mundo y asegurar nuestra perseverancia final.

Te pedimos de un modo especial, ¡oh Dios misericordioso!, imprimas en nuestros corazones un profundo amor y devoción al Santísimo Sacramento del Altar, para que siendo fieles devotos de quien mereció ser designado como el Papa de la Eucaristía, no pase día sin que acompañemos a Jesús en la soledad de su Sagrario, para merecer recibirlo con la mayor frecuencia posible durante nuestra vida y especialmente, en la hora de nuestra muerte. Te suplicamos, además, nos alcances el favor que pedimos en esta Novena si ha de ser para tu mayor honra y gloria.

Interponemos como intercesores a nuestras súplicas, a tan Santo Pontífice, a todos nuestros Patrones y Abogados y de un modo especial, a la Virgen Santísima, cuya protección, por medio del Santo Rosario, quiso San Pío X fuera la que asegurara la salvación del mundo.

En honor del Santísimo Sacramento, del que tan ejemplar devoto fue San Pío X, rezaremos un Padrenuestro, Avemaría y Gloria, rogando por las intenciones del Sumo Pontífice y por las necesidades de la Iglesia, con el propósito de ganar las indulgencias concedidas.

 

ORACIÓN – DÍA TERCERO

Glorioso San Pío X, que supiste mantener durante tu ilustre Pontificado las prerrogativas de la Iglesia en sus relaciones con el Estado, protestando de manera eficaz contra las persecuciones de que fueron objeto las corporaciones religiosas por parte de los poderes laicos, manifestando cuánto apenaban tu corazón de Padre las vejaciones de que fueron objeto, intercede para que Dios conceda a todos los religiosos que cada día perseveren más en el espíritu de su orden, y cumplan la altísima misión que sus fundadores se impusieron.

Haz, por tu intercesión, que todos los estados católicos mantengan relaciones de cordial colaboración, y los que no lo son de respetuosa tolerancia, con nuestra Santa Iglesia, y que cada día ésta aumente su influencia en la Sociedad, para llevar a mayor número de hombres al camino de la verdadera felicidad. Amén. 

Seguir leyendo

SANTO TOMÁS: LO CONTRANATURAL

SUMA TEOLÓGICA

I-II Cuestión 31, artículo 7

santo tomas10

Hay algunas delectaciones no naturales

Se denomina natural lo que es conforme a la naturaleza.

Mas la naturaleza en el hombre puede tomarse de dos maneras.

Una, en cuanto que el entendimiento o razón constituye principalmente la naturaleza del hombre, pues por ella es constituido el hombre en su especie. Y en este sentido pueden llamarse delectaciones naturales de los hombres las que se encuentran en lo que conviene al hombre según la razón, como es natural al hombre deleitarse en la contemplación de la verdad y en los actos de las virtudes.

De otra manera puede tomarse la naturaleza en el hombre en cuanto se contrapone a la razón, es decir, lo que es común al hombre y a otros seres, principalmente lo que no obedece a la razón. Y en este sentido, las cosas que pertenecen a la conservación del cuerpo, bien en cuanto individuo, como la comida, la bebida, el lecho y cosas similares, o bien en cuanto a la especie, como el uso de las cosas venéreas, se dicen deleitables al hombre naturalmente.

Mas entre estas dos clases de delectaciones sucede que algunas son no naturales, absolutamente hablando, pero connaturales bajo cierto aspecto. Porque acontece corromperse en algún individuo alguno de los principios naturales de la especie, y así, lo que es contra la naturaleza de la especie llega a ser natural accidentalmente a tal individuo, como es natural al agua que ha sido calentada el que caliente.

Así, pues, sucede que lo que es contra la naturaleza del hombre, ya en cuanto a la razón, ya en cuanto a la conservación del cuerpo, se hace connatural a un determinado hombre a causa de alguna corrupción natural existente en él.

Esta corrupción puede ser, o por parte del cuerpo, bien por enfermedad, como a los que tienen fiebre las cosas dulces les parecen amargas, y a la inversa; o bien a causa de la mala complexión, como algunos se deleitan comiendo tierra o carbón o algunas cosas similares; o también por parte del alma, como algunos, por costumbre, se deleitan en comer hombres o en el coito con bestias o con varones o en otras cosas similares, que no son conformes a la naturaleza humana.

SANTO CURA DE ARS- SERMONES ESCOGIDOS

LA PALABRA

Santo Cura de Ars5

Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica

(S. LUCAS XI, XXVIII.)

Leemos en el Evangelio, hijos míos que el Salvador del mundo predicaba al pueblo y les decía cosas tan maravillosas y admirables, que una mujer que estaba entre la multitud, levantó su voz clamando: Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te alimentaron, mas jesucristo repuso al momento; Mucho mas dichosos es aquel que escucha la palabra de Dios y observa lo que ella le prescribe …

ESCUCHAR AHORA

DESCARGAR AUDIO MP3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_12671875_4_1.html?c1=ff6600