Sí; no cabe ninguna duda…

“¡HA BLASFEMADO! ¿QUÉ NECESIDAD TENEMOS YA DE TESTIGOS? AHORA MISMO, VOSOTROS HABÉIS OÍDO LA BLASFEMIA”

(Mateo, XXVII, 65)

La frase del título, que pronunció Caifás cuando Nuestro Señor declaró su Divinidad, refiere a la pena establecida en Levítico XXIV, 16: “Quien blasfemare el Nombre de Yahvé muera irremisiblemente; toda la Congregación le apedreará. El extranjero y el indígena cuando blasfemare el Nombre morirá.” Monseñor Straubinger, comentando este pasaje, nos dice:

¡Cuán enorme delito sea la blasfemia se ve por el hecho de que Dios la hace castigar con la pena de muerte! Y sin embargo, tan arraigado se halla este mal entre los pueblos modernos que hoy se blasfema por costumbre, casi como por diversión.

Y es así; de esto acusaron al Mesías, y por eso el versículo siguiente de San Mateo, continúa con la pregunta de Caifás: “¿Qué os parece?” Contestaron diciendo: “Merece la muerte.

¿Qué es una blasfemia? Una injuria, ofensa o irreverencia a Dios; el vocablo proviene de las palabras griegas βλάπτειν (daño) y φήμη (fama).

En materia teológica la blasfemia no se limita a esos agravios a Dios, sino que se extiende a las injurias a lo sagrado y a los santos; y entre estos, en particular, a los ataques a María Santísima.

Sigue leyendo

PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA

segundo-domingo-despues-de-pascua

Introito

Toda la tierra está llena de la misericordia del Señor, aleluya; por la palabra del Señor se fundaron los cielos, aleluya, aleluya. Regocíjense, justos, en el Señor; a los rectos de corazón es a quienes toca tributar esta alabanza.

Sigue leyendo

Padre Juan Carlos Ceriani: Sermón de la Domínica 2ª de Pascua

 SEGUNDO DOMINGO DESPUÉS DE PASCUA

Domingo del Buen Pastor

El Evangelio de este Segundo Domingo después de Pascua está tomado del capítulo décimo de San Juan, versículos 11 al 16 destacados en azul, pero es muy provechoso leer el contexto:

En verdad, en verdad os digo, que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, mas sube por otra parte, aquél es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, pastor es de las ovejas. A éste abre el portero. Y las ovejas oyen su voz, y a las ovejas propias llama por su nombre, y las saca. Y cuando ha sacado fuera sus ovejas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no le siguen, huyen de él; porque no conocen la voz de los extraños. Esta parábola les dijo Jesús. Mas ellos no entendieron lo que les decía. Y Jesús les dijo otra vez: En verdad, en verdad os digo, que yo soy la puerta de las ovejas. Todos cuantos vinieron, ladrones son y salteadores, y no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta. Quien por Mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar, y para matar, y para destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan con más abundancia. Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pastor, del que no son propias las ovejas, ve venir al lobo, y abandona las ovejas y huye; y el lobo arrebata y dispersa las ovejas. Y el asalariado huye, porque es asalariado, y porque no tiene parte en las ovejas. Yo soy el Buen Pastor: y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, como el Padre me conoce, así conozco yo al Padre, y doy mi vida por mis ovejas. Tengo también otras ovejas, que no son de este aprisco; es necesario que yo las traiga, y oirán mi voz, y será hecho un solo rebaño y un solo pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo doy mi vida para volverla a tomar. Nadie me la quita; mas yo la doy de mi propia voluntad; poder tengo para darla; y poder tengo para volverla a tomar.

Las parábolas y alegorías de Jesús constituyen un género literario de una belleza insuperable. Son, por otra parte, de tan subidos quilates estéticos, que es imposible aspirar a más alto grado de sano realismo y, juntamente, de vigorosa figuración.

Pero lo más maravilloso es que esta bellísima forma literaria no es sino la corteza o la expresión sensible de las altísimas enseñanzas en ella encarnadas.

Ahora bien, estos elementos difícilmente se hallarán juntos en tan alto grado como en la alegoría del Buen Pastor, que hoy la Iglesia propone a nuestra consideración.

ESPECIALES DE CRISTIANDAD CON EL PADRE JUAN CARLOS CERIANI – ABRIL 2017 – 2° PARTE

especiales-con-p1Compartimos con nuestros Lectores los Especiales de Cristiandad con el querido Padre Juan Carlos Ceriani correspondientes al mes de Abril de 2017.

Escuchar Ahora

Descargar Audio Mp3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_18402897_4_1.html?c1=ff6600

***

Y EL OBISPO DE KENT GIRÓ A LA IZQUIERDA

CUENTO DE NEGROS

Williamson 1

Transcribo, ante todo, el Comentario Eleison Nº 510, del 22 de abril de 2017: Predicciones sobre la Iglesia

Todo en el horizonte de la Iglesia es oscuro, oscuro.

Pero no tengan duda – Dios salvará la barca de Pedro.

Como pudo haberse esperado, ha habido reacciones no pequeñas de los lectores al retrato de la Fraternidad de San Pío X “declinando lentamente”, como fue presentado en dos números recientes de estos “Comentarios”. La reacción muestra que no todos los Católicos son ciegos o irreflexivos. He aquí a dos lectores especulando, uno sobre el futuro cercano de la Fraternidad, el segundo sobre el futuro más distante de la Iglesia. He aquí el primero:—

“La desestabilización, confusión y ablandamiento de las mentes de los sacerdotes y laicos de la Fraternidad, desgraciadamente continuará y para muchos se volverá aún más doloroso porque el liderazgo actual de la Fraternidad perseverará y continuará de frente con el juego que ella ha establecido con los Semiconservadores. El consagrar obispos “urgentemente necesitados” (Monseñor Tissier) no se mencionará. Y cuando la elección de los superiores de la Fraternidad no pueda ser más evitada en el Capítulo General normalmente previsto en Julio del 2018, los líderes actuales de la Fraternidad harán de antemano todo lo que esté en su poder para asegurarse que su prosecución del reconocimiento por Roma continuará ininterrumpida”.

Sigue leyendo

ESPECIALES DE CRISTIANDAD CON EL PADRE JUAN CARLOS CERIANI – ABRIL 2017 – 1° PARTE

¿LICENCIA PARA LOS MATRIMONIOS?

HABLEMOS EN SERIO: OTRA FORMA EXTRAORDINARIA

especiales-con-p1Compartimos con nuestros Lectores los Especiales de Cristiandad con el querido Padre Juan Carlos Ceriani correspondientes al mes de Abril de 2017.

Escuchar Ahora

Descargar Audio Mp3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_18401915_4_1.html?c1=ff6600

***

LOS TEXTOS

CARTA DE LA PONTIFICIA COMISIÓN «ECCLESIA DEI»
A LOS PRELADOS DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES INTERESADAS
ACERCA DE LA LICENCIA
PARA LA CELEBRACIÓN DE LOS MATRIMONIOS
DE LOS FIELES DE LA FRATERNIDAD DE SAN PÍO X

Eminencia:

Excelencia Rev.ma:

Como Vd. sabe, desde hace algún tiempo se están realizando encuentros e iniciativas para conseguir la plena comunión con la Iglesia de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. En concreto, recientemente el Santo Padre ha decidido conceder a todos los sacerdotes del mencionado Instituto las facultades para confesar válidamente (cf. Carta Apostólica Misericordia et misera, n. 12), asegurando la posibilidad de que la absolución sacramental de los pecados por ellos administrada sea recibida válida y lícitamente.

En la misma línea pastoral, que pretende tranquilizar la conciencia de los fieles –no obstante que la situación canónica de la Fraternidad S. Pío X continúa siendo, por ahora, objetivamente ilegítima– el Santo Padre, a propuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la Comisión Ecclesia Dei, ha decidido autorizar a los Reverendísimos Ordinarios a que concedan las licencias para asistir a los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de la Fraternidad, según las siguientes indicaciones.

Sigue leyendo

REUNIÓN DE CUCARACHAS

Activistas LGBT organizan el 1er Congreso Nacional de Educación Sexual Integral

5

MÁS ADOCTRINAMIENTO DE GÉNERO

E.S.I Para docentes santiagueños
Sigue leyendo

PADRE LEONARDO CASTELLANI: FÁBULA

ESTAR CONTENTO

¡Oh, laguna Pipo, si volviera yo a verte una vez más, y pudiese besar tus orillas, mis canas se irían todas de mi cabeza y volverían a cantar en mi corazón los jilgueros de mi infancia! ¡Si te viese de nuevo como aquella mañana en que el sol saliente inflamaba tus inmensos aguazales azules sembrados de totoras y casi materialmente cubiertos por alfombras overas de innumerables aves acuáticas, flamencos rosas, patos blancos, caraús negros, chorlitos, biguás, gallaretas, quillas, tuyuyúes, tuyangos, siriríes, chajáes, teros y garzas que pescaban con inmensa algarabía!

Yo estaba contento y escuchaba al borde del agua las cosas que me decían todas las cosas…

– Quisiera poder caminar por la tierra – oí decir a una Mojarra–, entonces sí que estaría contenta.

– ¡Si yo pudiese volar! – silbó la Iguana.

– Nadar por el agua debe ser la gran felicidad – dijo un Tero desembarrando elegantemente sus patas.

– Tonterías – dijo un Pato bachiller–. Yo camino, yo nado y yo vuelo y sin embargo estoy profundamente descontento. Camino mal, chueco y desgraciado, y se ríen todos de mí; nado mal, y no puedo alcanzar a la Mojarra y tengo que comer gusarapos; vuelo mal y me alcanza en mi vuelo la escopeta. Mejor es saber una cosa bien que muchas mal. La felicidad consiste, a mi parecer, en tener todas las habilidades de todos los animales sin ninguno de sus defectos.

– Jay– dijo el Surubí asomando el hocico–, échele un galgo. La felicidad en esta tierra consiste en estar contento.

– ¿Cómo se hace para estar contento con tantas penalidades?

– Para estar contento hay que estar contenido. En latín contento significa contenido. Hay que contenerse con gran fuerza dentro de los límites del charco en que Dios nos puso. La mitad de mis paisanos pasan una vida perra por andar buscando el mar cuando Dios los puso en la laguna. Hay que saber caber en su molde y apretarse adentro de la propia horma, y hacer el gusto a lo poco, mis hijos.

– Esas son teorías – dijo el Sirirí.

– ¿Teorías? – replicó el Surubí muy enojado, asomando la aleta pinchuda y el lomo overo–. ¡Teorías son las de ustedes! Yo he sufrido mucho; y cuando uno sufre, sólo la verdad ayuda, y las teorías se apagan. Yo no he nacido en este barrizal, sino allá en el río Amores, que es un paraíso. Un día, una inundación me trajo aquí y yo que era joven y desprevenido no noté cuando el canal se secaba; y se secó y me cortó y me dejó en la laguna. Yo no soy pescado de barrial y pensé al principio morirme de dolor en esta pobreza. Lloré, grité, maldije, salté afuera a la playa, con peligro de ahogarme, y me golpeé la cabeza contra todas las totoras y los duraznillos. Un día entendí que recalcitrar era al ñudo y resolví explorar en todos los sentidos las posibilidades de la pobreza en que Dios sin remedio me había encerrado, hasta tocar el límite de arriba y el de abajo y los límites de todo el circuito horizontal. Viajé y trabajé y el trabajo me templó. Vi que no era tan pequeño el charco como mi dolor lo había exagerado y que para los años de vida que me quedan, al fin y al cabo, iba a durar sin secarse. ¿Ustedes creen que alguna vez no se acongoja mi corazón queriendo locamente volar por los aires hasta mi río natal espléndido que él siente murmurar dulcemente atrás de aquellos pajonales? Pero yo le aprieto fuertemente por medio de la resignación. Y lo hago estar contento y contenido en este charco, con el trabajo, con hacer bien a todos, con los escasos placeres de este barrizal… y con la esperanza de… ¿quién sabe? ¿Por qué no puede venir un día otra inundación que me abra el camino del río inmortal para siempre? Si yo me muero antes, me basta con esta vida a la que me he acostumbrado; pero, ¿quién me quita a mí la esperanza de la otra?

El Surubí se estaba metiendo en muchas filosofías y a mí la humedad de la tierra en que estaba tumbado escuchando me estaba haciendo mal. Me levanté, le tiré un cascotazo al pato sirirí y todos los acuátiles se zambulleron y toda la bandada se levantó de un golpe, sacudiendo el ambiente purísimo con el aletear repentino y unánime de sus rémiges poderosas.