OTRAS PLUMAS: TRADICIÓN DIGITAL – DIOS ES CATÓLICO

a cristo-reyDios es católico

Seguimos con el numerito de las entrevistas. La de esta pasada semana ante el ateo Scalfari tiene tantas respuestas problemáticas y probablemente graves en boca de un Pontífice, que se han disparado las interpretaciones de los que no quieren decir que están preocupados, pero en el fondo les preocupa que un Papa diga estas cosas. Unos que por su parte esconden la cabeza y niegan la existencia del problema; otros que dicen que no quiso decir lo que dijo; otros que dicen que la transcripción no es exacta. Mientras que el propio portavoz Padre Lombardi admite que lo publicado de la entrevista responde a lo que dijo Francisco, otros empiezan a hacer circular la voz de que no hubo transcripción y por tanto no hay palabras exactas en las respuestas. Bla, bla, bla.

Yo soy un pobre fraile que no entiende de nada, pero aplicando la pura lógica, yo digo una cosa: En esta semana que ha transcurrido desde la desgraciada entrevista, si el Papa no ha desmentido sus palabras y si la Oficina de Prensa del Papa no ha dicho con energía que se trata de una burda mentira del ateo de turno, que ha puesto en boca del Papa palabras inexactas, es que lo dicho se puede tomar como dicho. Ni más ni menos. Dejémonos de echarle la culpa al mensajero. Y realmente, como se desprende de las diversas reacciones de muchos cristianos que no quieren ser avestruces, mucho de lo dicho y expresado es grave. Intencionalmente o no (eso no lo puedo saber), pero es grave. Y en boca de un Sumo Pontífice, infinitamente grave.

No se puede decir a la ligera y de forma tan superficial, que Dios no es católico. Estas palabras, tomadas así, tienen tanto tufillo populista, deseoso de agradar a ciertos lectores y oyentes, un guiño de complicidad al progresismo más anti-católico, que resultan extremadamente dañinas para el catolicismo en general. Es inaudito que un Papa diga esto. Y es obligación de los fieles advertirlo. Aunque sea tachado por los avestruces de turno de no amar al papado o de no ser buen cristiano.

Yo digo que Dios sí es católico. Y lo digo utilizando el argumento en sentido contrario. Sigue leyendo

LOS NUEVOS “CATÓLICOS” QUE “HACEN LIO” – COMPILACIÓN DE IMÁGENES DE CATAPULTA

FRUTOS DEL V-II: ”HORROR MISSAE” (MESSINA, ITALIA)

horror missae pozzo di gotto 2 horror missae pozzo di gotto

(De http://blog.messainlatino.it/2013/09/horror-missae-messinese.html)

————————————————–

1) DIALOGUITIS

cure-2-630x0

Un periodista interrogó al nuevo obispo de Avranches-Coutances (Frencia),Monseñor Laurent Le Boulc’,sobre sus “prioridades pastorales” y esta fue su respuesta:

Hacer crecer el diálogo entre las generaciones…está también la cuestión de la catequesis, que he estudiado mucho y que me interesa, pero no quiero encerrarme en eso. Quiero una actitud de apertura y diálogo con todos los hombres y mujeres de buena voluntad.”

http://www.riposte-catholique.fr/perepiscopus/faire-grandir-le-dialogue-entre-les-generations-la-priorite-de-mgr-le-boulch

2) “ L´AMOUR,TOUJOURS L ´AMOUR”

Veronique-Margron-une-ethique-de-la-compassion_article_popin

Opinión de la hermana dominica Veronique Margron sobre el putimonio:

“La Iglesia reconoce que la persona no es responsable de la orientación de su sexualidad: cuando dos personas del mismo sexo se aman, no tenemos el derecho de reducir este amor a la mera sexualidad, como si no existiese el cuidado del otro, la ternura, el deseo de construir un porvenir, el compromiso de la voluntad” .

http://www.pelerin.com/L-actualite-autrement/Mariage-homosexuel

Nota catapúltica

Le hermana Margron es profesora de Teología Moral y fue decana de la Faculta de Teología de Angers(Francia).

(Ver http://www.catapulta.com.ar/?p=2748)

3) REDENTORISTAS (ALEMANIA, AUSTRIA Y HOLANDA)

orden_redemptoristen Sigue leyendo

OTRAS PLUMAS: LA PERSECUCIÓN Y EL ODIO POR LO QUE RESPIRA CATOLICIDAD

Rezame a mí....

Rezame a mí… y dejate misericordiar…

LA PERSECUCIÓN DEL ABYECTO MODERNISMO, VULGAR Y RAMPLÓN, HACIA LO POCO QUE SE AÚN QUEDABA…

CUANDO EL BÁCULO GOLPEA SÓLO A LOS BUENOS

Flavio Infante en In Exspectatione
De tal manera ha cundido la acción deletérea en el seno de la Iglesia y tantas posiciones ha conquistado, que ya parece haberse instaurado en las sombras, para la defensa de las herejías y los escándalos, un mismísimo Tribunal de la Profana Inquisición. Instrumento tan eficaz que acaba por obrar una (digamos) contra-fagocitosis, asociando a las células malignas para neutralizar al más pronto todo indicio de reacción salutífera en el organismo.

No descubrimos la pólvora con esto sino que cantamos el enésimo e inacallable treno: comprobado el avance fiero de las aguas -aquellas que lanza de su boca la Serpiente para ahogar a la Mujer «que huye al desierto»- no queda menos que clamar, siquiera borbotando. Inacallable el lamento, sí, como en el poema que Miguel Hernández dedicara a Bécquer, el «ahogado del Tajo»:

no, ni polvo ni tierra;
inacallable metal líquido eres.
Un flujo de campanas de bronce turbio y trémulo,
un galope de espadas de acero circulante jamás enmohecido,
te preservan del polvo

porque aun en las entrañas de las aguas hay la voz que toma a su cargo recordar la dignidad de la Verdad escamoteada. Y eso ocurre hoy literalmente en la Iglesia cuando se predica y se vive la doctrina de siempre, pese a la oposición enconada de tanta Jerarquía apóstata. Convenimos en que no es nuevo el sufrimiento de los santos a manos de sus superiores incomprensivos o maliciosos: piénsese, para traer apenas un par de ejemplos, en la prisión de san Juan de la Cruz o en los vejámenes de que fue objeto san José de Calasanz en su vejez de parte de aquellos que usurparon la jefatura de la orden por él mismo fundada. Lo novedoso hoy es la extensión que ha cobrado la aversión a la santidad, la obstinación con la que infaltablemente se persigue toda genuina resistencia católica a la degradación de la fe y la disciplina, aquí y allá y aún más lejos.

¿Dónde hiere el báculo?

El caso de los franciscanos de la Inmaculada ha pasado a ser lo bastante elocuente a la hora de ilustrar este estado de cosas. Hartos de oír que «no importa quién le dé de comer a un niño hambriento, si un católico, un judío o un muslim», asqueados de tanta agachada ecuménica y tanta almibarada lisonja a nuestros cainitas «hermanos» de la medialuna, cedamos la última palabra a alguien que puede hablar con perfecto conocimiento de causa de las peripecias de los frailes, perseguidos en África por los musulmanes y rematados en Roma por la Curia nunca reformada. Sigue leyendo

OTRAS PLUMAS: IN EXSPECTATIONES: UNOS ABREN LOS OJOS, OTROS LOS BLINDAN

IN EXSPECTATIONEUNOS ABREN LOS OJOS, OTROS LOS BLINDAN

Por Flavio Infante en In Exspectatione

A sólo medio año de la elección del Neopapa, es todo un intercambio de obsequios el que parece entablarse entre éste y mundo, al punto que ya no se sabe quién es quién, tan perfecta la reciprocidad. Sin agravio de lo mudable de sus máximas, el mundo pontifica, impone, y el Papa asiente; y la confusión de las lenguas -y de las personas- es un hecho, pese al pensamiento único. Lo peor es que cuando el uno sofistica, el otro -a sabiendas de ello- lo celebra, y viceversa. Es tanta, al fin, la complicidad en la falsía como para que no quepan dudas de que unas miasmas de veras irrespirables se han apoderado de la atmósfera común, al punto de urgir la fuga al yermo para evitar la muerte por asfixia.

¿Un papa que, no bastándole la mole de insulseces proferidas a instancias de reiterada y ordenada prevaricación, se permite al fin proponer una «relectura del Evangelio a la luz de la cultura contemporánea», como consta en la trajinada entrevista que le hizo el director de La Civiltà Cattolica, sin advertir que es exactamente al revés, que es el Evangelio aquel a cuya luz debe «releerse» o bien medirse toda cultura y todo tiempo histórico? ¿Un papa que, a propósito de los homosexuales, lanza la enormidad de que «la religión tiene derecho de expresar sus propia opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal», trocando al mismo tiempo el deber por el derecho, la certeza por la opinión, poniendo al libre albedrío poco menos que como garante del pecado, y haciendo de la exhortación una injerencia? «Estoy pensando en la situación de una mujer que tiene a sus espaldas el fracaso de un matrimonio en el que se dio también un aborto. Después de aquello, aquella mujer se ha vuelto a casar y ahora vive en paz con cinco hijos. El aborto le pesa enormemente y está sinceramente arrepentida. Le encantaría retomar la vida cristiana. ¿Qué hace el confesor?», pregunta retórica esta última que sugiere la extensión de la comunión a aquellos que incurren -a no ser se corrija y expurgue el Evangelio (Mt 5,32; 19,9)- en adulterio. La «paz» a la que alude aquí Bergoglio, ¿según cuál de sus acepciones debe entenderse?

Se comprende que para el insultante historicismo de esta ralea de pastores sea poco menos que una reliquia paleolítica aquel pasaje del Código de Derecho Canónico -tanto en su vieja redacción como en la más reciente- que recuerda que «no deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave» (can. 915, incluyéndose en este último caso, según manifiesta enseñanza, a los divorciados vueltos a casar siquiera por civil). El propio Juan Pablo II recordó categóricamente en la Familiaris consortio que «la Iglesia, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez (…) dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía. Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía, los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio». En verdad, lo que hace Bergoglio una y otra vez es ensalzar aquella misma moral situacional que oportunamente, advertido su peligro, condenara sin titubeos el papa Pío XII. Sigue leyendo

JORGE DORÉ: VATICANO II Y EL CATÓLICO NUEVO

File_20111012142026Vaticano II y el católico nuevo

Si el hombre nuevo que el Che soñara es, en su ateísmo, implícitamente diabólico, el católico nuevo, modelo de la revolución religiosa, será explícitamente diabólico. Pero ya habrá perdido conciencia de ello.

Jorge Doré

Lea todas las publicaciones de Jorge Doré en Radio Cristiandad – Click Aquí

Aclaración previa: Aunque el catolicismo es solo uno, en este artículo aplico el término “católico nuevo” al fiel de a la iglesia conciliar del Vaticano II, que se hace llamar católico y se adjudica el catolicismo habiendo dejado, por corrupción de la doctrina, de pertenecer a él.

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

“…Hay que tener una gran dosis de humanidad, una gran dosis de sentido de la justicia y de la verdad, para no caer en extremos dogmáticos, en escolasticismos fríos, en aislamiento de las masas. Todos los días hay que luchar porque ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización.” 1

Esta frase introductoria, que contiene todos los ingredientes necesarios para ser calificada de Bergogliana, incluyendo la negativa al retorno al dogma, la invitación a armar lío y la instancia a la revolución, no es de Francisco, sino de Ernesto Che Guevara. Y la similitud no es pura coincidencia.

Guevara creía en el advenimiento del hombre nuevo de corte soviético y la iglesia conciliar del Vaticano II lleva años forjando un católico nuevo, a la medidad de su revolución.

Víctimas indiferentes

Hace más de medio siglo, millones de católicos fueron despojados de su fe. Más a pesar de la gravedad del daño perpetrado contra ellos, muchos aún apoyan a sus verdugos y justifican los delitos cometidos por éstos. Hay algo del Síndrome de Estocolmo en los que aún no han cortado su cordón umbilical con Roma.

Sin embargo, el único deber hacia estos enemigos de Dios no es otro que el de orar por ellos. Son asesinos en serie. A no ser que arrastrar un alma al abismo no sea un crimen. Si quien salva un alma salva la suya propia, ¿qué sucede cuando uno, voluntariamente, conduce a un alma a su perdición? Un miembro sano no puede desarrollarse apropiadamente junto a uno corrupto sin peligro de gangrenarse. Ante estas peligrosas influencias, distancia y la lección de Cristo:

“Mas yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. (Mt., 5:44, 45)

Cada uno de los papas del Vaticano II ha supuesto un peldaño de descenso en la fe cristiana. La Iglesia de Roma es hoy un cadáver presuntuoso de su descomposición. Sigue leyendo

OSKO: UNA VERDADERA CATEQUESIS PARA EL MOMENTO ACTUAL

 bizantino

UNA VERDADERA CATEQUESIS PARA EL MOMENTO ACTUAL

 

Bergoglio predica todos los “santos” días un mensaje mundialista, presentando una idea de la realidad completamente tergiversada, como si nada de lo que vemos gestarse ante nuestros ojos, estuviera ocurriendo en el mundo.

Bergoglio dice que la Iglesia “nunca estuvo mejor que ahora”.

Bergoglio llama a los católicos a participar de la política sin hacer mención de las atrocidades que se cometen desde las usinas del poder mundial. Bergoglio presenta el mundo poniendo a todos anteojos de color rosa.

Bergoglio quiere “creyentes” alegres, que no miren el piso, que no sean “pelagianos” (?) participando… Participando ¿en qué?  ¿Acaso en la construcción de esta monstruosidad?

¿Alegres e integrados con un mundo que pisotea la realeza de Cristo?

Bergoglio, tal es la perversión de su modernismo, les habría pedido  “alegría” y “participación” a los discípulos del Señor, mientras se llevaba a cabo el  infame proceso de los poderes de entonces que concluyó con la pasión y muerte de Cristo.

Para Bergoglio los masones son amigos; los judíos son amigos; los financistas (judíos o judaizados todos ellos) son amigos; los herejes son amigos; los ateos son amigos; y los políticos que ejercen su poder,
 en la mayoría de los casos consintiendo con el poder mundial, también son amigos; incluso llama a trabajar con ellos.

Todos son buenos…. Los tradicionalistas, en cambio, son “pelagianos”, “gente triste” a la que “hay que enviar al psiquiatra”.

Pero todos sabemos que la realidad es muy distinta. Y no se trata de doctrinas conspirativas o conspiracionistas (por lo demás, anunciadas en la Escritura Santa). Sabemos lo que es la masonería, el poder judío, el poder de los banqueros. Sabemos qué significa el Nuevo Orden Mundial. Sabemos que es esencialmente enemigo de Cristo.

De todo esto Bergoglio nada dice.

Bergoglio es claro cómplice de este nuevo proceso que ahora consuma la pasión y muerte de Cristo en Su Cuerpo Místico.

Mientras que Bergoglio predica a favor del poder que realiza el Anticristo, los católicos ucranianos hacen una nueva advertencia.

Mientras que Bergoglio desvirtúa permanentemente las enseñanzas de la Iglesia en materia de doctrina, de fe y de moral, con palabras ambiguas en “catequesis” vulgares, donde las formas solemnes históricas de la Iglesia son pisoteadas, encontramos en este video una verdadera catequesis; una verdadera explanación de la verdadera doctrina católica, hecha solemnemente, seriamente, como corresponde a la dignidad de la cuestión.

Es un llamado de atención y no es el primero.

Basta con recordar algunas cosas de las últimas semanas: Jornada Mundial de la Juventud con obispos y cardenales danzando dirigidos por un sodomita; el episodio de Lampeduza; la “histórica” imagen de Bergoglio depositando una muy “carioca” pelotita sobre el altar. Por mencionar solo unas pocas entre tantísimas... Y luego comparar todo eso con esta verdadera catequesis, católica como tiene que serlo, como solo es lo católico. Viril, vigoroso, recto, serio, masculino…

El contraste es impresionante.

Es mucho más que un golpe de KO. Es una bomba.

Dios bendiga a los que luchan desde esa otra “inhóspita trinchera” que es la Resistencia Católica de Ucrania.

Más videos