MONS. LEFEBVRE: ALERTA CONTRA LOS ERRORES DE NUESTRO TIEMPO – 14 ABR 1974

9_Marcel_Lefebvre_1981-194x300

DE UN SERMÓN DE MONSEÑOR MARCEL LEFEBVRE

Domingo de Pascua de 1974, 14 de abril

Alerta contra los errores de nuestro tiempo

DOWNLOAD

A partir del minuto 15, hasta el final:

Es a esto que debemos aferrarnos, a los Sacramentos que Nuestro Señor nos ha dado, y al Santo Sacrificio de la Misa. A los medios que Nuestro Señor ha querido darnos. Y por lo cual ha instituido el sacerdocio, y por lo cual estableció la Iglesia, para continuar el sacerdocio.

Porque no puede haber el Santo Sacrificio de la Misa sin Sacerdocio, y no puede haber Sacerdocio sin la Iglesia.

He aquí por qué Nuestro Señor nos ha dado la Iglesia, para darnos el Sacerdocio; y el Sacerdocio para continuar el Sacrificio del Altar. Y que podamos participar a la Santísima Trinidad, a la vida de la Santísima Trinidad.

He aquí lo que Nuestro Señor quiso; he aquí lo que hizo; he aquí lo que la Iglesia nos enseña de una manera admirable el día de Pascua.

Entonces, estemos aferrados con todo nuestro corazón a esas realidades, que son realidades, no son recuerdos. Son realidades que nos hacen vivir, que nos hacen continuar realmente la Redención de Nuestro Señor.

Y, por consecuencia, cuidémonos de dejarnos llevar por todos esos errores de nuestro tiempo.

Y uno de los errores más recientes, y que se extiende con una rapidez sorprendente, es el Pentecostalismo, que hace creer que se puede recibir el Espíritu Santo de una manera habitual y de una manera normal, directamente, sin pasar por los Sacramentos, sin pasar por el Santo Sacrificio de la Misa, sin pasar por el Sacerdocio y sin pasar por la Iglesia.

Esto es contrario a toda la voluntad de Nuestro Señor, como vengo de explicarlo.

Ahora bien, yo sé que, incluso entre aquellos que se dicen unidos a la Tradición de la Iglesia, hay quienes se dejan llevar por esta corriente.

No nos dejemos atrapar. Son espejismos, trampas del espíritu malo, y que pueden separarnos del Santo Sacrificio de la Misa, separarnos de los Sacramentos, para reducir la Iglesia a nada.

No quedará nada. Si de ahora en más pretendemos recibir el Espíritu Santo directamente, sin pasar por la Iglesia, sin pasar por los Sacramentos, sin pasar por el Santo Sacrificio de la Misa, no hay necesidad de la Iglesia, no hay necesidad del Santo Sacrificio de la Misa, no hay necesidad de los Sacramentos.

Esto es muy grave.

Es por eso que debemos aferrarnos, a todo precio, a lo que Nuestro Señor ha fundado, a lo que Nuestro Señor ha hecho.
Sigue leyendo

ESPECIALES DE CRISTIANDAD CON EL P. CERIANI: ÚLTIMA PARTE – OCTUBRE 2014

ESPECIALES CON P

 

ANEXO IMPORTANTE:

La Palabra Violada.

De Mario José Petit de Murat.

VIOLACIÓN DE LA PALABRA

La palabra violada

AUDIO DEL ESPECIAL

DOWNLOAD

LA SOCIEDAD CIVIL CRISTIANA

SEGÚN LA DOCTRINA DE LA IGLESIA ROMANA

Texto de enseñanza moral para la juventud

Ilmo. Sr. Dr. PEDRO SCHUMACHER

Obispo de Portoviejo

CAPÍTULO DÉCIMO

DE DOS MEDIOS QUE EMPLEAN

EL LIBERALISMO Y LA SECTA MASÓNICA

PARA CONSEGUIR SUS DEPRAVADOS FINES

¿Cuáles son los medios que el liberalismo y la masonería emplean de preferencia?

Estos medios son dos, a saber: la falsificación del significado natural de las palabras y, en segundo lugar, los engaños de la prensa.

I.

DEL ABUSO Y FALSIFICACIÓN

DEL SENTIDO NATURAL DE LAS PALABRAS

1. ¿Cuáles son las expresiones cuyo sentido han falseado los liberales?

Estas son principalmente las siguientes: libertad y liberal, teocracia, fanatismo, superstición, hipocresía, ultramontanismo, clericalismo, terrorismo, oscurantismo.

2. ¿Cómo han falseado los liberales el significado de las palabras “libertad y liberal”?

Libertad, en sentido legítimo, es la facultad y el derecho de hacer el bien; los liberales entienden por libertad la “moral independiente” que prescinde de la ley de Dios.

Ser liberal significaba antes generosidad y magnanimidad; hoy designa la pertenencia a una secta condenada por la Iglesia, tiránica y opresora de las libertades cristianas.

3. ¿Qué cosa es teocracia y gobierno teocrático?

Como lo hemos explicado ya, gobierno teocrático es un poder directamente instituido y dirigido por Dios, como sucedió en el pueblo de Israel, razón por la cual exclamó Moisés: “No hay otra nación tan grande, con la cual se comunique la Divinidad.”

4. ¿Qué entienden los liberales por gobiernos teocráticos?

En el sentido liberal, teocrático es equivalente a cristiano, y dan este nombre a todo gobierno que sigue la ley del Evangelio en su política.

5. ¿Qué cosa es fanatismo?

Fanatismo, en el sentido propio de la palabra, es locura y furor de sectarios, producido por ideas falsas y sentimientos ajenos de la religión católica. Así proceden, como verdaderos fanáticos, los liberales que expulsan a las religiosas de las escuelas y de los hospitales, o cuando quitan de los locales de enseñanza las imágenes religiosas.

6. ¿Qué cosa entienden los liberales por fanatismo?

Los liberales entienden por fanatismo la fidelidad a las leyes de la Iglesia y a las prácticas religiosas. El que ruega a Dios, el que se confiesa y comulga, el que se descubre ante el Santísimo Sacramento, este es un fanático a los ojos de la secta.

7. ¿Quiénes son, pues, los verdaderos fanáticos?

No lo son, ciertamente, los católicos cuando cumplen con sus deberes religiosos; pero verdaderos fanáticos son los liberales, que persiguen a los institutos de la caridad católica.

8. ¿Qué es superstición, en el sentido natural de la palabra?

Superstición, en la verdadera significación de la palabra, es un culto falso, y puede ser tal de dos maneras:

1º Cuando se ofrecen a Dios actos que son contrarios al culto divino.

2º Cuando se tributa culto divino al demonio o a otra criatura.

9. ¿Qué entienden los liberales por superstición?

Con este nombre designan los liberales al culto católico: la Misa, los Sacramentos y las sagradas ceremonias.

Los incrédulos del siglo pasado son los autores de esta falsificación.

10. ¿Qué es hipocresía?
Sigue leyendo

CARTA DE LECTORES: ESTAMOS CAYENDO BAJO

CARTA DEBIDAMENTE FIRMADA CON RESERVA DE IDENTIDAD POR PERTENECER EL FIRMANTE AL GRUPO “DE LA RESISTENCIA”…

cropped-cabezal.jpg
Estamos cayendo bajo…
‎Apreciado Señor Director de Radio Cristiandad, le saludo desde esta inhóspita trinchera (por lo que le voy a comentar, pienso que me encuentro quizá en el lado más vergonzoso de la lucha: en el grupo de los flaccidos resistentes).
Creo que ésta es la tercera ocasión en la que me dirijo a usted para suplicarle me permita una vez más desahogarme por medio de su prestigioso blog.
Ya en otra ocasión le había comentado que la cosa al interior de la flaccida resistencia no es que ande muy bien que digamos, ni que se le pueda augurar un buen porvenir.
En‎ esta ocasión y luego de haber recibido tan admirable ilustración por parte de los padres Méramo y Ceriani con relación al reciente desatino de Mons. Williamson en lo que tiene que ver al tema de la fiebre aparicionista y luego de haber leído con mucho detenimiento el ‎extracto de la Homilía de Mons. Lefebvre pronunciada con motivo de la bendición del Priorato San Pío X, en Shawinigan, 8 de noviembre de 1977; solo me resta decirle que es muy enorme el peso que me agobia en este momento por el hecho de seguir haciendo parte de uno de los grupos de la flaccida resistencia dirigida por el “Obispo que no se retracta”.
Ya siento algo de vergüenza al acompañar a mis compañeros fieles cuando se empieza a pedir que el santo padre (Francisco) consagre Rusia al Inmaculado Corazón de María para cumplir con el urgente? pedido de Nuestra Señora.
Considero que es preciso que se sepa hasta donde llega el nefasto influjo del Obispo Inglés. Estos actos de súplica pidiendo la mencionada consagración, se han vuelto casi que el pan de cada día; basta con verlo al momento de rezar a diario el santo rosario en la capilla.
Pero la cosa no para allí… a esto sumemos los frecuentes comentarios que hacen varios de los fieles sobre las apariciones de Garabandal, Akita, la nueva vidente de tal o cual ciudad, el profeta que era judío pero luego se volvió protestante y una larga lista de anuncios de videntes sobre los eminentes colapsos, señales, avisos, castigos, marcas de la bestia, milagros, días de oscuridad, velas, uvas, escarchas, ‎aceites curativos, escapularios de colores, coronillas, rosarios de misericordia, etc, etc.

ESPECIALES DE RADIO CRISTIANDAD CON EL P. CERIANI: SOBRE LOS ATAQUES A LA FAMILIA

Segundo día de Los Especiales con el P. Ceriani. El marco es el “Sínodo de la familia” y los modernos ataques a la familia que aparecieron en ese inicuo marco… Pero los problemas con la Iglesia Oficial comenzaron mucho antes… ¿Hay Matrimonio en el modernismo?

Audio del Especial:

DOWNLOAD

Anexo doctrinal: Iota Unum – Matrimonio

ESPECIALES CON PESTUDIOS DOCTRINALES:

MODERNOS ERRORES CONTRA LOS FINES DEL MATRIMONIO

¿Qué hay que pensar de ciertas teorías modernas que pretenden un cambio de valores en los fines del matrimonio?

Ya sabemos cuál es la enseñanza de la Iglesia. Los modernistas, desde la década de 1920, procuran poner como fin primario del matrimonio el amor recíproco de los cónyuges, que alcanzaría su máximo exponente en su unión carnal.

Para estos ideólogos, la procreación, más que el fin primario, no es sino una consecuencia del amor entre los cónyuges, que es para ellos el verdadero fin primario y esencial.

La Iglesia ha rechazado explícitamente semejantes novedades, que llevan lógicamente a las mayores aberraciones.

La Iglesia ha enseñado la distinción de los dos fines, su jerarquización y la subordinación del secundario al primario. Esto consta por las enseñanzas de Pío XII en diferentes ocasiones y por la formal y terminante declaración del Santo Oficio en 1944.

Retomemos las frases más importantes de la alocución de Pío XII, publicada en la entrega anterior:

Se trata de una grave inversión del orden de los valores y de los fines puestos por el mismo Creador.

La verdad es que el matrimonio, como institución natural, en virtud de la voluntad del Creador, no tiene como fin primario e íntimo el perfeccionamiento personal de los esposos, sino la procreación y la educación de la nueva vida.

Los otros fines, aunque también los haga la Naturaleza, no se encuentran en el mismo grado del primero y mucho menos le son superiores, sino que le están esencialmente subordinados.

Precisamente para cortar todas las incertidumbres y desviaciones que amenazan con difundir errores en torno a la escala de los fines del matrimonio y a sus recíprocas realizaciones, redactamos Nos mismo hace algunos años (10 de marzo de 1944) una declaración sobre el orden de aquellos fines, indicando lo que la misma estructura interna de la disposición natural revela, lo que es patrimonio de la tradición cristiana, lo que los Sumos Pontífices han enseñado repetidamente, lo que después en la debida forma ha sido fijado por el Código de Derecho Canónico (can. 1013 §1).

Es más, poco después para corregir la opinión opuesta, la Santa Sede, por medio de un decreto público declaró que no puede admitirse la sentencia de ciertos autores recientes que niegan que el fin primario del matrimonio es la procreación y la educación de la prole, o enseñan que los fines secundarios no están esencialmente subordinados al fin primario, sino que son equivalentes e independientes de él (S.C.S. Officii, 1 abril 1944: AAS, vol. 36, a. 1944. pág. 103).

No sólo la actividad común de la vida externa, sino también todo el enriquecimiento personal, el mismo enriquecimiento intelectual y espiritual, y hasta todo lo que hay de más espiritual y profundo en el amor conyugal como tal, ha sido puesto por la voluntad de la naturaleza y del Creador al servicio de la descendencia.

Decid, pues, a la novia o la recién casada que viniere a hablaros de los valores personales, que tanto en la esfera del cuerpo o de los sentidos, como en la espiritual, son realmente genuinos, pero que el Creador los ha puesto en la escala de los valores, no en el primero, sino en el segundo grado.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 27

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 27

 

Más, ¿qué hace la pequeña

junto a la mar airada,

Con faz dulce y tranquila

mientras duerme el Señor?…

Ella responde: “Nunca

temen los niños nada

¡Jamás sufrió naufragio

quien se entregó al Amor”

Y luego canta: “Duerme,

mientras el mar te besa;

No temas que tu sueño

venga a turbarte, no;

Durmiendo, se que velas

y piensas en Teresa;

Velándote, ¡tampoco

temo borrascas yo!”

 

 

27

P. JUAN CARLOS CERIANI: COMENTARIOS AL ELEISON 380

INSÓLITAS REVELACIONES

Lejos de corregirse, el Obispo de Kent sigue adelante, comentando las insólitas revelaciones que afirma haber tenido Dawn Marie Anderson…

Quizás las tuvo… Pero todo indica que el origen de ellas no es divino…

Por su parte, el Obispo de Kent, en su Comentario Eleison 380, continúa con la Historia Interna.

Ver enlace en: http://stmarcelinitiative.com/historia-interna-ii/?lang=es

Entre otras cosas, lo primero que leemos es una categórica aceptación respecto al origen celestial y mariano de las supuestas revelaciones a la “vidente” estadounidense:

Cuando el Cielo habla, nosotros humanos debemos obedecer.

Cuando la idea de una Cruzada de Rosarios para la Consagración de Rusia fue primeramente expuesta a Monseñor Fellay en Junio del 2006, él aún no sabía que la idea era de hecho una directiva de Nuestra Señora – la mensajera había tenido timidez en decirle.

Así que él no fue en contra de la voluntad del Cielo con conocimiento de causa cuando retornando a Suiza luego de su encuentro con la mensajera, él decidió atender a la idea de una Cruzada…

Queda claro que, para el Obispo que no se retracta, es el Cielo quien habló; se trata de una directiva de Nuestra Señora, que utilizó una mensajera.

+++

Luego leemos:

(Monseñor Fellay) decidió atender a la idea de una Cruzada pero para aplicarla primariamente a la liberación de la Misa Tridentina, dejando la Consagración de Rusia entre las intenciones secundarias (…) La verdadera respuesta a la crisis de la Iglesia y del mundo yacía en la Consagración de Rusia.

Esto es doblemente falso.

En efecto, primeramente, porque en julio-octubre de 2006, cuando Monseñor Fellay anunció su primera Cruzada de Rosarios, tres fueron las peticiones de la misma:

1ª: Obtener del Cielo para el papa Benedicto XVI la fuerza necesaria para que libere completamente la Santa Misa de siempre;

2ª: El retorno de la Realeza Social de Nuestro Señor Jesucristo;

3ª: El triunfo del Corazón Inmaculado de María.

¿Dónde figura, aunque sea secundariamente, lo de la Consagración de Rusia? Esto debe ser una revelación de la mente aparicionista del Obispo de Kent.

Falso, en segundo lugar (y es lo más importante), porque, una vez más, él confunde la Consagración del mundo y de Rusia al Corazón Inmaculado de María con el Triunfo final del Corazón Inmaculado de María.

El obispo inglés dice: “La verdadera respuesta a la crisis de la Iglesia y del mundo yacía en la Consagración de Rusia”.

Este es un grave yerro…; uno más para el Elenco de errores del señor Obispo de Kent.

Al margen del problema que plantea el tiempo del verbo empleado, pretérito imperfecto del indicativo (yacía), en relación con la decisión tomada por Monseñor Fellay, para el Obispo de Kent la verdadera respuesta a la crisis de la Iglesia y del mundo ha yacido, yació, yacía, yace y yacerá en la Consagración de Rusia.

Ya han sido señaladas en Radio Cristiandad las gravísimas consecuencias a que conduce este desatino.

Sabemos que es inútil esperar una retractación episcopal.


Llegamos a la parte más insólita y extravagante:
Sigue leyendo

MONS. LEFEBVRE Y LAS APARICIONES

DE UN SERMÓN DE MONSEÑOR MARCEL LEFEBVRE

Extracto de la Homilía pronunciada con motivo de la bendición del Priorato San Pío X, en Shawinigan, 8 de noviembre de 1977.

Ver original en el siguiente enlace (más abajo se reproduce en inglés la parte extractada):

http://fsspx.com/Communicantes/July2002/Sermon_of_Archbishop_Lefebvre.htm


Pues bien, no os sorprendáis si nuestros sacerdotes no siempre son muy entusiastas

sobre esta o aquella supuesta aparición, sobre tal o cual lugar de peregrinación

Versión en castellano

En nuestro tiempo hay un gran peligro, mis queridos hermanos, que nos amenaza un poco a todos nosotros los tradicionalistas, a nosotros, que nos llamamos tradicionalistas, que con razón deseamos mantener la Tradición.

Existe el peligro que nos amenaza, porque las autoridades de Roma, fallando en cumplir con su deber, como lo era, ya no están haciendo nada, de una manera misteriosa, incomprensible, pero ya no están haciendo nada para condenar verdaderamente los errores, para condenar las desviaciones doctrinales de nuestra fe.

La Iglesia ya no actúa. Cada quien está trabajando en la búsqueda de la verdad.

Los teólogos, los sacerdotes, los obispos, todos están en la búsqueda de la verdad. Y sin embargo, Roma no dice nada.

La gente puede decir lo que sea; se puede escribir cualquier cosa, y no hay nada dicho salvo en contra de los tradicionalistas.

Pero esta falla de la Autoridad de Roma es muy grave. Porque esto nos pone en una situación problemática, en una situación confusa.

No es de extrañar que incluso entre los tradicionalistas, estemos como huérfanos sin padre. Los obispos ya no hacen nada, los obispos ya no nos guían. Ya no nos dicen lo que debemos hacer, ¿dónde está la verdad y dónde está el error?, ¿dónde está el bien y dónde está el mal? Ya no sabemos, las personas ya no lo saben.

Así que existe la tendencia a ser llevado hacia esta o aquella devoción, de ser llevado hacia este o aquel grupo que, dicen, tiene relaciones con el cielo, esta o aquella persona que tiene, dicen, mensajes, otro que tendría inspiraciones particulares.

Es muy peligroso. ¿Por qué? Porque cuando los obispos están ahí, cuando los obispos actúan como pastores del rebaño, observan. Y si hay algo en el rebaño, si una persona llega a decirle a un obispo: Tuve conversaciones especiales con la Santísima Virgen, la Santísima Virgen se me apareció, la Santísima Virgen me dijo esto, Nuestro Señor me dijo aquello, a continuación, el obispo dice: bien, vamos a examinar esto. Voy a nombrar para ti a tal o cual abogado canónico, a este o aquel teólogo que irá a verte, que te preguntará, que verá si todo es correcto. Después de seis meses, un año, o dos años, después de un estudio muy meticuloso, el obispo dice sí o no. Él da un juicio. Los fieles son guiados, están protegidos.
Sigue leyendo