LUIS MANZANO: MONS. STRAUBINGER REIVINDICADO – XIII

Johann_Straubinger

MONSEÑOR STRAUBINGER REIVINDICADO

VOLO, SPERO ET AUTEM EXTENDAM

(XIII)

La Patrística

Tal como expresé en mi artículo del día 29 de Septiembre del corriente Año del Señor 2014 (http://radiocristiandad.wordpress.com/2014/09/29/luis-ricardo-manzano-el-milenariazo/), retomo esta interesante serie luego de haber recabado importantísimo material del libro “La Iglesia Patrística y la Parusía” (Ediciones Paulinas, Buenos Aires, 1962), de autoría del Padre Florentino Alcañiz y traducido del latín por el Padre Leonardo Castellani; ambos clérigos integrantes de la Compañía de Jesús.

Parece conveniente, ante este importantísimo acervo proveniente de los Santos Padres más cercanos a los Apóstoles —e incluso algunos de ellos habiendo conocido directamente al mismo Hijo de Dios encarnado— intercalar el debido paréntesis para desplegar diversos temas que pueden discernirse en el magnífico extracto que el Padre Alcañiz efectuara de la Patrología Latina de Migne, para elaborar el opúsculo que luego tradujera el Padre Castellani. El autor no se limitó a la obra principal mencionada, sino que consultó una profusa colección de obras relativas al tema, cuyo listado aparece al final del libro, enumerando alrededor de ochenta textos (libros, enciclopedias y revistas), que le sirvieron de apoyo para su elaboración.

Los temas que he especificado en la obra del Padre Alcañiz son los siguientes:

Tema 1: La exigencia de no alegorizar sobre las escrituras, en detrimento del primer sentido de las mismas: el literal.

Tema 2: Ocurrencia del Reino Milenario y su profesión común por los Padres Apostólicos.

Tema 3: Confusión del milenarismo carnal con el espiritual; existencia sólo de uno de los dos milenarismos; exclusión del milenarismo bíblico.

Tema 4: El Anticristo.

Tema 5: Las dos resurrecciones.

Tema 6: El encierro de Satanás.

Tema 7: Características generales del Reino Milenario.

Tema 8: El imperio de Cristo en el Reino Milenario.

Tema 9: La santidad de los hombres del Milenio.

Tema 10: La sede del Reino Milenario en Jerusalén.

Tema 11: Los bienes temporales y las condiciones de vida en el Reino Milenario.

Tema 12: La suelta de Satanás y el asedio de Jerusalén.

Tema 13: El fin del Milenio y el Juicio Final.

Todos los temas se reproducirán tal como aparecen en la obra del Padre Alcañiz, con excepción de los pasajes bíblicos obrantes en la misma, y los que he agregado para no exigir la consulta simultánea de las Sagradas Escrituras; todos estos fragmentos han sido tomados de la Biblia Platense traducida por Monseñor Doctor Juan Straubinger (Fundación Santa Ana, La Plata, 2001). Para mejor lectura de los diversos pasajes, la prosa del Padre Alcañiz se identificará con texto azul oscuro, quedando en texto común de color negro y en párrafos más angostos, los pasajes transcriptos de los Padres y otros autores.

También se identificarán los comentarios del Padre Castellani agregados a su traducción (destacados en texto verde); y lo que pueda yo agregar (destacados en texto colorado), particularmente en orden a vincular los textos con lo que ya se haya podido desplegar sobre cada asunto en las entregas anteriores. También se indicará, en su caso, si el texto integrado en un tema se ha expuesto en otro. Los destacados en negrita y los subrayados son míos.

Vayamos pues a estos temas:

Tema 1: La exigencia de no alegorizar sobre las escrituras, en detrimento del primer sentido de las mismas: el literal.

Capítulo Segundo (Padres del Iº y IIº Siglo), apartado III (Milenismo en Occidente, San Ireneo), página 152:

“Si pues alguien intentare ALEGORIZAR estos textos, no podrán concordarlos entre sí a todos, y se encontrarán pugnando entre ellos con dichos contradictorios”
(Ibíd. V, c. 35, 1).

Capítulo Tercero (El Milenismo en el Siglo III), apartado I (Tertuliano), páginas 164-165:

El centro deste Reino Terrestre será la ciudad de Jerusalén «Deofacta» y «del cielo bajada», la cual «Ezequiel profeta conoció y Juan Evangelista contempló». Por tanto Tertuliano no entiende alegóricamente, a lo que parece, sino literal, lo que Ezequiel y Juan de aquella urbe describen; empero hay que reconocer que el abogado africano en sus refinados escritos no garantiza que todos y cada uno de los que las profecías reportan haya de entenderse físicamente; mas solamente en general, que habrá una ciudad real donde los santos hallarán reposo y sede.

Este tema es substancial porque indica que ya desde los tiempos apostólicos se ponía énfasis en tomar como principal el sentido literal de las Sagradas Escrituras; no hace falta llegar a los tiempos de León XIII y Pío XII para descubrir esa exigencia. Estos Papas han desplegado su Magisterio sobre ese tema de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia de siempre: sólo han enriquecido lo que ya se encontraba en el tesoro de la Iglesia, con una más amplia explicitación de las diversas doctrinas, sin agregar novedades que desvirtúen el sentido principal de aquellas enseñanzas provenientes de la Tradición; véanse los textos de Providentissimus Deus y Divino Afflante Spiritu, en la VIIIª entrega. (Manzano)

Tema 2: Ocurrencia del Reino Milenario y su profesión común por los Padres Apostólicos.

Capítulo Segundo (Padres del Iº y IIº Siglo), apartado I (Milenismo en el Siglo Primero), sección B (Epístola de Bernabé [96/98]), páginas 103-105:

“El Sábado recuerda la Escritura al comienzo del relato de la Creación:
«El día séptimo terminó Dios la obra que había hecho; y descansó en el día séptimo de toda la obra que había hecho. Y bendijo Dios el séptimo día y lo santificó; porque en él descansó Dios de toda su obra que en la creación había realizado.» (Génesis II, 2-3).

“Advertid, hijos, lo que dice:
«las consumé en seis días». Eso quiere decir todas las cosas concluirá Dios en seis mil años; porque para Él un día es como mil años
(II Pedro III, 8). Pues a mí me testificó: «He aquí que el día de hoy será como mil años». De modo que, hijos, en el lapso de seis millares de años consumará Él todas las cosas.
«Y descansará el séptimo día». Quiere decir cuando volviendo su Hijo destruirá al Inicuo, juzgará a los impíos, mudará el sol y las estrellas. Entonces descansará bien el día séptimo. De modo que si lo que Dios mismo no santificó, alguno ahora cree poder santificar SIN manos limpias, nos equivocamos.

“Mirad pues: entonces descansaremos y santificaremos bien cuando podamos obrar con perfección, recibida la promesa, borrada la iniquidad, todas las cosas renovadas por acción divina.

“Después les dice:
«… no aguanto más las neomenias ni los sábados, ni las asambleas solemnes… » (Isaías I, 13), atended lo que dice: no me son aceptos los actuales Sábados, sino el Sábado que hice Yo; es decir, cuando ponga término a todas las cosas, e inicie la octava, es decir, el principio de un mundo nuevo. Por eso ahora hacemos fiesta no el sábado sino el Octavo Día (Domingo), el día pues que Jesús resucitó y después de aparecido subió a los cielos… “

En otro lugar, VI, 17:

“Así que nosotros somos los entrados en la tierra buena. Mas ¿por qué leche y miel? Porque a los infantes con leche primero y después con miel los vivifican; así nosotros con la fe de las promesas y el Verbo vivificados viviremos poseyendo tierras. Pues más arriba había dicho:
«Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la Tierra y sometedla; y dominad sobre los peces del mar… »
[Génesis I, 28] ¿Quién puede ahora dominar a los peces, las bestias o los pájaros? Pues hay que saber que ese «dominar» significa mandar con imperio. Y como hoy no acontezca, sin embargo, nos lo prometió. ¿Cuándo entonces? Cuando nosotros TAMBIÉN
(alusión a Cristo resurgido)
seamos tan perfectos que herederos del testamento de Dios seamos…

La doctrina de Bernabé es, pues, esta:

Como Dios concluyó la obra de la Creación en seis días y el séptimo descansó, así en seis milenios concluirá este mundo humano (desde Adán) y el séptimo milenio «descansará bien»”. ¿Qué ocurrirá en este milenio?

Comenzará con el retorno de Cristo, el cual abolirá al Inicuo, juzgará a los impíos, borrará la iniquidad, mudará el cielo, Tierra, estrellas y renovará todas las cosas. Entonces junto con Cristo también descansará bien «aquel que antes tendrá del todo puro el pecho».

“También entonces los mansos —sugiere el escritor— poseerán la Tierra y ejercerán dominio sobre la naturaleza, la cual les obedecerá, como mandó Dios al crearla.

Acabado el séptimo «Día» o milenio, Dios pondrá remate a todo, y «el comienzo de la octava» o sea de otro mundo será hecho.

Nótese, Bernabé no pone el comienzo de la renovación del mundo al fin del reino milenario sino al comienzo: importantísima nota que veremos explicada en San Policarpo. Y como no menta la resurrección, no sabemos quiénes son esos «justos» que dominarán la Tierra, si los viadores o los beatificados.

Capítulo Segundo (Padres del Iº y IIº Siglo), apartado I (Milenismo en el Siglo Primero), sección B (Epístola de Bernabé [96/98]), página 106:

La Parusía es uno de los núcleos esenciales de la Revelación Cristiana. No discutiré si es el «punto central» (aunque podría) pues siendo la dogmática cristiana tan trabada y solidaria, se puede decir que el punto central es la Paternidad de Dios respecto del hombre, la Eucaristía, la Encarnación… como de hecho se ha dicho. Baste decir que la Parusía es tan central en la fe, como sería el corazón, el cerebro, o el hígado en un organismo. De hecho acerca de ningún otro punto la Escritura se expide más frecuente y categóricamente.

De donde un teólogo que tergiversa acerca deste punto no es excusable por ninguna causa posible imaginable.

Capítulo Segundo (Padres del Iº y IIº Siglo), apartado II (Milenismo en el Siglo Segundo), sección A (San Papías), página 111:

Además San Justino Mártir escribió hacia el 150; y ya en ese tiempo, como el mismo Justino testifica, el milenismo era profesado comúnmente (sino universalmente) por los cristianos; y ninguna opinión, no digamos una nueva e insólita, podría haber obtenido eso en poco tiempo.

Capítulo Segundo (Padres del Iº y IIº Siglo), apartado II (Milenismo en el Siglo Segundo), sección B (San Justino), páginas 115-118:

Justino Mártir propugna abiertamente el Milenio; y su doctrina acerca deste se cifra en estas palabras:

Después de la derrota del Anticristo, que «nefandas impiedades hablará contra el Altísimo; y que dominará, según Daniel, por tiempo, tiempos y medio tiempo» vuelve Cristo. Pues vendrá alguien como Hijo del Hombre de las altas nubes, como Daniel declara, circundado de ángeles. Con el retorno de Cristo acontecerá la Resurrección. ESTA SERÁ DOBLE, a saber, primero la «Santa», o sea de los justos, al llegar Cristo; después la «eterna» o general, que cerrará el Reino Milenario, TRANSCURRIDO ENTRE LAS DOS. He aquí el texto del Santo (en su apacible «Diálogo con un judío», n. 31, 32 y 80).”

“Vamos, dime (dice el judío) vosotros ¿realmente profesáis de veras que Jerusalén esta de la Tierra será restaurada; que vuestro pueblo se congregará allí, que viviréis victoriosos con Cristo no menos que con nuestros Patriarcas y Profetas, que son de nuestra raza, o bien que se añadieron a nuestra religión antes que Cristo viniera; o bien mirando que en controversia nosotros os llevamos de pecho, os habéis refugiado en este subterfugio? Sigue leyendo

PRIMERA ETAPA DE LA RECONSTRUCCIÓN

RADIO

Por gracia de Dios y por medio de sus instrumentos predilectos, nuestros amigos y benefactores, hemos recuperado la emisión por internet y telefonía…

Gracias de corazón a todos los que se ocuparon y preocuparon…

Pueden seguir la emisión habitual desde http://www.radiocristiandad.com.ar

O haga click en el logotipo de la radio que está arriba.

Nuestra programación estará compuesta por los Especiales antiguos y otros programas, sin actualidad.

Ahora nos queda lo más duro: recuperar los equipos que nos permitan la emisión en vivo!!!

Viva Cristo Rey

25 de noviembre: Santa Catalina de Alejandría, † Virgen y Mártir.

SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA


25 de noviembre

Santa Catalina de Alejandría,

Virgen y Mártir.

Decapitada hacia el año 305 en Alejandría, Egipto

Patrona de apologistas; artesanos que usan ruedas en su trabajo (alfareros, hilanderos, etc.); archivistas; abogados; juristas; bibliotecarios; personas en trance de muerte; educadores; jovencitas; solteras; estudiantes; maestros; afiladores de cuchillos;
mecánicos; torneros; enfermeros; filósofos; predicadores; teólogos; secretarias; taquígrafos.

Yo pondré las palabras en vuestra boca,
y una sabiduría a la que no podrán resistir,
ni contradecir todos vuestros enemigos.
(Lucas 21, 15)

Santa Catarina es la octava de los 14 santos de mayor intercesión en el cielo. Se cuenta que en Santa Catarina Pinula, Guatemala, en donde se celebra a tan grande patrona , se reza una trecena en su honor, y dice así: …”Ea pues amados míos en Jesucristo, tenéis en Catarina, cuyo solo nombre alegra los corazones, una gran patrona delante de Dios…” antiguamente a la imagen que se procesiona el día 24 de nov. se le ponía un delantal, porque se dice que en una guerra fueron todos los hombres de este pueblo obligados a luchar, y en una noche anduvo una hermosa virgen sacándose de su delantal arroz con pollo para darles de comer a los soldados de Pinula, y al día siguiente ella sacaba de su delantal balas para los soldados que se les acababan. Así fue como Guatemala ganó la guerra y los soldados de Pinula regresaron sanos y salvos.

A una de las desembocaduras del fertilizante Nilo, cuna de la historia, llegó un día vestido de laurel el poderoso dominador Alejandro Magno. Venía satisfecho de sus correrías triunfales por Siria y Palestina. Traía el recuerdo vivo de la majestuosa ciudad judía con el fastuoso templo de Yahvé. El brillo deslumbrante de los rabinos que enseñaban en las sinagogas, sólo comparable con la sabiduría abstracta de los filósofos atenienses, que la prodigaban en el Partenón y en las ágoras, le hizo concebir la idea de fundar una nueva ciudad—ángulo entre Atenas y Jerusalén—que perpetuara su nombre en el mundo de las letras: Alejandría, 332 antes de J. C.

Pocos años más tarde Tolomeo I Soter, trasladará allí la capital del país y empezará a ser sede de las viejas culturas, “foco principal de la ciencia y del comercio de todo el Mediterráneo”, lo mismo que Egipto (allí está emplazada) lo es de todas las civilizaciones: bastarían los 700.000 volúmenes de su biblioteca y sus 14.000 estudiantes simultáneos para justificar el renombre de su famosa Universidad (Museum en sus días y en los nuestros).

Atraídos por su doble fama: Puerto y Museum sobre un suelo fecundo, no tardaron en establecerse allí los nómadas de todos los pueblos. Los judíos, linces en la especulación y avaros de la ciencia, no fueron los últimos en llegar. Colonias de la Diáspora esparcidas por toda la nación, que habían quedado de los distintos cautiverios, fijaron aquí su residencia. Fieles a sus tradiciones y lectores asiduos de los Libros Sagrados, tenían en sus manos los elementos más puros de la verdadera filosofía. En esta tierra de momias y de pirámides, eminentemente religiosa, que cae de rodillas ante Osiris, dios de los muertos, y que presiente la inmortalidad de las almas; donde Yahvé hablará a Moisés y condujera a su pueblo a través del desierto, no le sería difícil a los judíos ganar numerosos prosélitos.

Simpatizante al menos llegó a ser Tolomeo II, que hizo florecer el reino, influenciado desde sus principios por el pensamiento helenista, y mandó que setenta intérpretes tradujeran el Antiguo Testamento.

Aquí surgieron los auténticos representantes de la filosofía grecojudaica: Aristóbulo y Filón, empeñados en concordar la filosofía pagana con el Antiguo Testamento, presumieron ver en éste “la única fuente primordial de la ciencia y mitología griegas”.

Por aquí pasó el neoplatónico Plotino con “su fuego de espiritualismo, sus concepciones abstrusas y su panteísmo emanatista”. El que en frase de Fouillé “describe su Trinidad como si hubiera vivido en el cielo”.

Esta es la patria histórica de Catalina. Este el origen sucesivo de Alejandría, rica y bella ciudad, faro potente y hermoso del Mediterráneo.

El año 30 antes de J. C., con el Imperio más poderoso que han conocido los siglos, pasa Egipto, como tantos otros pueblos, a ser provincia romana.

Y provincia romana seguía siendo cuando a finales del siglo III de la era cristiana paseaba sus calles abiertas una joven elegante, de sangre azul. Estirpe real. La historia, la tradición, el arte y la leyenda están de acuerdo en transmitirnos este dato, como lo están en silenciar el nombre de sus progenitores.

Catalina frecuenta el Didascaleo, digno sucesor del antiguo Museum. Bebe allí las páginas eruditas de los viejos pergaminos. Aristóbulo, Filón, Plotino, son admirables y es elogioso su intento. No le convencen.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: NOVENA A SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA – DÍA 9

NOVENA A SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA

(Publicada en el año 1840)


DÍA 9

25 de noviembre

Santa Catalina de Alejandría,

Virgen y Mártir.

Decapitada hacia el año 305 en Alejandría, Egipto

Patrona de apologistas; artesanos que usan ruedas en su trabajo (alfareros, hilanderos, etc.); archivistas; abogados; juristas; bibliotecarios; personas en trance de muerte; educadores; jovencitas; solteras; estudiantes; maestros; afiladores de cuchillos;
mecánicos; torneros; enfermeros; filósofos; predicadores; teólogos; secretarias; taquígrafos.

Yo pondré las palabras en vuestra boca,
y una sabiduría a la que no podrán resistir,
ni contradecir todos vuestros enemigos.
(Lucas 21, 15)

Según la Tradición, Santa Catalina, nacida de familia de alto rango en Alejandría, con tanto éxito se entregó al estudio de las ciencias divinas y humanas, que, a los 18 años, confundió al emperador Maximino y a los filósofos paganos, convirtiendo a gran número de éstos. Convirtió también a la emperatriz Fausta y al tribuno Porfirio, quienes sufrieron el martirio con ella y los filósofos convertidos. Como consecuencia de ser azotada con látigo de puntas de plomo once días estuvo medio muerta. Sometida al tormento de las ruedas con dientes de hierro, a la primera vuelta rompiéronse éstas. Acabó su suplicio siendo decapitada. Su cuerpo fue llevado por los ángeles a la cumbre del Sinaí.

Santa Catalina consagró su virginidad a Jesucristo desde edad muy temprana; prefirió conservar esta virtud padeciendo el martirio, a perderla subiendo al trono. ¡Oh virtud amable, que hace a los hombres amigos de Jesucristo, hijos de María, semejantes a los ángeles, y les da en la tierra un pregusto de la felicidad que regocija a los santos en el cielo!

Santa Catalina recibió la corona de los doctores con la de las vírgenes, porque predicó la fe, confundió a los filósofos y convirtió a muchos paganos. Aprende con esto que Dios es el autor de toda ciencia: Él fue quien ilustró a Santa Catalina. Día y noche te consumes inclinado sobre los libros: vete a la fuente de todos los conocimientos, pide sabiduría al Señor. Él te la dará; pero, sírvete de tus luces para santificarte y para convertir a los otros. ¿Lo haces así?

A esas dos primeras coronas sumó ella la del martirio. Podía Catalina ser dichosa según el mundo: era hermosa, noble, rica, llena de ingenio, podía llegar a ser esposa de un emperador. Renunció a todas estas ventajas y murió por Jesucristo. ¿Qué hubieras hecho tú en su lugar? ¿qué haces todos los días? ¡Por un pequeño interés, abandonas al Señor! ¿Quieres participar de la corona del martirio? Mortifica tu carne, combate la voluptuosidad y la avaricia, desprecia al mundo. Afligir la carne, vencer las pasiones, resistir a la avaricia, triunfar del mundo, es una gran parte del martirio (San Agustín).

  Sigue leyendo

P. JUAN CARLOS CERIANI: EL motu proprio, EL PADRE BOUCHACOURT Y MONSEÑOR WILLIAMSON

bouchacourtWILLYEL MOTU PROPIO

EL PADRE BOUCHACOURT

Y

MONSEÑOR WILLIAMSON

No es de ahora, sino de septiembre de 2009 que vengo señalando en Radio Cristiandad las desviaciones del Obispo que no se retracta, que reside en Kent, Inglaterra.

Es de público conocimiento que me distancié del Obispo en 2007, a causa del Motu proprio que humilló a la Santa Misa de Rito Romano.

No hay que olvidar que el Obispo de Kent ha sido copartícipe de muchos de los acontecimientos perjudiciales que han ocurrido durante los últimos 13-14 años para preparar a la Fraternidad para el acuerdo.

Entre otros perjuicios en que ha coparticipado, tenemos, al menos, cuatro ejemplos:

1º) La aceptación y defensa del Motu Proprio del 7 de julio de 2007.

2º) El pedido, aceptación y agradecimiento del levantamiento de la excomunión en enero de 2009.

3º) El no haber recusado y repudiado, antes bien haber permitido, incluso admitido y hasta justificado las discusiones doctrinales.

4º) Lo referente a la funesta frase: la preciada regularización que solamente Roma tiene la autoridad de otorgar.

Si a esto sumamos la actitud poco clara del señor Obispo desde su exclusión de la FSSPX, hace ya más de dos años, las conclusiones son gravísimas…

+++

El Padre Bouchacourt, antiguo Superior del Distrito de América del Sur y actual Superior del Distrito de Francia, acaba de confirmar lo que llevamos dicho.

En el sitio oficial de su Distrito, La Porte Latine, ha publicado un compendio de todos los artículos en relación a Monseñor Marcel Lefebvre (y la Fraternidad Sacerdotal San Pío, por él fundada) en su lucha contra la Iglesia Conciliar.

Se trata de 888 referencias, distribuidas en XIX capítulos, con el título general:

Vaticano II – Roma y la FSSPX.

Sanciones – Indultos – Motu proprio – Levantamiento de las excomuniones – Discusiones doctrinales -Preámbulos

fUENTE:

http://laportelatine.org/vatican/sanctions_indults_discussions/sanctions_indults_discussions.php#fondation

He aquí el índice de este interesante y útil archivo:
Sigue leyendo

MES DE MARÍA: P. RODOLFO VERGARA – DÍA DECIMOCTAVO: CONSAGRADO A HONRAR EL SEPTIMO DOLOR DE MARIA

MES DE MARÍA

P. RODOLFO VERGARA

DÍA DECIMOCTAVO

CONSAGRADO A HONRAR EL SEPTIMO DOLOR DE MARIA


DESCENDIMIENTO DE LA CRUZ, DUCCIO DI BUONINSEGNA.

Oración para todos los días del Mes

¡Oh María! durante el bello Mes que os está consagrado, todo resuena con vuestro nombre y alabanzas. Vuestro santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos os han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presidís nuestras fiestas y escucháis nuestras oraciones y votos. Para honraros, hemos esparcido frescas flores a vuestros pies y adornado vuestra frente con guirnaldas y coronas. Mas ¡oh María! no os dais por satisfecha con estos homenajes: hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Estas son las que Vos esperáis de vuestros hijos; porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden deponer a sus pies es la de sus virtudes. Sí; los lirios que Vos nos pedís son la inocencia de nuestros corazones; nos esforzaremos pues, durante el curso de este Mes consagrado a vuestra gloria ¡oh Virgen santa! en conservar nuestras almas puras y sin mancha y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aún la sombra misma del mal. La rosa cuyo brillo agrada a vuestros ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos: nos amaremos, pues, los unos a los otros como hijos de una misma familia, cuya madre sois, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En este Mes bendito procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que os es tan querida; y con vuestro auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y resignados. ¡Oh María! haced producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y de la mejor de las madres. Amén.

CONSIDERACIÓN

Temerosos los discípulos de que el sagrado cuerpo del Salvador sufriera nuevos ultrajes, si permanecía por más tiempo en la cruz, solicitaron de Pilatos autorización para bajarlo del suplicio y darle honrosa sepultura. Pilatos consintió sin dificultad en ello; Jesús fue desenclavado de la cruz por manos de sus discípulos.

 En este instante redóblanse las penas de María. El mundo iba a devolver a sus brazos maternales los fríos despojos de su adorado Hijo; pero ¡ay! ¡en qué estado le devuelven los hombres a aquel que con tanto gozo concibiera en sus entrañas! afeado, denegrido, ensangrentado. Era el más hermoso entre los hijos de los hombres; mas ahora apenas con­serva la figura de hombre. ¡Recibe, ¡oh Madre! el triste presente que te da el mundo en pago de los beneficios que ha recibido de tu mano. .!

Sigue leyendo

DEVOCIONES: NOVENA A SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA – DÍA 8

NOVENA A SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA

(Publicada en el año 1840)


DÍA 8

25 de noviembre

Santa Catalina de Alejandría,

Virgen y Mártir.

Decapitada hacia el año 305 en Alejandría, Egipto

Patrona de apologistas; artesanos que usan ruedas en su trabajo (alfareros, hilanderos, etc.); archivistas; abogados; juristas; bibliotecarios; personas en trance de muerte; educadores; jovencitas; solteras; estudiantes; maestros; afiladores de cuchillos;
mecánicos; torneros; enfermeros; filósofos; predicadores; teólogos; secretarias; taquígrafos.

Yo pondré las palabras en vuestra boca,
y una sabiduría a la que no podrán resistir,
ni contradecir todos vuestros enemigos.
(Lucas 21, 15)

Según la Tradición, Santa Catalina, nacida de familia de alto rango en Alejandría, con tanto éxito se entregó al estudio de las ciencias divinas y humanas, que, a los 18 años, confundió al emperador Maximino y a los filósofos paganos, convirtiendo a gran número de éstos. Convirtió también a la emperatriz Fausta y al tribuno Porfirio, quienes sufrieron el martirio con ella y los filósofos convertidos. Como consecuencia de ser azotada con látigo de puntas de plomo once días estuvo medio muerta. Sometida al tormento de las ruedas con dientes de hierro, a la primera vuelta rompiéronse éstas. Acabó su suplicio siendo decapitada. Su cuerpo fue llevado por los ángeles a la cumbre del Sinaí.

Santa Catalina consagró su virginidad a Jesucristo desde edad muy temprana; prefirió conservar esta virtud padeciendo el martirio, a perderla subiendo al trono. ¡Oh virtud amable, que hace a los hombres amigos de Jesucristo, hijos de María, semejantes a los ángeles, y les da en la tierra un pregusto de la felicidad que regocija a los santos en el cielo!

Santa Catalina recibió la corona de los doctores con la de las vírgenes, porque predicó la fe, confundió a los filósofos y convirtió a muchos paganos. Aprende con esto que Dios es el autor de toda ciencia: Él fue quien ilustró a Santa Catalina. Día y noche te consumes inclinado sobre los libros: vete a la fuente de todos los conocimientos, pide sabiduría al Señor. Él te la dará; pero, sírvete de tus luces para santificarte y para convertir a los otros. ¿Lo haces así?

A esas dos primeras coronas sumó ella la del martirio. Podía Catalina ser dichosa según el mundo: era hermosa, noble, rica, llena de ingenio, podía llegar a ser esposa de un emperador. Renunció a todas estas ventajas y murió por Jesucristo. ¿Qué hubieras hecho tú en su lugar? ¿qué haces todos los días? ¡Por un pequeño interés, abandonas al Señor! ¿Quieres participar de la corona del martirio? Mortifica tu carne, combate la voluptuosidad y la avaricia, desprecia al mundo. Afligir la carne, vencer las pasiones, resistir a la avaricia, triunfar del mundo, es una gran parte del martirio (San Agustín).

  Sigue leyendo