DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 24

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y CUATRO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.


La Sangre de Jesús aviva nuestra esperanza

  • El demonio al principio nos instiga a pecar con el pretexto de que la misericordia divina es infinita, y después del pecado nos empuja hacia la desesperación, mostrándonos como imposible que Dios nos perdone tan graves excesos. No nos dejemos vencer de tales engaños, que son la ruina de muchos, antes bien hagamos cuanto nos enseña San Juan: Hijitos míos, dice, no pequéis, y si ya habéis pecado, arrepentidos volved a Dios; puesto que tenemos por abogado cerca de El a Jesús mismo, que ha dado su Sangre por salvarnos. Esta Sangre interpela por nosotros. ¿Qué podemos temer entonces? Si nos arrepentimos de corazón, es seguro el perdón.
  • Jesús nunca ha rechazado de sí al pecador arrepentido, sino que siempre como padre piadoso, ha abrazado al hijo pródigo. Mas aun, cual amante pastor ha venido del cielo a la tierra en busca de la oveja descarriada; y ha derramado su Sangre por salvarla. Llenos, pues, de confianza, postrémonos a sus pies a llorar las culpas pasadas, aunque enormes e innumerables, seguros de que no nos ha de negar el perdón, quién no nos ha negado su Sangre.
  • No pocas veces pone el demonio, aun en el corazón de los justos, vanos temores y desconfianzas acerca de su salvación eterna. Mas tales tentaciones luego se vencerán reflexionando sobre lo que dice San Pablo: *Justificados por la Sangre de Jesús, por la misma seremos salvados de la ira divina*. ¿Cómo se puede dudar, dice San Agustín, de que Jesús nos quiere salvar, cuando para obtenernos el paraíso, ha muerto y derramado su Sangre? Ah! Confiados prosigamos viviendo rectamente, que por los méritos de la Sangre Preciosa seguramente nos salvaremos.

Sigue leyendo

10 MILLONES

tm-471-25.jpg

HOY, NUESTRO BLOG HA CUMPLIDO 10.000.000 DE VISITAS.

MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN HECHO DE RADIO CRISTIANDAD UN BASTIÓN DE COMPROMISO, CERTEZA Y SERIEDAD EN LAS INFORMACIONES.

A NUESTROS COLABORADORES, A LOS PADRES QUE NOS ENRIQUECEN, ASISTEN Y GUÍAN, A LOS INCONDICIONALES DESDE LA PRIMERA HORA…

Y POR SUPUESTO, A LOS DETRACTORES, A LOS CALUMNIADORES, A LOS MENTIROSOS, LOS QUE SIN QUERERLO HAN SIDO LOS QUE MÁS GENTE HAN ACERCADO A NUESTRAS PÁGINAS… Y DECIDIERON QUEDARSE AL VER LA REALIDAD DE LO QUE DECÍAMOS.

Y POR SUPUESTO A SAN JOSÉ, NUESTRO PATRONO, SIN CUYA AYUDA NADA HUBIÉRAMOS LOGRADO.

PARA UN BLOG, CON UNA TEMÁTICA TAN CERRADA Y EN CASTELLANO, ES INDUDABLEMENTE TODO UN RÉCORD.

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 23

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y TRES


ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús fundó la Iglesia y la sostiene

  • Dios hizo dormir a Adán para sacarle una de sus costillas, y habiendo formado con ella a la mujer, semejante a aquél, se la dio por esposa. Igualmente, dice San Agustín, habiendo Jesús inclinado la cabeza, murió en la cruz, y de su costado abierto se formó una esposa, la Iglesia, con aquella última efusión de su Sangre. La verdadera Iglesia es, por consiguiente, la que nació junto a la cruz, en medio del luto y del dolor, y es en todo semejante a su sacrificado Esposo, de quien recibió en herencia persecuciones y trabajos. Pero así como Jesús resucitó glorioso de la muerte, así también la Iglesia saldrá gloriosa de las tribulaciones. El verla, por tanto, perseguida, no debe desanimarnos, sin mas bien aumentar en nosotros el amor y respeto hacia ella, reconociéndola, en tal manera, por la única y verdadera esposa del Dios crucificado.
  • Excepto solo dos, todos los otros 29 Papas de los tres primeros siglos, juntamente con millones de fieles, fueron bárbaramente muertos por la fe; pero tanta sangre no fue bastante a ahogar la Iglesia, que siempre se dilató y gloriosa sobrevivió. En cada siglo, hasta el presente, nuevas persecuciones se han sucedido para arruinarla; mas cuando se creía destruida, mas vigorosa se ha erguido. Todas las furias del mundo y del infierno no han logrado vencerla, ni la vencerán jamás. Jesús, que la redimió con su Sangre, dice San Bernardo, la sostendrá, volviéndola siempre victoriosa hasta la consumación de los siglos. Por esto nosotros, como hijos de tan excelsa madre, debemos ofrecer sin cesar esta Sangre, a fin de obtener la perseverancia de vivir hasta la muerte en su materno seno.
  • Dice San Pablo que Jesús oró con voz eficaz por la gloriosa resurrección de su cuerpo, y fue escuchado. Esta vos eficaz fue la efusión de su Sangre; nos lo asegura San Anselmo. Su cuerpo, por el cual oró, no fue solo el real, sino también el místico, es decir, la Iglesia; tal afirma San Buenaventura. Esta, pues, por los méritos de la Sangre Preciosa, ha sido siempre gloriosa; agrega el mismo doctor seráfico. Demos, pues, siempre gracias al Señor por habernos hecho nacer en el gremio de la verdadera Iglesia, vuelta invencible en virtud de la efusión de su Sangre divina; y no nos avergoncemos jamás de aparecer como sus verdaderos hijos, antes venzamos todo respeto humano en el cumplimiento de nuestros deberes de cristianos y católicos.

Sigue leyendo

OSKO: LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

DSC00038

LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

“Tenemos que controlar al mismo tiempo ambas cosas: La Acción y la Reacción que se le oponga”

Este escrito surge a raíz de la publicación en NON POSSUMUS de un anuncio.

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2014/07/surge-la-union-sacerdotal-marcel.html

“Los Sacerdotes de la Resistencia reunidos en Avrillé han decidido continuar la FSSPX bajo la denominación de Unión sacerdotal Marcel Lefebvre. Desde ahora ella es la continuación de la obra de Mons. Lefebvre. La USML es la verdadera FSSPX.”

El sector que se autodenomina “la Resistencia” lo es tan sólo a la conducción de Mons. Fellay. Lo cual no está nada mal, pero allí se termina.

Como no pueden RECONQUISTAR esa posición, como no pueden RESTAURAR la FSSPX, ahora se hicieron una propia. La necesidad de contar con el respaldo de lo “institucional”, aunque sea que eso tenga un carácter precario o virtual, parece que calma las expectativas de muchas personas.

Esto se manifiesta por el largo tiempo que permanecieron dentro de la FSSPX la mayoría de los que ahora se suman a esta nueva organización, a pesar de que las señales llegaron a ser harto evidentes. El mismo Obispo Williamson instaba a no abandonar la FSSPX; seguramente vería en ella lo mismo que sigue viendo en la Iglesia Conciliar: una manzana, medio sana y medio podrida.

Y es precisamente un aspecto ese muy interesante y que guarda estrecha relación con la realidad de la Revolución. Esta última actúa por medio de las instituciones. Las instituciones legítimas son buenas en sí mismas, por supuesto; pero en un estado de cosas como el actual, ninguna organización logra mantenerse en pie.

Ahí tenemos a la FSSPX; a la vista de todos, ella continúa; allí está, visible, “oficial”, prosigue con sus actividades; mantiene sus centros de misa, sus prioratos y procura continuar en la línea que sus autoridades han decidido desde hace bastante tiempo. Sin embargo la FSSPX ya no es lo que fue.

La Revolución controla, no destruye; disuelve lo genuino transmutándolo. Y a la postre tenemos otra cosa; parece lo mismo, pero no es lo mismo.

La Revolución ha arrasado con todo aquello que, de una u otra manera, ha intentado oponérsele; y esto no cambiará en el futuro inmediato. Tal lo que pensamos, y nos parece que hay suficientes ejemplos y argumentos a favor de esa tesis.

En nuestro artículo “METIDA DE PATA”, refiriéndonos a Mons. Williamson, medio en broma y medio en serio, decíamos:

O peor…, tal vez le hagan meter la pata los miembros de la Resistencia Fláccida induciéndole perversamente a consagrar un obispo, lo cual constituiría una nueva contradictoria acción del obispo… Dicen algunos que él ya tiene redactada la carta de agradecimiento para cuando otro disfrazado de blanco le levante la excomunica…..”

Pues, suponíamos que eso iba a ocurrir y probablemente más pronto que tarde. Pero la jugada, la METIDA DE PATA, va un poco más allá todavía; llega al punto de haber instituido una organización. Haber creado una INSTITUCIÓN, tornará a los “resistentes” mucho más vulnerables.

De hecho, ya lo eran, porque llegan a esta instancia cargando TODOS ELLOS con la joroba, el baldón de sentirse… VAGOS. Pero ahora lo son mucho más.
Sigue leyendo

SIGUE EL BERGOGLIANO DESMADRE

 

img_201029

1) ¿Un monseñor con “tendencia”?

x640_y905_5586eb_06

Stephan Ackermann, Obispo de Trier, participó de una mesa redonda organizada por la Unión de Gays y Lesbianas de Saar (la sigla en alemán es LSVD: Einladung des Lesben- und Schwulenverbands) ycriticó las propuestas para tratar y curar la homosexualidad, señalando también que la Iglesia no respaldaba esas iniciativas.

http://rorate-caeli.blogspot.com/2014/07/the-gay-lobby-won.html#more

(Sobre Ackermann ver Post del 27 de Febrerohttp://www.catapulta.com.ar/?p=12329)

2) Un jesuíta que pide una “doctrina para esta época ” y con “cánones de razonabilidad”

media-225828-2

Jorge Costadoat SJ, profesor de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, publicó en El Mercurio del 6 de julio una nota titulada “¿Progreso doctrinal en la moral sexual católica?” en la que, entre otras cosas, dice

El Papa Francisco ha convocado para 2015 un sínodo sobre la familia. Este abordará temas como la sexualidad, el matrimonio, los hijos, el control de la natalidad, los separados, los divorciados vueltos a casar y la participación en los sacramentos. El nivel de preocupación de los católicos sobre estas materias es muy alto. Por lo mismo, la frustración o la satisfacción con los resultados del sínodo pueden ser grandes.

Las respuestas …son coincidentes: existe una enorme distancia entre lo que la jerarquía enseña en materia de moral sexual y lo que los católicos piensan y practican. ..

…el abismodetectado afecta principalmente a la enseñanza oficial contraria a los métodos artificiales de control de natalidad, a la comunión de los divorciados vueltos a casar y a la posibilidad de una vida sexual fuera del matrimonio.

…en estas circunstancias cabe esperar un progreso doctrinal.

Si la Iglesia enseña una cosa y la misma Iglesia practica otra diferente, algo hay que revisar. Es que el Pueblo de Dios vive inmoralmente o ignorante de la doctrina sexual de la Iglesia, o la doctrina que sirvió para una época ya no sirve tal cual para esta otra.

…El pueblo cristiano espera una proclamación del Evangelio en los cánones de razonabilidad de nuestro tiempo.

http://jorgecostadoat.cl/wp/

3) Y una Rahner que avanza más

p1030225_bearb

Johanna Rahner, profesora de Teología Dogmática de la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, afirma que “es posible ordenar mujeres, lo que constituiría “un acto de igualdad”. Asimismo reclamó la bendición de las parejas homosexuales, la admisión de los divorciados vueltos a casar y el reconocimiento del segundo matrimonio, siempre que se reconociesen los pecados cometidos contra el primero

https://mail.google.com/mail/u/0/?tab=wm#search/eponymous+flower/1471f64705092df7

Y mientras tanto Francisco se ocupa de la paz en Medio Oriente,adonde lo llevó su febril sueño de liderazgo mundial -lo largaron duro, por lo que se sabe- y de preparar una encíclica sobre ecología.

¡Válgame Dios!

 Visto en Catapulta

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 22

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y DOS

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús nos ha dado la fe


  • No habiendo podido el demonio hacerse igual a Dios en el cielo, trató de tener culto divino en la tierra. Y los hombres se sometieron a él de buena gana, levantándole templos y altares, adorándolo en los ídolos, y sacrificándole no solo animales, sino también niños y doncellas. ¡A tal exceso llegaron nuestros antepasados, y en tal estado permaneceríamos aún nosotros, si Jesús no nos hubiera dado la fe! Adorando al demonio en la tierra, con él hubiéramos ido a penar al infierno. ¡Infelices de nosotros sin la fe! Sangre de Jesús, sed mil veces bendito y alabado, por haberme librado, con tu derramamiento, de tan mísero estado, y en seguida, de mi eterna perdición. Por tanto es mi estricta obligación amaros y alabaros por todo el curso de mi vida.
  • El profeta Zacarías anunció la venida de un día tal que no se distinguiría de la noche; pero en el cual, hacia la tarde, aparecería la luz, y un torrente de agua, difundiéndose desde Jerusalén sobre la tierra, haría que los hombres creyeran en Dios. Este fue el día de la muerte de Jesús, en el cual quedó obscurecido el sol hasta la hora nona (San Efrén, sobre Zacarías, XIV, 7); y entonces fue cuando la Sangre Preciosa derramada en Jerusalén, fecundando al mundo, hizo germinar la fe; y extirpando la idolatría volvió a los hombres adoradores del verdadero Dios.Si tenemos, entonces, la fe, si nosotros, que estábamos lejos del verdadero Dios, ahora estamos unidos a él; ello es en virtud de la Sangre Preciosa, dice San Pablo (Vosotros, que estabais lejos, habéis sido puestos cerca por la Sangre de Cristo. Efesios, II,3). Bendigamos, pues, y rindamos siempre honor a esta Sangre divina, que nos ha hecho partícipes de tan excelso don.
  • ¿De qué nos sirve tener la fe, si vivimos peor que los infieles? Habiendo hecho Jesús experimentar los efectos de su beneficencia a los habitantes de ciertas ciudades, al ver que éstos vivían mal, ” Hay de vosotros, decía, porque si yo hubiera hecho beneficios a otros pueblos, éstos me habrían honrado; mientras que vosotros os demostráis desconocidos e ingratos. Más el día del juicio final, seréis juzgado con mayor severidad (San Mateo, XI, 20, etc.). Con preferencia sobre tantos que nacen entre incrédulos e infelices, Jesús nos ha hecho nacer en el gremio de la verdadera fe: por eso, si no somos buenos, nos espera un infierno más tremendo. Resolvámonos, y empecemos a vivir como verdaderos fieles y secuaces del verdadero Dios.

Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 21

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTIUNO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.


La Sangre de Jesús nos hace vivir castos y puros

  • El primer desconcierto que el hombre sintió en sí después del pecado, fue la rebelión de los sentidos. Y ella es todavía la causa de muchos males durante la vida y de condenación después de la muerte. Deshonras, miserias, discordias, homicidios, muertes prematuras y además la impenitencia final, son los terribles efectos de la deshonestidad (Alfonso Selva, predicación, Parte I, c. 6, n. 1, 10). Para que estemos distantes de vicio tan perjudicial, o librarnos de él, si hemos caído; no hay medicina más eficaz que la Sangre Inmaculada del Cordero divino (Si no fuera ungida la antigua llaga con el ungüento de la Sangre de Cristo. S. Cipriano, Pasión de Cristo). Por eso procuremos recibirlo a menudo en los sacramentos.
  • Jesús derramó su primera Sangre en la circuncisión, y quiso que fuera adorada por primera vez por María y José, ambos vírgenes; como para demostrar que aquella Sangre sería un medio eficaz para conservar el hombre la pureza. También en su pasión la derramó de un modo especial para hacer germinar flores de castidad, por lo cual la Sangre Preciosa es llamada vino que engendra vírgenes (Vino germinante vírgenes, Zacarías IX, 17).: y los vírgenes se llaman sus primicias (A. Lápide, sobre el Apocalipsis XIV, 4, Primicias de Dios y del Cordero). Por tanto, dice San Buenaventura, beber de la Sangre Preciosa es lo mismo que tomar una medicina potentísima para conservarse puro (Tienen la albura de la castidad con el riego de la Sangre de Cristo, De la Eucaristía, sermón 31). Por esto dice San Bernardo que el mantenerse puros tantos cristianos, es efecto de la Sangre de Jesús, que reciben en la comunión (Sobre la Cena, el Bautismo, etc.). Acerquémonos a menudo y devotamente a la divina mesa y obtendremos el mismo efecto.

  • Un jovencito acostumbrado a faltar contra la santa modestia (habiéndole resultado vano cualquier otro medio), consiguió enmendarse meditando la pasión de Jesús (Cirilo, Domínica IX después de Pentecostés, oración mental). Pues que al sentirse tentado, decía, fijando los ojos en el crucifijo: “el inocente cuerpo de Jesús está cubierto de llagas y de Sangre, y yo me atreveré a darme impuros deleites? No, Jesús mío, no lo haré jamás”. Enseguida estampando tiernísimos besos sobre las divinas llagas, triunfaba de la criminal pasión. Si no podemos embriagarnos con la Preciosa Sangre comulgando cada día, al menos participemos de ella en espíritu, meditando cotidianamente los dolores en medio de los cuales Jesús la derramó (Meditar los beneficios de su pasión es haber espiritualmente su Sangre), y con tal medio también nosotros venceremos las tentaciones y viviremos puros.

 

Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: SERMÓN EN LA DOMÍNICA SEXTA DE PENTECOSTÉS – AUDIO ORIGINAL 20-JUL-2014

meramo

Compartimos con nuestros lectores el Sermón de la Domínica Sexta de Pentecostés – 2014 – del querido P. Basilio Méramo.

Para escuchar:

Download

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 20

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA VEINTE

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús obtiene auxilios especiales en el sacramento del

matrimonio

  1. Jesús rogado por su madre a que supliera la falta de vino en un banquete nupcial, respondió que aún no había llegado su hora; pero después, con un milagro, mudó el agua en vino. Dice San Agustín que la hora predicha era la de su pasión (Dominica II, después de la octava de Epifanía. Sermón I). Jesús quiso por tanto, significar que si entonces concedía una gracia temporal a los esposos, proveyéndoles del milagroso vino, figura de su Sangre; vendría más tarde el tiempo en que elevaría el matrimonio a sacramento, y con la efusión de su sangre merecería para los esposos, una gracia especial para cumplir sus deberes, como enseña el concilio Tridentino (La gracia para santificar a los cónyuges, Cristo nos la mereció con su Pasión. Tidentino, sesión 24. Decreto del Sacramento del Matrimonio). Bendice, pues, y agradece, oh cristiano, a la Preciosa Sangre, que tales auxilios particulares te ha merecido y te concede, en el sacramento del matrimonio.
  2. El matrimonio es un gran sacramento, dice San Pablo, figura de los desposorios de Jesús con la Iglesia (Efesios, V, 32); por esto, no con enamoramientos y pecados hay que prepararse a él, sino con obras santas y además hay que celebrarlo ante el altar, con la bendición del propio sacerdote; pues de lo contrario, Dios no reconoce como verdaderos cónyuges a los esposos. Jesús no puede separarse de la Iglesia a quien ama tiernamente, y a ella sola reconoce por suya y esta procura por su parte conquistarle secuaces que lo sirvan con fidelidad. Asimismo el esposo y la esposa estrechados por el vínculo indisoluble, deben amarse mutuamente, llevar una vida honesta y edificante, y educar santamente a sus hijos; como que con tal fin elevó Jesús el matrimonio a sacramento. Quien se conduzca diversamente, atraerá directamente sobre su cabeza, no la gracia que le ha merecido la Preciosa Sangre, sino la divina maldición.
  3. No solamente dice San Pablo, que el matrimonio es sacramento, y que los casados deben vivir entre ellos en paz, y procurar la salvación de sus hijos; sino que agrega también: Hijos obedeced a vuestros padres en el Señor, pues él ha dicho: Honra a tu madre y a tu padre y serás bendito (Efesios, VI, 1,2,3). Esto deben por consiguiente hacer los hijos, si desean que todo bien descienda sobre su cabeza. ¡Quiera Dios que todos hagan lo que tuvo en su intención el Redentor al instituir este sacramento y sean dignos de la santificación que él mismo aporta por los méritos de la Sangre Preciosa! Entonces ciertamente no se verían tantos desconciertos y males en el mundo. Más hay muchos en el mundo que a esto no atienden; de donde proviene que tantas familias sean malditas de Dios también en este mundo, y tantas almas vayan condenadas al infierno.

Sigue leyendo

P. JUAN CARLOS CERIANI: SERMÓN PARA LA DOMÍNICA SEXTA POST PENTECOSTÉS

Sermones-Ceriani

SEXTO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Seguimos y terminaremos hoy con el comentario a la Epístola del Cuarto Domingo de Pentecostés.

Siguiendo al Padre Lacunza nos habíamos introducido en el estudio de la profecía de Isaías, retomada por el Apóstol San Pedro, de nuevos cielos y nueva tierra.

El Padre Lacunza dice que esta gran mudanza que esperamos de nuestro mundo presente de mal en bien debe iniciarse por donde comenzó, en tiempo de Noé, de bien en mal; es decir, por la restitución del eje de la tierra a aquel mismo sitio donde estaba antes del diluvio.

Veamos la aplicación que hace y las dos consecuencias generales y seis particulares a las que llega.

Si el perpetuo equinoccio vuelve a nuestra tierra, desterradas para siempre las cuatro estaciones enemigas, todo queda llano y facilísimo de concebirse y explicarse.

Primera consecuencia general: Lo primero que se comprende al punto, en esta hipótesis, son los anuncios terribles, que para el día grande del Señor se hallan a cada paso en los Profetas, en los Salmos, en los Evangelios, en los escritos de los Apóstoles y en el Apocalipsis.

Todos estos anuncios concuerdan entre sí, y concuerdan perfectamente con la hipótesis misma.

Para ver con los ojos esta concordancia, imaginemos por un momento que ahora en nuestros días sucede este enderezamiento del eje de la tierra, necesario para que la eclíptica y la equinoccial se unan entre sí y formen una misma línea individual.

Imaginemos también que desde cierta altura competente y segura observamos con buenos telescopios todas las cosas particulares que suceden aquí abajo como resultado natural y forzoso de la unión de estas dos líneas o círculos máximos, que ahora se cortan mutuamente, y producen en este corte oblicuo las cuatro estaciones enemigas.

En este caso, que suponemos repentino y violento, deben seguirse naturalmente todas las siguientes consecuencias anunciadas en la Sagrada Escritura:

Primera consecuencia particular: que nuestra tierra o nuestro globo, moviéndose de polo a polo (para enderezarse), se mueva realmente de su lugar: Pues esto es lo que se lee en Isaías, XIII, 13: Sobre esto turbaré el cielo; y se moverá la tierra de su lugar a causa de la indignación del Señor de los ejércitos, y por el día de la ira de su furor.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 19

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA DIEZ Y NUEVE

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

L a Sangre de Jesús nos hace beneficio por medio de los sacerdotes

  1. Innumerable son los bienes que Dios nos dispensa por medio de los sacerdotes. Este nos hace miembros de la Santa Iglesia con el bautismo, nos instruye en las leyes divinas con la predicación, nos absuelve de los pecados con la confesión y nos santifica con la administración de los demás sacramentos. El es quien ruega por nosotros con el rezo del oficio divino, y ofrece por nosotros a Dios un sacrificio divino con celebrar la Santa Misa. Después de habernos procurado tantos bienes en la vida, no cesa de hacernos beneficios en la muerte, sino que nos asiste hasta el último aliento, acompaña nuestro cadáver al sepulcro y ofrece por nuestras almas preces y oraciones. Suma gratitud debemos por tanto a la Preciosa Sangre, pues ella nos dio el sacerdocio, fecundo en tan grandes bienes.
  2. Para nuestra redención bastaba una sola gota de Sangre Preciosa, pero esta gota de Sangre, aún más, toda la que Jesús derramo en la pasión, coronación de espinas y camino del Calvario, no bastaba para instituir el sacerdocio del Nuevo Testamento; y fue necesario que la derramase toda en la cruz y allí muriese. Puesto que si Jesús no hubiera consumado el sacrificio de su vida, el sacerdote no habría podido ofrecerlo como víctima sobre el altar. ¡He ahí cuanto cuesta a Jesús el sacerdocio instituido para nuestra santificación! ¡Le cuesta el derramamiento de toda su Sangre! Y por lo mismo debemos sumo reconocimiento y amor al Señor crucificado, por una institución tan benéfica y necesaria para nosotros.
  3. El sacerdote consagrado por la Preciosa Sangre, ofrece esta Sangre por nosotros en la Misa, nos la dispensa en la comunión, y nos hace gozar sus frutos en los demás sacramentos, por esto, quien honra o desprecia al sacerdote, en el hace honor o agravio a la Sangre Divina. San Antonio, abad, cuando se encontraba a los sacerdotes, se postraba ante ellos; Santa Catalina de Siena besaba la tierra por donde ellos pasaban, y San Francisco de Asís, decía que, encontrándolos juntos, daría preferencia en honrar al sacerdote sobre el ángel. Imitemos a estos santos si no queremos hacernos reos de ingratitud y desprecio para con la Sangre Preciosa.

Sigue leyendo

OSKO EN FRANCÉS… TOMADO DE CATHOLICAPEDIA

Éclaircissements au sein de la fausse résistance :

Monseigneur Williamson a parlé

Par Osko de Radio Cristiandad

Source : Osko: mayor claridad en la falsa resistencia – mons. williamson ha hablado | radio cristiandad

Traduction François Thouvenin pour Le CatholicaPedia


Mgr Williamson a parlé …

 

Une plus grande clarté dans la fausse résistance

« Romains, mes amis, mes concitoyens, écoutez-moi ! Je viens enterrer César, non le louer. »

William Shakespeare, « Jules César » ; discours de Marc-Antoine

« L’ironie exige un minimum de bagage culturel »

Lu sur la Toile…

« J’y vais en avion, pas en train… »

Charly Garcia  (1)

[1] Chanteur et musicien argentin contemporain.

Aux impostures habituelles de certains prêtres de la fausse Résistance (comme celle – commentée par nos soins – de l’abbé Trincado, avec son grossier et ridicule panégyrique de la « naissance » de cette fausse résistance à Chihuahua) ; à l’habitude qu’ont les prêtres en question de ne pas considérer comme une farce ce qui s’est passé au sein de la fsspx depuis la création dugrec ; au fait qui en découle, à savoir que la forteresse de Menzingen est aux mains de « ralliéristes » libéraux et doctrinalement déformés ; aux ingérences d’un sioniste tel que Maximilian Krah dans la gestion financière et la consultation juridique de la fsspx ; à une série considérable d’autres affaires troubles, il faut ajouter à présent la dernière sortie de Monseigneur Williamson.

Les prêtres et les fidèles de la fausse Résistance pourront difficilement éviter de relier toutes ces questions à l’inexplicable leadership que Monseigneur Williamson exerce sur ledit secteur.

Mgr Williamson est l’un des quatre évêques auxquels Mgr Fellay faisait allusion en déclarant avec le plus grand sérieux : « Vous allez rire, mais au fond, nous sommes d’accord entre nous ».

Or pour autant qu’on sache, nul n’a eu l’idée de se poser la question suivante :

Au fait, sur quels sujets les quatre évêques seraient-ils d’accord entre eux ?

Voyons cela.

Celui qui écrit ces lignes ne saurait répondre à la question ci-dessus, et moins encore à celle de savoir si l’« accord » entre les quatre évêques est complet, ou bien s’il existe des nuances entre eux.

Sauf sur un point qui se trouve être crucial et que l’on ne saurait passer sous silence.
Sigue leyendo

ITINERARIO DE LA VISITA DEL P. CERIANI – JULIO 2014

Ceriani

VISITA DEL P. JUAN CARLOS CERIANI – JULIO 2014

•Sábado 19: – Santa Misa: 12:00 Hs – Casa Flia Bentivegna

•Domingo 20: – Confesiones: 09:30 Hs – Santa Misa:10:30 hs – Casa Flia Ledesma

•Lunes 21: – Santa Misa: 19:00 hs – Casa Flia Ledesma

•Martes 22: – Santa Misa: 19:00 hs – Casa Flia Ledesma

•Miércoles 23: – Especiales de Radio Cristiandad – Santa Misa: 19:00 hs – Casa Flia Ledesma

•Jueves 24: – Especiales de Radio Cristiandad – Santa Misa: 20:00 hs – Casa Flia Ledesma

•Viernes 25: – Especiales de Radio Cristiandad – Santa Misa: 19:00 hs – Casa Flia Calderón

•Sábado 26: – Santa Misa: 12:00 Hs – Casa Flia Bentivegna

•Domingo 27: – Confesiones: 09:30 – Santa Misa: 10:30 hs – Casa Flia Ledesma

•Lunes 28: – Santa Misa: 18:00 hs – Casa Flia Ledesma

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 18

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA DIEZ Y OCHO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús socorre a los moribundos en la Extremaunción

  • Grandes son los dolores y angustias del hombre en su última enfermedad, y a ella se agrega que el demonio, lleno de ira, lo asalta horriblemente con las mas vigorosas tentaciones. ¡Pobre moribundo! ¿quién lo socorrerá en tamaño peligro? La Sangre de Jesús siempre ha hecho ganar victoria sobre el infierno, y la misma Sangre, por medio del óleo sagrado, dará al moribundo fuerza para triunfar en aquella extrema lucha. Además, este Sacramento ayuda a soportar los dolores de la enfermedad: y así el hombre venciendo aquella postrera tribulación, con bañarse en la Sangre de Jesús, podrá obtener el santo paraíso.
  • Apenas muertos, debemos presentarnos al tribunal divino para ser juzgados por aquel Dios ante cuyo acatamiento ni aún los cielos son puros! Ahora bien, el Sacramento de la Extremaunción borra las reliquias de los pecados; y perdona, al menos en parte, la pena temporal merecida por nuestras culpas. Aún mas, perdona cualquiera otra culpa olvidada al moribundo arrepentido; a fin de que su alma toda pura y hermosa comparezca al tribunal divino. *Sin efusión de sangre, no hay remisión de culpa* dice San Pablo. Por consiguiente, la virtud que tiene el óleo santo, se debe a la Sangre del Cordero inmaculado. ¡Oh gracias singlares que mediante la Preciosa Sangre, recibimos no solo en la vida, sino también en la muerte!
  • La beata María Oigniaense, asistiendo a los enfermos, cuando éstos recibían la Extremaunción, veía venir a Jesús rodeado de ángeles, que, echando a los demonios, se acercaba a los moribundos, los confortaba y los disponía para el gran paso. Si este Sacramento aporta tanto bien, ¿por qué se esperan los últimos momentos para recibirlos? ¡Ea! Apenas nuestra enfermedad nos ponga en peligro de muerte, recibámoslo al punto, para no privarnos mas largo tiempo de tan saludables efectos; tanto mas cuanto que a veces da también la salud del cuerpo, si ella conviene a la salvación del alma.

Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 17

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA DIEZ Y SIETE

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús lava los pecados en la Confesión

  • Previendo Jesús que el hombre se habría perdido, cometiendo pecados después del Bautismo, instituyó el Sacramento de la Confesión para lavárnoslos y librarnos de la pena merecida. Pero ¿quién da a este Sacramento la virtud de borrar las manchas que empañan el alma? La Sangre de Jesús, responde Santo Tomás. La Sangre de Jesús verdaderamente *nos lava de todos los pecados, si nos confesamos*, dice el apóstol San Juan; y San Pablo agrega: *La Preciosísima Sangre de Cristo limpia nuestras conciencias de las obras pecaminosas*. Por esto no nos dejemos vencer jamás de la malhadada vergüenza; antes bien confesemos toda culpa, por grave y vergonzosa que sea, a fin de que quede borrada por medio de la Sangre Preciosa.
  • Jesús derramó toda su Sangre para destruir el pecado y salvar al pecador, como que tiene sumo horror contra la culpa e inmenso amor hacia el hombre. Encendidos también nosotros de odio al pecado y de amor a Jesús, debemos acercarnos al Sacramento de la Penitencia, con arrepentimiento de haber ofendido a Dios y propósito de no ultrajarlo mas, si queremos ser justificados por la Sangre divina. Quien se confesara sin dolor, o sin propósito de no volver a pecar, en vez de justificarse, se haría reo de mayor pecado.
  • Los antiguos reyes de Egipto mataban a sus súbditos, para prepararse un baño con su sangre a fin de librarse de la lepra. Por el contrario, Jesús con Su Sangre divina nos ha preparado un baño a nosotros para limpiarnos de la lepra del pecado. Pues como nos enseña San Leonardo de Puerto Mauricio, *cuando el sacerdote alza el brazo para absolvernos, derrama sobre nuestra cabeza la Preciosísima Sangre*, mediante la cual borra en nosotros la culpa. Y el doctor San Francisco de Sales, agrega: *Delante del Padre espiritual imaginaos hallaros en el Calvario, a los pies del Crucificado, cuya Sangre Preciosa destila de todas partes, para lavar vuestras iniquidades: porque:… el mérito de aquella Sangre inunda copiosamente a los penitentes en derredor de los confesionarios*. Y sin embargo hay tantos que, en vez de lavarse en ella, viven semanas y meses con el pecado en el alma! ¡Infelices! Si la muerte les sorprendiera en tal estado, se condenarían sin remedio! No seamos nosotros tan insensatos; sino al contrario, confesémonos a menudo y bien para no exponernos a tamaño.

Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: EL VERDADERO PELIGRO NO ES UNA III GUERRA MUNDIAL

Estimado Fabián:

Le envío este escrito de hace varios años, para su publicación si a bien tiene.

Creo que puede ser útil, recordándonos dónde está el verdadero peligro.

Animo y que Dios lo bendiga.

Pagkosmios_Polemos_3os

EL VERDADERO PELIGRO NO ES UNA III GUERRA MUNDIAL

El verdadero peligro para la Iglesia verdadera, para el fiel, no lo constituyen los enemigos que matan el cuerpo, nunca lo fue y nunca lo será. Al contrario la Iglesia siempre consideró el martirio y los mártires que derramaban su sangre al igual que Cristo en su pasión y muerte en la Cruz, simiente de cristianos. Es un engaño del diablo hacernos pensar lo contrario a lo que siempre pensó la Iglesia Católica, es un vil y cruel engaño, fomentado por los enemigos camuflados (judíos, gnósticos-masones, rosacruces, etc.), que desvía el foco (el centro) del problema, del verdadero peligro, para las almas, para los fieles.

Tales serían hoy en día todos los presagios de una terrible y espantosa 3ª guerra mundial que no haría más que limpiar la faz de la tierra de la descreída e impía humanidad. Sería a lo sumo un castigo material, justo y merecido por un gran pecado espiritual religioso; por la apostasía y corrupción de la Fe y la Iglesia.

El verdadero peligro es la pérdida de la vida eterna, del cielo, es la condenación eterna, la muerte espiritual de las almas.

El verdadero peligro es que los pocos fieles que quedan aún, pierdan la fe, sean corrompidos religiosamente y esto se está logrando, masiva, pública y oficialmente con la Nueva Iglesia, con la Nueva Religión instaurada con el atípico y no infalible Concilio Vaticano II, lo cual es teológica y doctrinalmente un contra sentido in terminis, cual un círculo cuadrado, o un triángulo bilátero.

La corrupción religiosa, la falsificación de la religión católica, la adulteración religiosa es la gran obra y maniobra del Anticristo-Pseudoprofeta en plena y total connivencia con los Reyes (poderes visibles y ocultos) de esta tierra que representan a la Bestia del Mar (relaciones internacionales político-económicas) que configuran al Anticristo secular o político (Bestia de 7 cabezas).

Todo el mal que puede propinar la Bestia del Mar (Anticristo secular) nada sería sin el mal que puede causar la Bestia de la Tierra (Anticristo religioso) con todo el poder moral y el prestigio espiritual que con el sacerdocio y la Iglesia esta bestia tiene, para lograr la corrupción, falsificación, adulteración, perversión de la Religión y de la Iglesia Católica, aprovechando la sagrada investidura de la autoridad espiritual y religiosa conferida por Dios.

Esta bestial (abominable) e inaudita perversión de la religión católica y de la sacrosanta e inmaculada Iglesia se produce formalmente con la finalización y clausura del Concilio Vaticano II, gracias al cual la Revolución Anticristiana cobra carta de ciudadanía dentro de la misma Iglesia.

Baste recordar la famosa alocución de clausura del Concilio Vaticano II con las palabras del enigmático Pablo VI el 5 de Diciembre de 1965, que no fueron advertidas suficientemente por nadie en su momento denunciándolas como una sutil y fina proclamación de la nueva religión antropoteísta: “El humanismo laico y profano ha aparecido, finalmente en toda su terrible estatura y, en cierto sentido, ha desafiado al Concilio. La religión del Dios que se ha hecho hombre, se ha encontrado con la religión -porque tal es- del hombre que se hace Dios. ¿Qué ha pasado? ¿Un choque, una lucha, una condenación? Podía haberse dado, pero no se produjo. (…) Una simpatía inmensa lo ha penetrado todo. (…) Vosotros, humanistas modernos, que renunciáis a la trascendencia de las cosas supremas, conferidle siquiera este mérito y reconoced nuestro nuevo humanismo: también nosotros –y más que nadie- tenemos el culto del hombre”.

Todo esto y cuanto podríamos aún decir sobre el valor humano del Concilio, ¿ha desviado acaso la mente de la Iglesia en Concilio hacia la dirección antropocéntrica de la cultura moderna? Desviado, no; vuelto, sí. (…) nuestro humanismo se hace cristianismo, nuestro cristianismo se hace teocéntrico; tanto que podemos afirmar también: para conocer a Dios es necesario conocer al hombre”.

Esto es el humanismo vuelto teocéntrico, el hombre vuelto dios, gracias a la dialéctica gnóstico cabalística que así lo concibe y permite.

No olvidemos que el Concilio Vaticano II se inaugura como renacer espiritual, cual nuevo Pentecostés, en franca oposición a presagios de desgracias apocalípticas tal como lo dijo Juan XXIII en su discurso de apertura del Concilio Vaticano II el 11 de octubre de 1962: “Mas nos parece justo disentir de esos profetas de calamidades que siempre están anunciando infaustos sucesos como si fuera inminente el fin de los tiempos”. Esta es la alergia visceral antiapocalíptica que optimistamente nos propinó el Concilio Vaticano II, y por lo cual se abren no sólo las ventanas, sino hasta las puertas. Lo cual expresó con más crudeza y verdad el pensador Nicolás Gómez Dávila: “Pensando abrirle los brazos al mundo moderno la Iglesia le abrió las piernas”. (Les Horreurs de la Démocratie, ed. Du Rocher, Mónaco 2003, p. 230).
Sigue leyendo

“OBISPO” VERA: “Los que dicen que el homosexual es un enfermo son los que están enfermos”

VERA

Raúl Vera (Acámbaro, Guanajuato, 1945) es el obispo más amenazado de México. Un prelado que ha salido vivo de más de un atentado y cuyo trabajo en favor de los desaparecidos, migrantes, menores, indígenas, prostitutas y parias de todo tipo le ha granjeado odios feroces, incluido la letal enemistad del narco. Pero las amenazas no parecen hacerle mella. Ingeniero de carrera e hijo intelectual del Mayo del 68, se ha forjado una leyenda de indomable. Su primer pulso llegó en 1995 cuando Juan Pablo II le envió como coadjutor a Chiapas, en plena efervescencia zapatista. Tenía como misión poner orden en la diócesis de san Cristóbal de las Casas, dirigida por el carismático Samuel Ruiz, un adalid de las tesis indigenistas y la teología de la liberación. Al poco de llegar, aquel comisario político al que todos consideraban un conservador y cuyo destino era quitarle la mitra a Ruiz, acabó apoyando al clero local. Roma no olvidó. Cuatro años después fue enviado, como castigo, al árido obispado de Saltillo, en Coahuila, al norte del país. De poco sirvió. Desde ahí volvió a la trinchera. Ha plantado cara a los desmanes del Gobierno y también al terror de Los Zetas.

Su discurso, de fuerte contenido social, irredento en la lucha contra la desigualdad y furibundo contra el “capitalismo liberal”, le ha situado lejos del aristocrático y ortodoxo episcopado mexicano. Una distancia que aún agrandó más su actitud ante las mujeres abortistas y su defensa de los derechos de los homosexuales. Durante mucho tiempo, Raúl Vera ha sido la oveja negra, el díscolo, el anticuado izquierdista, hasta que el terremoto ideológico provocado por la llegada de Francisco a la cátedra de San Pedro ha insuflado nueva fuerza a su voz. Ahora, los otros obispos se giran para escucharle.

1405281179_927346_1405281400_noticia_grande

Sigue leyendo

P. JUAN JOSÉ TURCO: NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

10513318_720692484635095_1327013713227472037_n

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

16 de julio.


El Carmelo, viña de Dios, decían los hebreos; tu cabeza es como el Carmelo, se cantó de la esposa en el Cantar de los Cantares. Tiene gracia, majestad, arrogancia. Abajo, la gran llanura verde, con los remiendos pardos de las tierras labradas, y el torrente Cisón, que, adelantándose hacia el mar con gesto agresivo, se nos antoja una espada, y las líneas profundas de los valles agrestes que se detienen ante el oro de las dunas. Hay alegres aldeas, que duermen entre bosques de algarrobos y perfumes de jardines, donde florecen las anémonas rojas, los tulipanes, las malvas, los ciclámenes; y junto a las matas doradas de la retama, achaparrados arbustos de rosas blancas y azules. Luego, filas de palmeras altas y gráciles, y detrás de ellas, el mar azul. Ciñendo la montaña y adornando sus caderas, verdean los olivos y las viñas, derraman los pinos sus aromas resinosos, y levantan su murmullo coros de robles, lentiscos y laureles. Aquí y allá, al socaire de un rincón soleado, suspira una palmera solitaria. Más arriba, la masa oscura y maciza del convento, con su gran cúpula achatada; más arriba aún, un caos de cumbres y rocas desnudas, cayendo a pico sobre el mar; y encima de todo, la transparencia maravillosa del cielo de Siria.

Más adusta, más austera, más salvaje se ofrecía la sagrada montaña cuando subió a ella el profeta del fuego, el gran celador de la gloria de Jehová, que se levanta en los siglos bíblicos como esas cumbres magníficas sobre la llanura de Esdrelón. Porque el Carmelo fue entonces la montaña de Elías, el capitán de todos los que, a través de los tiempos, se negaron a doblar la rodilla delante de los ídolos, el que enrojeció las aguas del Cisón con la sangre de los sacerdotes de Baal, y habló delante de Acab y Jezabel el lenguaje altivo de la justicia, y cerró con su palabra el Cielo para que no dejase caer sobre la tierra el rocío de la fecundidad. Allí se refugiaba en los días de la persecución y el desaliento; allí lloraba sus lágrimas candentes; allí desencadenaba sus terribles cóleras, viendo la apostasía de su pueblo; allí derramaba su oración impetuosa, envuelta entre el susurrar del viento, que agitaba los pinos, y el estrépito multiforme que levantaba la resaca, allá abajo, en el mar gris y desierto. Y poniendo toda su vida delante de sí como un escudo para no encontrar la mirada de Jehová, clamaba: “Yo me abraso de celo por el Señor Dios de los ejércitos, porque han abandonado tu pacto los hijos de Israel, han destruido tus altares, han matado a tus profetas; he quedado yo solo, y me buscan para quitarme la vida.”
Sigue leyendo

SUPERADO EL CIBER ATAQUE

hacker

Tras lograr frenar el ciber ataque contra nuestras casillas de e-mail, informamos que las mismas vuelven a estar operativas.
Las cuentas que permanecen activas para la comunicación son las siguientes:

admin@radiocristiandad.com.ar

editor@radiocristiandad.com.ar

cristiandad@msn.com

fabianvzq@gmail.com

Al mandar correo a alguna de las cuentas sugerimos envíe copia del mismo a alguna de las otras, o a todas.

Muchas gracias.

En Cristo Rey +

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO – DÍA 16

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

DÍA DIEZ Y SEIS

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús se ofrece para nuestro bien en la santa Misa

  1. Dios es nuestro Creador, y todo lo que tenemos es don suyo; por esto le debemos sumo honor e infinitas gracias. Además, habiéndolo ofendido, debemos aplacarlo. Como miserables que somos necesitamos que continuamente nos provea de lo necesario, pero nosotros vilísimas criaturas, somos incapaces de honrar y agradecer a Dios como conviene, de satisfacer a su justicia y de merecer de su bondad nuevos favores. ¿Quién, entonces, suplirá nuestra insuficiencia? Jesús misericordiosamente lo ha suplido todo inmolándose por nosotros en la cruz y derramando en ella su Preciosa Sangre. Con esta Sangre podemos rendir a Dios lo que le debemos, e impetrar de él lo que necesitamos. ¿Y habrá alguien que no se abrase de amor hacia esta Sangre?
  2. Los mismos bienes que hemos recibido por el sacrificio de la cruz, los recibimos por el sacrificio del altar, siendo éste el mismo que aquél, aunque incruento. Pues en la santa Misa el mismo Jesús es la víctima y el principal sacerdote, y él mismo, como nos lo asegura san Lorenzo Justiniano, habla al eterno Padre, le muestra sus llagas y le ofrece su Sangre por nosotros (El mismo Redentor clama al Padre, mostrándole las cicatrices de su cuerpo. San Lorenzo Justiniano, Sermón de Eucaristía). “Y el Padre aplacado, concediendo la gracia y el don de la penitencia, perdona los pecados y los delitos, por graves que sean; y sirve también para cualquier otra necesidad, y aún para la remisión de la pena a los vivos y a los muertos” (Concilio Tridentino, Sesión 22, Del Sacrificio de la Misa, cap. 2).
  3. Si fue perfidia grande la de los judíos, que insultaron a Jesús cuando herido y ensangrentado estaba pendiente de la cruz; mayor perfidia es la nuestra, pues creyendo en Jesús, sin embargo oímos con irreverencia la santa Misa. Jesús se sacrifica en ella por nosotros; y nosotros, en vez de asistir a ella recogidos y devotos, nos atrevemos a conversar, mirar a todos lados y pensar en cosas inoportunas en aquel momento! ¡qué grande impiedad, digna del más severo castigo! Si queremos participar de los beneficios de la Sangre divina, oigamos la Misa con devoción.

     

Sigue leyendo