DEVOCIONES: NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA – DÍA 4

NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL

POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA

(Publicada en 1776)

DÍA CUARTO

 

ADVERTENCIAS Y FORMA DE HACER ESTA NOVENA CON MAYOR PRECISIÓN Y FRUTO

 

La primera y la más principal es confesar y comulgar para ponerse por este medio en gracia y amistad de Dios pues así nos concederá su Majestad, como a amigos suyos, los favores que le pedimos y deseamos: y aunque esta diligencia se debía hacer el primer día, se puede trasladar a cualquiera de los de la Novena.

La segunda y muy esencial es el obligar a la Reina de los Ángeles, renovando nuestras almas las devociones antiguas y acrecentando la confianza en la protección de esta poderosísima Señora, pues todos los beneficios y favores que comunica Dios a sus criaturas pasan y se participan por las liberales manos de su Santísima Madre.

La tercera y más propia es procurar imitar aquellas especiales virtudes que ejercitaba el Santo Tobías, por las cuales mereció que el Santo Arcángel le comunicase tan singulares favores. Estas, según las refiere el mismo Arcángel fueron la oración, la limosna, el ayuno, la caridad con los prójimos y la piedad con los difuntos. Estas mismas procurará ejercitar en cuanto pudiere, el que hiciere esta Novena, y espere lograr lo que tan cumplidamente logró el mismo Tobías pues (como dice la Historia Sagrada) el Santo Arcángel ofreció y representó en presencia del Señor sus oraciones, y le consiguió de su Majestad aún mucho más de lo que deseaba.

Puédese hacer esta Novena en cualquier tiempo del año, cuando la necesidad de la devoción de cada uno le dictare: pero parece que será muy acertado, por lo que mira a la devoción pública, hacerla desde el día diez y seis de Octubre para que se acabe el día veinte y cuatro, que es el día en que la Iglesia celebra la Fiesta del Santo Arcángel. Por lo que toca a la devoción de cada uno, hará la Novena en nueve Lunes continuados, por ser este día el dedicado a los Coros de los Ángeles.

También la podrán hacer en cualquier día y tiempo del año; y tal puede ser la urgencia y necesidad que se podrá hacer en el espacio de un día, en nueve tiempos oportunos y descontinuados. También la podrán hacer cuando se emprende un viaje largo, ya sea por tierra, ya por la mar, por ser este Santo Arcángel el especial protector de los caminantes. También cuando se pretende tomar estado (matrimonio), por el singular acierto que tiene San Rafael en punto tan dificultoso de acertar. En las cobranzas dificultosas se puede también obligar al Santo Arcángel con su Novena; porque fue el más desinteresado Agente en la cobranza de Tobías. Y sobre todo en las enfermedades, porque su mismo Nombre RAFAEL, es lo propio que MEDICINA DE DIOS. Y esta sagrada Medicina la encontrará siempre con seguridad el que con fervor y confianza hiciere la Novena a este Sagrado Príncipe y Soberano Arcángel San Rafael, procurando hacerla delante de su Santa Imagen, en la Iglesia o en Casa.

DÍA CUARTO

 Puesto de rodillas delante de la Imagen del Glorioso Arcángel San Rafael, se dará principio a la Novena persignándose y levantando el corazón a Dios, procurando alentar la confianza y avisar la Fe, haciéndose presente con la consideración a toda la Corte Celestial y a la Reina de los Ángeles como especial Abogada nuestra, en cuya presencia con humildad, dolor y arrepentimiento hará de todo corazón un Acto de Contrición y después dirá esto.
Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: SERMÓN EN LA DOMÍNICA DECIMONOVENO DE PENTECOSTÉS – AUDIO ORIGINAL 19-OCT-2014

meramo

Compartimos con nuestros lectores el Sermón de la Domínica Decimonovena de Pentecostés – 2014 – del querido P. Basilio Méramo.

Para escuchar:

Download

ALEJANDRO SOSA LAPRIDA: Sobre la beatificación de Pablo VI.

Sobre la beatificación de Pablo VI.

Miles Christi, 19/10/2014.


Descárguelo en PDF: Sobre la beatificación de Pablo VI

 

Pablo VI ya tiene su lugar en los altares, en la bienaventurada compañía de los « neo-santos » conciliares Juan XXIII y Juan Pablo II. El concilio y todas sus reformas están pues « canonizados » junto a ellos. Imposible de ahora en más poner en tela de juicio las doctrinas revolucionarias del ecumenismo, la colegialidad y la libertad religiosa. La Revolución, a falta de toda legitimidad fundada en la tradición, en el magisterio y en las sagradas escrituras, se canoniza a sí misma, explicando que, puesto que sus autores y continuadores son « santos », sus principios subversivos y destructores del dogma, de la fe y de la Iglesia también deben ser reconocidos como tales. Y aceptados con piadosa reverencia y sumisión filial.

Quien así no lo hiciere, anathema sit. Quien se atreviese a poner en entredicho la vulgata masónico-humanista del « neo-santo » Giovanni Montini, sea arrojado a las tinieblas exteriores. Quien se mostrase reticente a aceptar la « santidad » de aquel que confesaba públicamente su profunda simpatía por el « humanismo laico y profano » sea considerado un energúmeno recalcitrante, un paria de la sociedad y un peligroso y detestable integrista, sin cabida en el aquelarre ecuménico conciliar ni en el « panteón de las religiones » de Asís. Es más necesario que nunca recordar las palabras exactas empleadas por Pablo VI durante la última sesión del CVII :

« El humanismo laico y profano ha aparecido, finalmente, en toda su terrible estatura y, en un cierto sentido, ha desafiado al Concilio. La religión del Dios que se ha hecho Hombre, se ha encontrado con la religión -porque tal es- del hombre que se hace Dios ¿Qué ha sucedido? ¿Un choque, una lucha, una condenación? Podía haberse dado, pero no se produjo. La antigua historia del samaritano ha sido la pauta de la espiritualidad del Concilio. Una simpatía inmensa lo ha penetrado todo. El descubrimiento de las necesidades humana -y son tanto mayores, cuanto más grande se hace el hijo de la tierra- ha absorbido la atención de nuestro sínodo. Vosotros, humanistas modernos, que renunciáis a la trascendencia de las cosas supremas, conferidle siquiera este mérito y reconoced nuestro nuevo humanismo: también nosotros -y más que nadie- somos promotores del hombre. » (http://www.vatican.va/holy_father/paul_vi/speeches/1965/documents/hf_p-vi_spe_19651207_epilogo-concilio_en.htmlhttp://www.humanitas.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=2342&catid=261)

Ese es el espíritu del concilio. Y el de Pablo VI. Ese es también -¿acaso hace falta aclararlo?- el espíritu del Anticristo, el del « hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios. » (II Tes. 2, 3-4)

Y ese es igualmente el lenguaje del falso profeta, el de la autoridad religiosa prevaricadora, quien lo secundará y le allanará el camino en su conquista del poder mundial, tal y como lo describe San Juan en su visión escatológica : « Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón. » (Ap. 13, 11)

Por si aún quedase alguna duda de que la religión humanista, fraudulenta y desvirtuada de Pablo VI y de sus secuaces es ni más ni menos la que servirá a difundir, consolidar e imponer el nuevo orden mundial anticrístico, nada mejor que releer las palabras de encendido elogio y de admiración sin límites que Montini pronunciara en las Naciones Unidas el 4 de octubre de 1965 en la sede de ese templo masónico del mundialismo laico anticristiano: 

« Los pueblos se vuelven a las Naciones Unidas como hacia la última esperanza de concordia y paz; nos atrevemos a traer aquí, con el nuestro, su tributo de honor y esperanza. (§3)
Sigue leyendo

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 17

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 17

Cuando el peligro acrece,

y es noche más sombría,

Invoca ella a María,

Madre del casto amor;

Y mientras de la mano

camina con su guía.

Dice a su buena Madre

con infantil candor;

“Si bien me dejo sola

Jesús, en noche oscura,

Dile que no se canse

tu buen Hijo por mi;

Di que oculte a mis ojos,

si gusta, su hermosura;

Más, Él vendrá algún día

y he de esperarle aquí”

 

 

17

DEVOCIONES: NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA – DÍA 3

NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL

POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA

(Publicada en 1776)

DÍA TERCERO

 

ADVERTENCIAS Y FORMA DE HACER ESTA NOVENA CON MAYOR PRECISIÓN Y FRUTO

 

La primera y la más principal es confesar y comulgar para ponerse por este medio en gracia y amistad de Dios pues así nos concederá su Majestad, como a amigos suyos, los favores que le pedimos y deseamos: y aunque esta diligencia se debía hacer el primer día, se puede trasladar a cualquiera de los de la Novena.

La segunda y muy esencial es el obligar a la Reina de los Ángeles, renovando nuestras almas las devociones antiguas y acrecentando la confianza en la protección de esta poderosísima Señora, pues todos los beneficios y favores que comunica Dios a sus criaturas pasan y se participan por las liberales manos de su Santísima Madre.

La tercera y más propia es procurar imitar aquellas especiales virtudes que ejercitaba el Santo Tobías, por las cuales mereció que el Santo Arcángel le comunicase tan singulares favores. Estas, según las refiere el mismo Arcángel fueron la oración, la limosna, el ayuno, la caridad con los prójimos y la piedad con los difuntos. Estas mismas procurará ejercitar en cuanto pudiere, el que hiciere esta Novena, y espere lograr lo que tan cumplidamente logró el mismo Tobías pues (como dice la Historia Sagrada) el Santo Arcángel ofreció y representó en presencia del Señor sus oraciones, y le consiguió de su Majestad aún mucho más de lo que deseaba.

Puédese hacer esta Novena en cualquier tiempo del año, cuando la necesidad de la devoción de cada uno le dictare: pero parece que será muy acertado, por lo que mira a la devoción pública, hacerla desde el día diez y seis de Octubre para que se acabe el día veinte y cuatro, que es el día en que la Iglesia celebra la Fiesta del Santo Arcángel. Por lo que toca a la devoción de cada uno, hará la Novena en nueve Lunes continuados, por ser este día el dedicado a los Coros de los Ángeles.

También la podrán hacer en cualquier día y tiempo del año; y tal puede ser la urgencia y necesidad que se podrá hacer en el espacio de un día, en nueve tiempos oportunos y descontinuados. También la podrán hacer cuando se emprende un viaje largo, ya sea por tierra, ya por la mar, por ser este Santo Arcángel el especial protector de los caminantes. También cuando se pretende tomar estado (matrimonio), por el singular acierto que tiene San Rafael en punto tan dificultoso de acertar. En las cobranzas dificultosas se puede también obligar al Santo Arcángel con su Novena; porque fue el más desinteresado Agente en la cobranza de Tobías. Y sobre todo en las enfermedades, porque su mismo Nombre RAFAEL, es lo propio que MEDICINA DE DIOS. Y esta sagrada Medicina la encontrará siempre con seguridad el que con fervor y confianza hiciere la Novena a este Sagrado Príncipe y Soberano Arcángel San Rafael, procurando hacerla delante de su Santa Imagen, en la Iglesia o en Casa.

 

DÍA TERCERO

 Puesto de rodillas delante de la Imagen del Glorioso Arcángel San Rafael, se dará principio a la Novena persignándose y levantando el corazón a Dios, procurando alentar la confianza y avisar la Fe, haciéndose presente con la consideración a toda la Corte Celestial y a la Reina de los Ángeles como especial Abogada nuestra, en cuya presencia con humildad, dolor y arrepentimiento hará de todo corazón un Acto de Contrición y después dirá esto.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 16

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 16

Para las almas tímidas

es sacrificio duro

El caminar de noche

por negro corredor,

Y allí, de vez en cuando,

palpar el frío muro,

Y no sentir la mano

del Amigo mejor.

Mas, ved cuál Teresita corre,

y jamás vacila;

Su corazón palpita

donde su Amigo está;

De esta su confianza

salta luz que no oscila,

Luz, que alumbra la senda

por do marchando va.

 

 

 

16