BERGOGLIADA: 10 CONSEJOS PARA LA FELICIDAD

 

EN EL DOMINGO DE LOS FALSOS PROFETAS…

pHxAlir

Demagoglio I, “papa” de la secta modernista, nos regala 10 consejos para ser “felices” – sin mencionar a Dios ni una sola vez, ¡pf! – y una deliciosa historia doméstica – al más puro estilo «Mujer: casos de la vida real» – en la que no pierde oportunidad de decirnos lo “lindo”, y sobre todo “humilde”, que es… cosas que ya todos sabemos. Vivir y dejar vivir (¿?), jugar, ayudar a otros, cuidar la naturaleza, buscar “la paz”, respetar a los demás y olvidarse rápido de “lo negativo” son algunos de los 10 consejos para alcanzar la “felicidad” que Demagoglio dio en una entrevista publicada por una revista argentina. Fuentes vaticanas informaron que, dada la “profundidad” del pensamiento de Demagoglio I se está analizando la posibilidad de declararlo, solemnemente y en vida, Doctor de la “iglesia” conciliar y Padre de la “iglesia” ecuménica, sincrética y pentecostal. – Cuaderno de Bitácora

NO CON DIOS, NO CON LOS MANDAMIENTOS, NO CON LAS BIENAVENTURANZAS…

Vivir y dejar vivir, jugar, ayudar a otros, cuidar la naturaleza, buscar la paz, respetar a los demás y olvidarse rápido de lo negativo son algunos de los diez consejos para alcanzar la felicidad que el papa Francisco dio en una entrevista publicada hoy por una revista argentina.

“Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad”, dijo el Sumo Pontífice en una entrevista con Viva, la revista dominical del diario Clarín.

Como parte de este decálogo para la felicidad, Francisco recomendó no dejar de brindarse a los demás pues “si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta” y “el agua estancada es la primera que se corrompe”.

También aconsejó moverse “remansadamente”, término que tomó de un clásico de la literatura argentina.

“En ‘Don Segundo Sombra’ hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. Dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, remansado. La capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida”, sostuvo.

Otra de las claves está en la “sana cultura del ocio”, disfrutar de leer, el arte y los juegos con los niños.

“Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba: ‘¿Cuántos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?’ Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cultura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo”, recomendó.

En la misma línea, bregó por los domingos compartidos en familia.

“El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia”, afirmó.

Asimismo, aconsejó ayudar en forma creativa a los jóvenes a conseguir un empleo digno.

Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: SERMÓN EN LA DOMÍNICA SÉPTIMA DE PENTECOSTÉS – AUDIO ORIGINAL 27-JUL-2014

meramo

Compartimos con nuestros lectores el Sermón de la Domínica Séptima de Pentecostés – 2014 – del querido P. Basilio Méramo.

Para escuchar:

Download

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 27

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 


DÍA VEINTE Y SIETE

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

 

La Sangre de Jesús nos estimula a salvar nuestra alma

  • Mostrando Jesús a Santa Catalina de Siena, bajo hermosísimo semblante, el alma de una pecadora convertida, le dijo: “Mira que bella es; por eso yo trabajé tanto y derramé tanta Sangre por la salvación de las almas” (R. Raimundo de Capua, Vida de la Santa. Parte II, c. IV, n. 5). Jesús por salvar almas, anduvo predicando por ciudades y aldeas durante tres años consecutivos. Y, ¡oh! Cuánto sufrió por lo extenso de los viajes, por no encontrar tantas veces alojamiento o comida, y, por la ingratitud de los mismos hombres, que lo injuriaban, ora lo querían apedrear o arrojar desde una peña, ora de otros modos lo perseguían (San Juan, IV, 6, 31. VIII, 48, 59. San Lucas, IV, 29). ¡Tanto se ha fatigado Jesús por la salvación de las almas, y nosotros hasta ahora no hemos hecho nada por salvar la nuestra! ¡Qué vergüenza! Procuremos pues, de hoy en adelante, de todas veras, salvar esta alma que ha costado a Jesús tantos trabajos y además el derramamiento de toda su Sangre.

  • Además sostuvo Jesús por la salvación de las almas, los más despiadados padecimientos. Se sometió a la cruelísima flagelación de miles de fieros azotes, se dejó perforar la cabeza con agudísimas espinas, y por último quiso ser clavado en la cruz, derramando en ella hasta la última gota de su Preciosa Sangre. ¡Oh cristiano! Si Jesús ha sufrido tanto por la salud de las almas, ¿cómo es que tú en poco estimas la tuya, y por desahogar viles pasiones la pierdes? ¿Por qué con tus escándalos arruinas también las almas de los otros? Ea, piensa que de esa manera te haces reo de la Sangra de un Dios! Llora pues el error cometido, y repara el malhecho, con la penitencia y el buen ejemplo, si no quieres traer sobre ti los más terribles castigos divinos.

  • San Pablo nos exhorta a huir del vicio, porque hemos sido rescatados por Jesús ha subido precio (Habéis sido comprados con gran precio. I Corintios, VI, 20); y San Pedro nos lo repite diciendo: “Vivid santamente, pues no habéis sido redimidos con oro ni plata, sino con la Sangre Preciosa” (Seréis santos, considerando que habéis sido redimidos con la Preciosa Sangre, I Carta, I, 16, 18, 19). Aprovechémonos, oh cristianos, del saludable aviso de los santos Apóstoles, los cuales más que un tierno padre, nos aman y desean nuestro bien.

    Pensemos seriamente en el precio de nuestra alma, y atendamos con la mayor diligencia a salvarla; pues ella tiene un precio infinito, como que cuesta toda la Sangre de un Dios.

Sigue leyendo

P. JUAN CARLOS CERIANI: SERMÓN PARA LA DOMÍNICA SÉPTIMA POST PENTECOSTÉS

Sermones-Ceriani

SÉPTIMO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros disfrazados con pieles de ovejas, mas por dentro son lobos voraces: por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de las zarzas? Así es que todo árbol bueno produce buenos frutos, y todo árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede dar frutos malos, ni un árbol malo darlos buenos. Todo árbol que no dé buen fruto será cortado y echado al fuego. Por sus frutos pues lo podéis reconocer. No todo aquel que me dice: ¡Señor, Señor! entrará por eso en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése es el que entrará en el reino de los cielos.

El pasaje del Evangelio que trae este Séptimo Domingo después de Pentecostés está tomado del trascendental Sermón de la Montaña.

Nuestro Señor Jesucristo viene indicando los peligros que pueden hacernos perder el Reino de Dios y su justicia.

Uno de ellos son los falsos profetas.

Jesús no habla allí solamente de los escribas y fariseos; su aviso es de carácter general, como el Reino que predica.

Así como hubo falsos profetas en el Antiguo Testamento, también los habrá en la Iglesia.

Se trata de los herejes, de los seductores del pensamiento, de los falsificadores de la doctrina, que son tanto más de temer cuanto que se cubren con el nombre, la doctrina y la vida de Cristo, y que usan maneras insinuantes y llenas de dulzura: Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros disfrazados con pieles de ovejas, mas por dentro son lobos voraces.

No dijo: “Mirad”, sino “Guardaos”. Cuando la cosa es cierta se mira, esto es, se ve simplemente; pero cuando es incierta se observa, esto es, se examina con precaución.

Porque no quiere tener siervos suyos sin discernimiento, Nuestro Señor permite la tentación. Y porque no quiere que sucumban por ignorancia, les advierte el peligro.

Es una buena garantía de salvación saber de quién se ha de huir.

Ninguna cosa hace tanto daño al bien como la ficción, lo malo que se oculta con apariencia de bueno.

Y para que no digan los herejes que habla de los verdaderos maestros, que también son pecadores, añade: Por dentro son lobos rapaces.

Los maestros católicos se llaman siervos de la carne cuando son vencidos por ella; pero no lobos rapaces, porque no tienen el propósito de perder a los fieles.

Habla, pues, Jesucristo de los maestros herejes que, con intención, toman el aspecto de cristianos para destrozarlos con la perversa mordedura de la seducción, y de quienes dice el Apóstol San Pablo: Sé que después de mi muerte, entrarán entre vosotros lobos rapaces, que no perdonarán el rebaño.

Dice San Jerónimo: Así pues, lo que se dice aquí de los falsos profetas (que ofrecen una cosa en su trato y en sus palabras, y demuestran otra en sus obras), debe entenderse especialmente de los herejes, que parecen cubrirse con la continencia y el ayuno como con un vestido de piedad, pero que interiormente tienen sus almas envenenadas, y engañan los corazones de sus hermanos sencillos.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 26

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA VEINTE Y SEIS

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús es fuente de misericordia

  1. Conducida por los escribas y fariseos, a la presencia de Jesús, una pecadora, a fin de que fuera condenada a ser lapidada, éste les dijo: «Quien de entre vosotros sea inocente, tire la primera piedra». En seguida con sus divinos dedos, se puso a escribir
    sobre la tierra, los pecados de ellos; por lo cual, llenos éstos de confusión, se marcharon (San Jerónimo, Diálogo contra Pelagio, Libro II). Habiendo quedado sola, turbada y compungida, la pecadora, Jesús le dijo: no temas que yo te perdono, pero cuida de no volver a pecar (San Juan, VIII). No sólo en este caso, sino frecuentemente, el Dios humanado trataba con benignidad a los pecadores, diciendo que el no había venido a llamar a los justos sino a los pecadores (San Marcos, II, 17) ¡Tanta era su bondad hacia ellos! Alma pecadora, corre pues llena de confianza a los pies de tu Señor, y lo hallarás que está pronto a lavarte con su Preciosa Sangre.
  1. Mirad cuan grande, dice San Pablo, es la bondad del Señor para con nosotros; que siendo sus enemigos, ha muerto por nosotros y con su Sangre nos ha santificado y vuelto a la gracia de su Padre celestial (Romanos, V, 9,10). Todavía más, Jesús no sólo ha dado la vida y la Sangre por los pecadores, sino que estando clavado por ellos en la cruz, en el preciso momento en que sorteaban su túnica, lo insultaban y blasfemaban de él, todo piedad y misericordia pidió a su Padre perdón para sus crucifixores. ¡Oh bondad, oh misericordia verdaderamente suma! A tal reflexión no habrá nadie por cierto, que pueda dudar del perdón, por más cargado que esté de los más enormes e innumerables delitos. Ven pues, oh pecador, a lavarte en la Sangre que Jesús ha derramado por ti, y tu alma se tornará cándida como la nieve, porque de tu corazón será borrada toda culpa.
  1. Amaos unos a otros, ha dicho Jesús, como yo os he amado (San Juan, XV, 12). El nos ha amado a nosotros, aunque pecadores y por tanto sus enemigos; es necesario por consiguiente, que también nosotros amemos a nuestros enemigos. Y cómo podremos no amar al ofensor, dice San Agustín, habiendo sido ambos redimidos con la misma Sangre de Jesús (Homilía 40, Sermón 211, Dominica V de Cuaresma, c. V.) Recordemos que éste lo dijo claro: si no perdonáis, no seréis perdonados (San Mateo, VI, 15). Por esto, si queremos obtener de Dios, el perdón de nuestras culpas, que Jesús nos ha merecido con la efusión de su Sangre, por amor de esta misma Sangre, debemos perdonar y amar a quien nos ha ofendido.

Sigue leyendo

ESPECIALES DE CRISTIANDAD CON EL P. JUAN CARLOS CERIANI – JULIO 2014

ESPECIALES DE CRISTIANDAD CON EL P. JUAN CARLOS CERIANI
JULIO 2014

especiales ceriani

AUDIOS DEL ESPECIAL
1º) SOBRE MONS. WILLIAMSON Y LA FALSA RESISTENCIA
DOWNLOAD
2º) SOCIEDAD CIVIL 1 Y 2
DOWNLOAD
DOWNLOAD

LA SOCIEDAD CIVIL CRISTIANA

SEGÚN LA DOCTRINA DE LA IGLESIA ROMANA

Texto de enseñanza moral para la juventud

Ilmo. Sr. Dr. PEDRO SCHUMACHER

Obispo de Portoviejo

CAPITULO CUARTO

DE LA LIBERTAD CRISTIANA Y DEL LIBERALISMO

1. ¿Qué es libertad?

La libertad se puede entender de dos maneras: a saber, como la potencia del alma que llamamos voluntad, o como un derecho de escoger lo que nos plazca.

2. ¿En qué sentido goza el hombre de libertad?

El hombre es libre en el sentido de que Dios deja a su voluntad elegir el bien o el mal; pero no tiene libertad en el sentido de que tenga derecho para hacer lo que es malo; pues Dios se lo prohíbe y le castiga si lo hace.

3. ¿Cómo se define por consiguiente la libertad?

Santo Tomás la explica diciendo que es “la facultad de escoger los medios necesarios para llegar a nuestro fin sin desviarnos de él”. Esto es el derecho de hacer el bien que nos conduce a Dios. (“Facultas electiva mediorum, servato ordine finis.” I, q. 62, a. 8; q. 83, a. 4).

4. ¿Cuál es por consiguiente la libertad propia y verdadera?

Libertad verdadera y propia hay, cuando el hombre, a imitación de Dios, quien no puede querer sino lo bueno, tiene su voluntad expedita para escoger lo que es justo y bueno.

Para comprender esto mejor, conviene comparar entre sí las dos potencias del alma, que son entendimiento y voluntad.

Objeto propio del entendimiento es conocer la verdad; objeto propio de la voluntad es querer lo bueno. Pues bien, así como el entendimiento es tanto más perfecto, cuanto menos se halla expuesto al error o engaño, y conoce con toda certeza la verdad, y al contrario es flaco e imperfecto cuando es asequible al engaño; del mismo modo la voluntad, cuando está firme en el bien, esto es en la ley de Dios, y no se deja arrastrar por la maldad, es buena y perfecta; pero muy al contrario, cuando es inconstante en el bien y se deja llevar de deseos malos, es imperfecta.

La violencia de las pasiones y la mala costumbre cautivan en cierto modo la voluntad y la dejan sin fuerza para el bien. El hombre dado a la embriaguez o a los deleites desordenados de la carne, conoce muchas veces su triste cautiverio y quisiera salir de él, pero se halla atado y esclavizado con las cadenas de la mala costumbre. Por esto dijo Jesucristo: “En verdad, en verdad os digo, que todo aquel que comete pecado, es esclavo del pecado.” (S. Juan 8, 34) Y como el Hijo de Dios ha venido para librarnos del pecado, Él solo puede darnos verdadera libertad y por esto añade: “Si el Hijo os da libertad, seréis verdaderamente libres.”

Los medios para conseguir esta verdadera libertad de los hijos de Dios no los hallaremos en las máximas del mundo, sino en la doctrina de Jesucristo: “Si perseverareis en mi doctrina, dijo Jesucristo, conoceréis la verdad; y la verdad os hará libres.” (S. Juan 8, 31-32)

5. ¿Cómo entiende el liberalismo la libertad?
Sigue leyendo

OSKO: ¡QUE BERGOGLIO NO TE TOQUE!

Un “Anti-Midas” escatológico

mini-pope-600

¡QUE BERGOGLIO NO TE TOQUE!

Si yo fuera amigo de Bergoglio, seguramente no escribiría un artículo para RC; tendría muchos más amigos de los que tengo y ya hubiera recibido más de una docena de llamados telefónicos desde Roma de mi amigo “el Papa”; tal vez hubiera sido entrevistado por la cholula tv argentina o me hubiera lanzado a escribir un libro sobre Bergoglio que podría titular “Mi amigo, el Padre Jorge”, o “Mis días con Bergoglio”. Pero, si yo fuese amigo de Bergoglio, en realidad estaría preocupado…, y no por Bergoglio, sino por mí mismo.

Dadas las presentes circunstancias, en las que no me ha tocado en suerte tan encumbrada y delicuescente amistad (en suerte, digo, aunque debería decir por gracia de Dios), debo alegrarme, por las razones que expondré en este artículo, de no ser amigo de Bergoglio. Porque en él parece confirmarse aquel dicho popular de que “….el que a buen árbol se arrima…buena sombra lo cobija”. Claro que eso deberá ser entendido, más precisamente como antítesis: “el que a mal árbol se arrima… lo parte un rayo”.

Uno de sus amigos, un “obispo”, tuvo los otros días un accidente de tránsito mientras tripulaba su motocicleta y se hizo…. se mató.

La mayoría diría que pasó a mejor vida. No me incluyo en esa mayoría. Porque, según mis cuentas, todo indicaría que debe estar más bien calentito en estos momentos, digo…, por aquella sabiduría tan antigua que enseña que para salvarse es necesaria la Fe verdadera y la pertenencia a la verdadera Iglesia.

Es que, en realidad, el “obispo” afectado por la “epidemia” accidentológica que más víctimas mortales se cobra en el mundo entero no era católico, ya que pertenecía a una de las tantísimas sectas “evangélicas pentecostales” que pululan por ahí.

Claro que, si hubiese pertenecido a la Iglesia Conciliar, tampoco sería un obispo católico, por lo que de todas maneras hubiésemos escrito “obispo”, así y de ese modo, entre comillas, porque son tan obispos los unos como los otros, y todos como lo serían los anglicanos y anglicanas, que también tienen “obispas”.

No sé, pero, si esto siguiera muchos siglos más, estoy segurísimo que, como van las cosas, algún día tendríamos sentada en Roma a una “Papisa”. Llegado el caso, seguramente podría servir de alivio que no se tratase de un “Papa trans”; después de todo, “quien soy yo para juzgar”.

Pero tranquilos, que todo eso no va a ocurrir, porque no habrá muchos siglos… con suerte o por gracia…; al paso que vamos, apenas si unos añitos más…, Deo gratias!

Estuvo con Tony Palmer... y palmó.

Estuvo con Tony Palmer… y palmó.

El amigo de Bergoglio fenecido era un tal Tony Palmer a quien Bergoglio hace un tiempo le había encomendado hacer un poco de portavoz suyo frente a una asamblea de “cofrades”, todos lideres evangélicos de una de las sectas mediáticas cuyo líder es un “pastor” de esos que hablan por tv (siempre la tv…); la cosa es que el tal Tony llevó un video en el que el heterodoxómano de Bergoglio les enviaba a esos lideres heréticos sus bendiciones y plácemes y los invitaba a seguir siendo buenos muchachos y a trabajar todos para ser UNO, es decir sentirse todos miembros de la misma Iglesia (¿qué, cuál Iglesia? ¡Yo qué sé!). Parece que el asunto de la UNIDAD (de todos los “cristianos”) no implica necesidad de conversión alguna.
Sigue leyendo

JORGE DORÉ: POESÍAS: TÚ ERES

la-croix-est-un-mystère1

Tú eres

Señor, tú eres la lluvia y yo soy el desierto,
tú el santo pan de vida y yo el hambre interior;
yo la barca que sueña carenar en tu puerto,
la leña que ambiciona consumirse en tu amor.

Tú eres la gota de agua y yo la terca roca
que, gracia sobre gracia, has logrado horadar.
Por ti ciertas palabras perfuman hoy mi boca,
por ti es que soy molino, por ti es que soy lagar.

En horas de consuelo me elevas entre alas
y asciendo hacia preludios de magna beatitud.
Tú eres quien desarraigas aquellas hierbas malas
que brotan en el claustro de mi frugal virtud.

Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 25

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA VEINTICINCO

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

Amor de Jesús al dar su Sangre por nosotros

  1. Cojido de feroz tempestad el rey Jerjes, después de haber hecho arrojar las demás cosas, dijo a los numerosos príncipes que formaban su séquito: «Persas, si me amáis, arrojaos vosotros mismos
    para que alivianada la nave, pueda yo sano y salvo llegar al puerto» y todos al instante ejecutaron el deseo de Jerjes (Siniscalchi. Ejercicios de San Ignacio, Meditación de las dos banderas). Grande acto de amor fue este ciertamente, pero en comparación de lo que hizo Jesús por nosotros es nada. Puesto que aquellos eran súbditos que murieron por su rey, y si no, se hubieran por si mismos ahogado en el agua, habrían perecido en el naufragio; o si de éste hubieran escapado, habrían sido el blanco de la ira de Jerjes. Jesús, si no hubiera muerto, no habría sufrido daño alguno; y sin embargo, siendo el Señor del universo, dejó la vida en un mar de Sangre, por salvarnos a nosotros, vilísimas criaturas. ¡Oh amor verdaderamente sumo! ¿Y tú, corazón mío, no amarás a quien tanto te ha amado? ¿no te encenderás de devoción hacia la Preciosa Sangre, derramada con tanto amor por tu causa?
  1. Fijemos la mirada en Jesús crucificado: observemos ese cuerpo dilacerado de la cabeza a los pies; esas llagas tan profundas que dejan ver hasta los huesos; esa Sangre que brota a torrentes de todos lados; y reflexionemos que a tal extremo se ha reducido por nuestro amor. A nosotros, que somos los que hemos pecado, nos correspondían esas penas y esos dolores, y él los ha cargado sobre sus hombros. ¿Puede darse mayor amor que éste? ¿Y podrás alma mía, quedar insensible en presencia de tanto amor, sin derretirte de afecto hacia aquel que te ha redimido a costa de su Sangre?
  1. Santa Francisca Romana vio salir de las llagas del Salvador una cadena de oro ardiendo, juntamente con un precioso líquido y comprendió que ello significa el amor de Jesús, pronto a encender de caridad todos los corazones (Amico, Vida de la Sangre, libro IV, capítulo VII). Pues la vista de aquella Sangre, dice San Juan Crisóstomo, no puede menos que despertar sentimientos de amor (Con esta Sangre el alma se enciende, Homilía 61, de la sagrada participación de los misterios al pueblo antioqueño). Quien a tal vista permanece indiferente, quiere decir que tiene un corazón de piedra: si así no es el nuestro, hemos de rendir amor a quien por nosotros ha derramado toda su Sangre.


Sigue leyendo

25 DE JULIO – SANTIAGO APÓSTOL

Reproducimos aquí en honor del Apóstol Santiago y de la Santísima Virgen en su advocación del Pilar, 2 sermones del P. Ceriani al respecto.

 

FIESTA DEL APÓSTOL SANTIAGO

Hoy, 25 de julio, es la fiesta de Santiago Apóstol, Patrono de España y de numerosas provincias y ciudades de la Hispanidad.

Este año, además, se suma el hecho de ser Jacobeo. En efecto, el Papa Calixto II concedió el privilegio de Año Santo Compostelano o Jacobeo a los años en que la fiesta de Santiago Apóstol coincide en domingo.

Esto sucede con una cadencia regular de 6-5-6-11 años, de modo que cada siglo se celebran catorce Años Santos Jacobeos. De este modo, el último año compostelano fue en 2004, y el próximo sería en 2021.

Este Año Santo otorga, como indulgencia plenaria, el perdón de todos los pecados y sus deudas a los peregrinos que cumplan con todos los requisitos.

Los privilegios concedidos por Calixto II fueron confirmados y aumentados por otros pontífices como Eugenio III, Anastasio IV y Alejandro III, el cual en bula Regis Aeterni, del 25 de julio de 1178, declaraba perpetuo el privilegio y lo equiparaba al de Roma y Jerusalén.

Meditemos, hoy, sobre la vida y obra de este gran Apóstol para tratar de sacar algunas enseñanzas prácticas para nuestra vida interior.

Si consideramos la vida del Apóstol Santiago, notaremos en él dos ambiciones bien diferentes: una viciosa, y otra honrosa y santa.

Jesucristo llamó al apostolado a Santiago el Mayor; agradezcamos a Nuestro Señor todo lo que ha hecho por este Apóstol, y recojamos las enseñanzas que nos ofrecen lo bueno y lo imperfecto que hallamos en la vida de este su feliz discípulo.

Reflexionemos primero sobre la ambición viciosa del apóstol Santiago.

Sabemos que había en la nación judía la preocupación universalmente extendida, de que el Mesías iba a fundar en la tierra un reino temporal. Los padres de Santiago habrían conversado, ciertamente, muchas veces acerca de esto con él y con San Juan, su hermano.

Su madre, siguiendo las inspiraciones del amor maternal, naturalmente ambicioso cuando se trata de sus hijos queridos, vino con ellos a encontrar a Jesucristo y, tal como lo relata el Evangelio de la fiesta, le dijo: Maestro, ordenad que mis dos hijos aquí presentes se sienten en vuestro reino, el uno a vuestra derecha y el otro a vuestra izquierda.

El Salvador dio a los discípulos, de quienes era portavoz la madre, esta respuesta, tan digna de nuestra meditación: no sabéis lo que pedís.

¡Cuánta verdad encierran estas palabras! Así es, Dios mío; el que pide elevación no sabe lo que pide:

1°) porque querer salir de su condición no es cosa razonable: semejante pretensión, si se generalizase, trastornaría toda la sociedad;

2º) porque cada uno debe respetar el orden de la Providencia: se falta a Dios cuando se quiere salir de este orden, y no podemos contar con su asistencia, sino en cuanto nos mantenemos en la posición en que Él nos coloca;

3º) porque es un error creer que estaremos mejor en donde no estamos;

4º) porque tal imaginación engendra malestar y descontento;

5º) porque en las posiciones elevadas la responsabilidad es mayor, el amor propio más fuerte, el orgullo más ambicioso y los peligros más numerosos;

6º) porque colocar su ambición en cosas de la tierra no es digno del que debe poner más alta su mira y elevarse hasta el Cielo. Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 24

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y CUATRO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.


La Sangre de Jesús aviva nuestra esperanza

  • El demonio al principio nos instiga a pecar con el pretexto de que la misericordia divina es infinita, y después del pecado nos empuja hacia la desesperación, mostrándonos como imposible que Dios nos perdone tan graves excesos. No nos dejemos vencer de tales engaños, que son la ruina de muchos, antes bien hagamos cuanto nos enseña San Juan: Hijitos míos, dice, no pequéis, y si ya habéis pecado, arrepentidos volved a Dios; puesto que tenemos por abogado cerca de El a Jesús mismo, que ha dado su Sangre por salvarnos. Esta Sangre interpela por nosotros. ¿Qué podemos temer entonces? Si nos arrepentimos de corazón, es seguro el perdón.
  • Jesús nunca ha rechazado de sí al pecador arrepentido, sino que siempre como padre piadoso, ha abrazado al hijo pródigo. Mas aun, cual amante pastor ha venido del cielo a la tierra en busca de la oveja descarriada; y ha derramado su Sangre por salvarla. Llenos, pues, de confianza, postrémonos a sus pies a llorar las culpas pasadas, aunque enormes e innumerables, seguros de que no nos ha de negar el perdón, quién no nos ha negado su Sangre.
  • No pocas veces pone el demonio, aun en el corazón de los justos, vanos temores y desconfianzas acerca de su salvación eterna. Mas tales tentaciones luego se vencerán reflexionando sobre lo que dice San Pablo: *Justificados por la Sangre de Jesús, por la misma seremos salvados de la ira divina*. ¿Cómo se puede dudar, dice San Agustín, de que Jesús nos quiere salvar, cuando para obtenernos el paraíso, ha muerto y derramado su Sangre? Ah! Confiados prosigamos viviendo rectamente, que por los méritos de la Sangre Preciosa seguramente nos salvaremos.

Sigue leyendo

10 MILLONES

tm-471-25.jpg

HOY, NUESTRO BLOG HA CUMPLIDO 10.000.000 DE VISITAS.

MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN HECHO DE RADIO CRISTIANDAD UN BASTIÓN DE COMPROMISO, CERTEZA Y SERIEDAD EN LAS INFORMACIONES.

A NUESTROS COLABORADORES, A LOS PADRES QUE NOS ENRIQUECEN, ASISTEN Y GUÍAN, A LOS INCONDICIONALES DESDE LA PRIMERA HORA…

Y POR SUPUESTO, A LOS DETRACTORES, A LOS CALUMNIADORES, A LOS MENTIROSOS, LOS QUE SIN QUERERLO HAN SIDO LOS QUE MÁS GENTE HAN ACERCADO A NUESTRAS PÁGINAS… Y DECIDIERON QUEDARSE AL VER LA REALIDAD DE LO QUE DECÍAMOS.

Y POR SUPUESTO A SAN JOSÉ, NUESTRO PATRONO, SIN CUYA AYUDA NADA HUBIÉRAMOS LOGRADO.

PARA UN BLOG, CON UNA TEMÁTICA TAN CERRADA Y EN CASTELLANO, ES INDUDABLEMENTE TODO UN RÉCORD.

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 23

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y TRES


ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús fundó la Iglesia y la sostiene

  • Dios hizo dormir a Adán para sacarle una de sus costillas, y habiendo formado con ella a la mujer, semejante a aquél, se la dio por esposa. Igualmente, dice San Agustín, habiendo Jesús inclinado la cabeza, murió en la cruz, y de su costado abierto se formó una esposa, la Iglesia, con aquella última efusión de su Sangre. La verdadera Iglesia es, por consiguiente, la que nació junto a la cruz, en medio del luto y del dolor, y es en todo semejante a su sacrificado Esposo, de quien recibió en herencia persecuciones y trabajos. Pero así como Jesús resucitó glorioso de la muerte, así también la Iglesia saldrá gloriosa de las tribulaciones. El verla, por tanto, perseguida, no debe desanimarnos, sin mas bien aumentar en nosotros el amor y respeto hacia ella, reconociéndola, en tal manera, por la única y verdadera esposa del Dios crucificado.
  • Excepto solo dos, todos los otros 29 Papas de los tres primeros siglos, juntamente con millones de fieles, fueron bárbaramente muertos por la fe; pero tanta sangre no fue bastante a ahogar la Iglesia, que siempre se dilató y gloriosa sobrevivió. En cada siglo, hasta el presente, nuevas persecuciones se han sucedido para arruinarla; mas cuando se creía destruida, mas vigorosa se ha erguido. Todas las furias del mundo y del infierno no han logrado vencerla, ni la vencerán jamás. Jesús, que la redimió con su Sangre, dice San Bernardo, la sostendrá, volviéndola siempre victoriosa hasta la consumación de los siglos. Por esto nosotros, como hijos de tan excelsa madre, debemos ofrecer sin cesar esta Sangre, a fin de obtener la perseverancia de vivir hasta la muerte en su materno seno.
  • Dice San Pablo que Jesús oró con voz eficaz por la gloriosa resurrección de su cuerpo, y fue escuchado. Esta vos eficaz fue la efusión de su Sangre; nos lo asegura San Anselmo. Su cuerpo, por el cual oró, no fue solo el real, sino también el místico, es decir, la Iglesia; tal afirma San Buenaventura. Esta, pues, por los méritos de la Sangre Preciosa, ha sido siempre gloriosa; agrega el mismo doctor seráfico. Demos, pues, siempre gracias al Señor por habernos hecho nacer en el gremio de la verdadera Iglesia, vuelta invencible en virtud de la efusión de su Sangre divina; y no nos avergoncemos jamás de aparecer como sus verdaderos hijos, antes venzamos todo respeto humano en el cumplimiento de nuestros deberes de cristianos y católicos.

Sigue leyendo

OSKO: LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

DSC00038

LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

“Tenemos que controlar al mismo tiempo ambas cosas: La Acción y la Reacción que se le oponga”

Este escrito surge a raíz de la publicación en NON POSSUMUS de un anuncio.

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2014/07/surge-la-union-sacerdotal-marcel.html

“Los Sacerdotes de la Resistencia reunidos en Avrillé han decidido continuar la FSSPX bajo la denominación de Unión sacerdotal Marcel Lefebvre. Desde ahora ella es la continuación de la obra de Mons. Lefebvre. La USML es la verdadera FSSPX.”

El sector que se autodenomina “la Resistencia” lo es tan sólo a la conducción de Mons. Fellay. Lo cual no está nada mal, pero allí se termina.

Como no pueden RECONQUISTAR esa posición, como no pueden RESTAURAR la FSSPX, ahora se hicieron una propia. La necesidad de contar con el respaldo de lo “institucional”, aunque sea que eso tenga un carácter precario o virtual, parece que calma las expectativas de muchas personas.

Esto se manifiesta por el largo tiempo que permanecieron dentro de la FSSPX la mayoría de los que ahora se suman a esta nueva organización, a pesar de que las señales llegaron a ser harto evidentes. El mismo Obispo Williamson instaba a no abandonar la FSSPX; seguramente vería en ella lo mismo que sigue viendo en la Iglesia Conciliar: una manzana, medio sana y medio podrida.

Y es precisamente un aspecto ese muy interesante y que guarda estrecha relación con la realidad de la Revolución. Esta última actúa por medio de las instituciones. Las instituciones legítimas son buenas en sí mismas, por supuesto; pero en un estado de cosas como el actual, ninguna organización logra mantenerse en pie.

Ahí tenemos a la FSSPX; a la vista de todos, ella continúa; allí está, visible, “oficial”, prosigue con sus actividades; mantiene sus centros de misa, sus prioratos y procura continuar en la línea que sus autoridades han decidido desde hace bastante tiempo. Sin embargo la FSSPX ya no es lo que fue.

La Revolución controla, no destruye; disuelve lo genuino transmutándolo. Y a la postre tenemos otra cosa; parece lo mismo, pero no es lo mismo.

La Revolución ha arrasado con todo aquello que, de una u otra manera, ha intentado oponérsele; y esto no cambiará en el futuro inmediato. Tal lo que pensamos, y nos parece que hay suficientes ejemplos y argumentos a favor de esa tesis.

En nuestro artículo “METIDA DE PATA”, refiriéndonos a Mons. Williamson, medio en broma y medio en serio, decíamos:

O peor…, tal vez le hagan meter la pata los miembros de la Resistencia Fláccida induciéndole perversamente a consagrar un obispo, lo cual constituiría una nueva contradictoria acción del obispo… Dicen algunos que él ya tiene redactada la carta de agradecimiento para cuando otro disfrazado de blanco le levante la excomunica…..”

Pues, suponíamos que eso iba a ocurrir y probablemente más pronto que tarde. Pero la jugada, la METIDA DE PATA, va un poco más allá todavía; llega al punto de haber instituido una organización. Haber creado una INSTITUCIÓN, tornará a los “resistentes” mucho más vulnerables.

De hecho, ya lo eran, porque llegan a esta instancia cargando TODOS ELLOS con la joroba, el baldón de sentirse… VAGOS. Pero ahora lo son mucho más.
Sigue leyendo

SIGUE EL BERGOGLIANO DESMADRE

 

img_201029

1) ¿Un monseñor con “tendencia”?

x640_y905_5586eb_06

Stephan Ackermann, Obispo de Trier, participó de una mesa redonda organizada por la Unión de Gays y Lesbianas de Saar (la sigla en alemán es LSVD: Einladung des Lesben- und Schwulenverbands) ycriticó las propuestas para tratar y curar la homosexualidad, señalando también que la Iglesia no respaldaba esas iniciativas.

http://rorate-caeli.blogspot.com/2014/07/the-gay-lobby-won.html#more

(Sobre Ackermann ver Post del 27 de Febrerohttp://www.catapulta.com.ar/?p=12329)

2) Un jesuíta que pide una “doctrina para esta época ” y con “cánones de razonabilidad”

media-225828-2

Jorge Costadoat SJ, profesor de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, publicó en El Mercurio del 6 de julio una nota titulada “¿Progreso doctrinal en la moral sexual católica?” en la que, entre otras cosas, dice

El Papa Francisco ha convocado para 2015 un sínodo sobre la familia. Este abordará temas como la sexualidad, el matrimonio, los hijos, el control de la natalidad, los separados, los divorciados vueltos a casar y la participación en los sacramentos. El nivel de preocupación de los católicos sobre estas materias es muy alto. Por lo mismo, la frustración o la satisfacción con los resultados del sínodo pueden ser grandes.

Las respuestas …son coincidentes: existe una enorme distancia entre lo que la jerarquía enseña en materia de moral sexual y lo que los católicos piensan y practican. ..

…el abismodetectado afecta principalmente a la enseñanza oficial contraria a los métodos artificiales de control de natalidad, a la comunión de los divorciados vueltos a casar y a la posibilidad de una vida sexual fuera del matrimonio.

…en estas circunstancias cabe esperar un progreso doctrinal.

Si la Iglesia enseña una cosa y la misma Iglesia practica otra diferente, algo hay que revisar. Es que el Pueblo de Dios vive inmoralmente o ignorante de la doctrina sexual de la Iglesia, o la doctrina que sirvió para una época ya no sirve tal cual para esta otra.

…El pueblo cristiano espera una proclamación del Evangelio en los cánones de razonabilidad de nuestro tiempo.

http://jorgecostadoat.cl/wp/

3) Y una Rahner que avanza más

p1030225_bearb

Johanna Rahner, profesora de Teología Dogmática de la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, afirma que “es posible ordenar mujeres, lo que constituiría “un acto de igualdad”. Asimismo reclamó la bendición de las parejas homosexuales, la admisión de los divorciados vueltos a casar y el reconocimiento del segundo matrimonio, siempre que se reconociesen los pecados cometidos contra el primero

https://mail.google.com/mail/u/0/?tab=wm#search/eponymous+flower/1471f64705092df7

Y mientras tanto Francisco se ocupa de la paz en Medio Oriente,adonde lo llevó su febril sueño de liderazgo mundial -lo largaron duro, por lo que se sabe- y de preparar una encíclica sobre ecología.

¡Válgame Dios!

 Visto en Catapulta

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 22

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y DOS

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús nos ha dado la fe


  • No habiendo podido el demonio hacerse igual a Dios en el cielo, trató de tener culto divino en la tierra. Y los hombres se sometieron a él de buena gana, levantándole templos y altares, adorándolo en los ídolos, y sacrificándole no solo animales, sino también niños y doncellas. ¡A tal exceso llegaron nuestros antepasados, y en tal estado permaneceríamos aún nosotros, si Jesús no nos hubiera dado la fe! Adorando al demonio en la tierra, con él hubiéramos ido a penar al infierno. ¡Infelices de nosotros sin la fe! Sangre de Jesús, sed mil veces bendito y alabado, por haberme librado, con tu derramamiento, de tan mísero estado, y en seguida, de mi eterna perdición. Por tanto es mi estricta obligación amaros y alabaros por todo el curso de mi vida.
  • El profeta Zacarías anunció la venida de un día tal que no se distinguiría de la noche; pero en el cual, hacia la tarde, aparecería la luz, y un torrente de agua, difundiéndose desde Jerusalén sobre la tierra, haría que los hombres creyeran en Dios. Este fue el día de la muerte de Jesús, en el cual quedó obscurecido el sol hasta la hora nona (San Efrén, sobre Zacarías, XIV, 7); y entonces fue cuando la Sangre Preciosa derramada en Jerusalén, fecundando al mundo, hizo germinar la fe; y extirpando la idolatría volvió a los hombres adoradores del verdadero Dios.Si tenemos, entonces, la fe, si nosotros, que estábamos lejos del verdadero Dios, ahora estamos unidos a él; ello es en virtud de la Sangre Preciosa, dice San Pablo (Vosotros, que estabais lejos, habéis sido puestos cerca por la Sangre de Cristo. Efesios, II,3). Bendigamos, pues, y rindamos siempre honor a esta Sangre divina, que nos ha hecho partícipes de tan excelso don.
  • ¿De qué nos sirve tener la fe, si vivimos peor que los infieles? Habiendo hecho Jesús experimentar los efectos de su beneficencia a los habitantes de ciertas ciudades, al ver que éstos vivían mal, ” Hay de vosotros, decía, porque si yo hubiera hecho beneficios a otros pueblos, éstos me habrían honrado; mientras que vosotros os demostráis desconocidos e ingratos. Más el día del juicio final, seréis juzgado con mayor severidad (San Mateo, XI, 20, etc.). Con preferencia sobre tantos que nacen entre incrédulos e infelices, Jesús nos ha hecho nacer en el gremio de la verdadera fe: por eso, si no somos buenos, nos espera un infierno más tremendo. Resolvámonos, y empecemos a vivir como verdaderos fieles y secuaces del verdadero Dios.

Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 21

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTIUNO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.


La Sangre de Jesús nos hace vivir castos y puros

  • El primer desconcierto que el hombre sintió en sí después del pecado, fue la rebelión de los sentidos. Y ella es todavía la causa de muchos males durante la vida y de condenación después de la muerte. Deshonras, miserias, discordias, homicidios, muertes prematuras y además la impenitencia final, son los terribles efectos de la deshonestidad (Alfonso Selva, predicación, Parte I, c. 6, n. 1, 10). Para que estemos distantes de vicio tan perjudicial, o librarnos de él, si hemos caído; no hay medicina más eficaz que la Sangre Inmaculada del Cordero divino (Si no fuera ungida la antigua llaga con el ungüento de la Sangre de Cristo. S. Cipriano, Pasión de Cristo). Por eso procuremos recibirlo a menudo en los sacramentos.
  • Jesús derramó su primera Sangre en la circuncisión, y quiso que fuera adorada por primera vez por María y José, ambos vírgenes; como para demostrar que aquella Sangre sería un medio eficaz para conservar el hombre la pureza. También en su pasión la derramó de un modo especial para hacer germinar flores de castidad, por lo cual la Sangre Preciosa es llamada vino que engendra vírgenes (Vino germinante vírgenes, Zacarías IX, 17).: y los vírgenes se llaman sus primicias (A. Lápide, sobre el Apocalipsis XIV, 4, Primicias de Dios y del Cordero). Por tanto, dice San Buenaventura, beber de la Sangre Preciosa es lo mismo que tomar una medicina potentísima para conservarse puro (Tienen la albura de la castidad con el riego de la Sangre de Cristo, De la Eucaristía, sermón 31). Por esto dice San Bernardo que el mantenerse puros tantos cristianos, es efecto de la Sangre de Jesús, que reciben en la comunión (Sobre la Cena, el Bautismo, etc.). Acerquémonos a menudo y devotamente a la divina mesa y obtendremos el mismo efecto.

  • Un jovencito acostumbrado a faltar contra la santa modestia (habiéndole resultado vano cualquier otro medio), consiguió enmendarse meditando la pasión de Jesús (Cirilo, Domínica IX después de Pentecostés, oración mental). Pues que al sentirse tentado, decía, fijando los ojos en el crucifijo: “el inocente cuerpo de Jesús está cubierto de llagas y de Sangre, y yo me atreveré a darme impuros deleites? No, Jesús mío, no lo haré jamás”. Enseguida estampando tiernísimos besos sobre las divinas llagas, triunfaba de la criminal pasión. Si no podemos embriagarnos con la Preciosa Sangre comulgando cada día, al menos participemos de ella en espíritu, meditando cotidianamente los dolores en medio de los cuales Jesús la derramó (Meditar los beneficios de su pasión es haber espiritualmente su Sangre), y con tal medio también nosotros venceremos las tentaciones y viviremos puros.

 

Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: SERMÓN EN LA DOMÍNICA SEXTA DE PENTECOSTÉS – AUDIO ORIGINAL 20-JUL-2014

meramo

Compartimos con nuestros lectores el Sermón de la Domínica Sexta de Pentecostés – 2014 – del querido P. Basilio Méramo.

Para escuchar:

Download

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 20

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA VEINTE

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús obtiene auxilios especiales en el sacramento del

matrimonio

  1. Jesús rogado por su madre a que supliera la falta de vino en un banquete nupcial, respondió que aún no había llegado su hora; pero después, con un milagro, mudó el agua en vino. Dice San Agustín que la hora predicha era la de su pasión (Dominica II, después de la octava de Epifanía. Sermón I). Jesús quiso por tanto, significar que si entonces concedía una gracia temporal a los esposos, proveyéndoles del milagroso vino, figura de su Sangre; vendría más tarde el tiempo en que elevaría el matrimonio a sacramento, y con la efusión de su sangre merecería para los esposos, una gracia especial para cumplir sus deberes, como enseña el concilio Tridentino (La gracia para santificar a los cónyuges, Cristo nos la mereció con su Pasión. Tidentino, sesión 24. Decreto del Sacramento del Matrimonio). Bendice, pues, y agradece, oh cristiano, a la Preciosa Sangre, que tales auxilios particulares te ha merecido y te concede, en el sacramento del matrimonio.
  2. El matrimonio es un gran sacramento, dice San Pablo, figura de los desposorios de Jesús con la Iglesia (Efesios, V, 32); por esto, no con enamoramientos y pecados hay que prepararse a él, sino con obras santas y además hay que celebrarlo ante el altar, con la bendición del propio sacerdote; pues de lo contrario, Dios no reconoce como verdaderos cónyuges a los esposos. Jesús no puede separarse de la Iglesia a quien ama tiernamente, y a ella sola reconoce por suya y esta procura por su parte conquistarle secuaces que lo sirvan con fidelidad. Asimismo el esposo y la esposa estrechados por el vínculo indisoluble, deben amarse mutuamente, llevar una vida honesta y edificante, y educar santamente a sus hijos; como que con tal fin elevó Jesús el matrimonio a sacramento. Quien se conduzca diversamente, atraerá directamente sobre su cabeza, no la gracia que le ha merecido la Preciosa Sangre, sino la divina maldición.
  3. No solamente dice San Pablo, que el matrimonio es sacramento, y que los casados deben vivir entre ellos en paz, y procurar la salvación de sus hijos; sino que agrega también: Hijos obedeced a vuestros padres en el Señor, pues él ha dicho: Honra a tu madre y a tu padre y serás bendito (Efesios, VI, 1,2,3). Esto deben por consiguiente hacer los hijos, si desean que todo bien descienda sobre su cabeza. ¡Quiera Dios que todos hagan lo que tuvo en su intención el Redentor al instituir este sacramento y sean dignos de la santificación que él mismo aporta por los méritos de la Sangre Preciosa! Entonces ciertamente no se verían tantos desconciertos y males en el mundo. Más hay muchos en el mundo que a esto no atienden; de donde proviene que tantas familias sean malditas de Dios también en este mundo, y tantas almas vayan condenadas al infierno.

Sigue leyendo

P. JUAN CARLOS CERIANI: SERMÓN PARA LA DOMÍNICA SEXTA POST PENTECOSTÉS

Sermones-Ceriani

SEXTO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Seguimos y terminaremos hoy con el comentario a la Epístola del Cuarto Domingo de Pentecostés.

Siguiendo al Padre Lacunza nos habíamos introducido en el estudio de la profecía de Isaías, retomada por el Apóstol San Pedro, de nuevos cielos y nueva tierra.

El Padre Lacunza dice que esta gran mudanza que esperamos de nuestro mundo presente de mal en bien debe iniciarse por donde comenzó, en tiempo de Noé, de bien en mal; es decir, por la restitución del eje de la tierra a aquel mismo sitio donde estaba antes del diluvio.

Veamos la aplicación que hace y las dos consecuencias generales y seis particulares a las que llega.

Si el perpetuo equinoccio vuelve a nuestra tierra, desterradas para siempre las cuatro estaciones enemigas, todo queda llano y facilísimo de concebirse y explicarse.

Primera consecuencia general: Lo primero que se comprende al punto, en esta hipótesis, son los anuncios terribles, que para el día grande del Señor se hallan a cada paso en los Profetas, en los Salmos, en los Evangelios, en los escritos de los Apóstoles y en el Apocalipsis.

Todos estos anuncios concuerdan entre sí, y concuerdan perfectamente con la hipótesis misma.

Para ver con los ojos esta concordancia, imaginemos por un momento que ahora en nuestros días sucede este enderezamiento del eje de la tierra, necesario para que la eclíptica y la equinoccial se unan entre sí y formen una misma línea individual.

Imaginemos también que desde cierta altura competente y segura observamos con buenos telescopios todas las cosas particulares que suceden aquí abajo como resultado natural y forzoso de la unión de estas dos líneas o círculos máximos, que ahora se cortan mutuamente, y producen en este corte oblicuo las cuatro estaciones enemigas.

En este caso, que suponemos repentino y violento, deben seguirse naturalmente todas las siguientes consecuencias anunciadas en la Sagrada Escritura:

Primera consecuencia particular: que nuestra tierra o nuestro globo, moviéndose de polo a polo (para enderezarse), se mueva realmente de su lugar: Pues esto es lo que se lee en Isaías, XIII, 13: Sobre esto turbaré el cielo; y se moverá la tierra de su lugar a causa de la indignación del Señor de los ejércitos, y por el día de la ira de su furor.
Sigue leyendo