RECORDANDO A LA NEOFSSPX – 3 – FELLAY: “TODO VA SIN PROBLEMAS DE ACUERDO AL PLAN”

Del 11 de febrero de 2011:

DoctrinarioCanónico - Político

 Acuerdo …

 … en resumidas cuentas

 

En el Comentario Eleison 162, del 21 de agosto de 2010, Monseñor Williamson alertó sobre un peligro, cuyo resumen incluye cuatro puntos:

1º) Las discusiones entre Roma y la Fraternidad de San Pio X se están topando contra una pared doctrinal.

2º) Un acuerdo político que pretende rodear ese bloqueo doctrinal.

3º) Una parte importante de los Católicos que asisten a las misas de la FSSPX en Francia y Alemania están esperando únicamente a que salga de las discusiones alguna clase de acuerdo. (Ahora incluye a los feligreses de Italia).

4º) Benedicto XVI está pensando en un “Motu Proprio” que aceptaría a la FSSPX “de regreso en la Iglesia”, de una vez por todas, sin requerir de la FSSPX una aceptación explícita del Vaticano II o de la Misa Nueva, sino solamente la aceptación, por ejemplo, del “Catecismo de la Iglesia Católica” de 1992 de Juan Pablo II.

….

Monseñor Fellay se apresuró a desmentir el punto 4º) de aquel Comentario Eleison. El desmentido fue publicado el 25 de agosto en The Ramnant:

….

http://www.remnantnewspaper.com/Archives/2010-0831-mershon-fellay-interview.htm

Conforme a esa información, Monseñor Fellay negó categóricamente cualquier conocimiento de un alegado Motu proprio especial que se estuviese planeando en la Santa Sede para la FSSPX:

“Estoy muy molesto por todo este asunto. La afirmación de Monseñor Williamson es una afirmación desautorizada y es su propia personal afirmación y no la de la Fraternidad San Pío X.
No tengo ningún conocimiento de ningún
motu proprio. Los diálogos doctrinales con representantes de la FSSPX y teólogos de la Santa Sede siguen conforme a lo planeado con la próxima reunión programada para Septiembre. Nada ha cambiado. Todo esto es rumoreo y chismes y no tengo nada que ver con rumores y chismes. Todo esto es nulo e inválido. Por el momento, todo está bien y todo va sin problemas de acuerdo al plan.”

Tres semanas más tarde, en el Comentario Eleison 165, del 11 de septiembre, Monseñor Williamson retoma la controversia acuerdo doctrinal acuerdo práctico, con su acostumbrado estilo, sin arriesgar nada, con insinuantes preguntas, que nunca responde, dejando librado al lector la responsabilidad de las respuestas:

(…) “¿Por qué es que la FSSPX no puede aceptar ahora ser regularizada por Roma, y resolver las diferencias doctrinales después?

(…) ¿No podría la FSSPX, para obtener de Roma la preciada regularización que solamente Roma tiene la autoridad de otorgar, aceptar un acuerdo práctico a través del cual ninguna parte de la doctrina Católica sería negada, pero a través de la cual las diferencias doctrinales entre Roma y la FSSPX se pondrían entre paréntesis por el momento?

(…) El mismo Monseñor Fellay contestó a esa pregunta brevemente en una entrevista que dio a Brian Mershon en Mayo de este año, publicado en el diario “Remnant”. Aquí sus palabras: «Es muy claro que cualquier solución práctica que se diera sin un sano fundamento doctrinal conduciría directamente al desastre … Nosotros tenemos todos estos ejemplos ante nuestros ojos, la Fraternidad de San Pedro, el Instituto de Cristo Rey y todos los demás están totalmente bloqueados a nivel de la doctrina porque primero aceptaron el acuerdo práctico.»

Pero ¿tiene que ser así? Interesante pregunta…”

Un poco más de tres meses después, tocó el turno a Monseñor Fellay. En la ya comentada entrevista de Nouvelles de Chrétienté, del 27 de diciembre, declaró:

Pregunta: ¿El objetivo de vuestra comunidad es siempre el de integrar la Iglesia católica?

Respuesta: Sí, siempre hemos sostenido que no queremos hacer bando aparte. Sostenemos que somos católicos y que lo seguimos siendo. Deseamos que Roma nos reconozca como verdaderos obispos. Por otra parte, ya no usan más la palabra cismático contra nosotros. Por lo tanto, si no se es cismático, ni hereje, es porque se es sacramente católicos. Por otra parte, el Papa dijo que hay solamente un problema de orden canónico. Es suficiente un acto de Roma para decir que se ha terminado y nosotros reentramos en la Iglesia. Esto vendrá. Soy muy optimista.

Monseñor Williamson había dicho: “Benedicto XVI está pensando en un “Motu Proprio” que aceptaría a la FSSPX “de regreso en la Iglesia”, de una vez por todas, sin requerir de la FSSPX una aceptación explícita del Vaticano II o de la Misa Nueva.”

Monseñor Fellay había desmentido esto. Pero ahora declara: “El Papa dijo que hay solamente un problema de orden canónico. Es suficiente un acto de Roma para decir que se ha terminado y nosotros reentramos en la Iglesia. Esto vendrá. Soy muy optimista”

¿Recuerdan los artículos de los Padres Ceriani y Turco?:

El 4 de septiembre de 2010 = Las Etapas de un Plan:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2010/09/04/las-etapas-de-un-plan/

El 27 de septiembre de 2010 = El Plan de Monseñor Fellay para las Tratativas con Roma:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2010/09/27/padre-juan-jose-turco-%c2%bfque-plan-%c2%bfcuales-etapas/

El 4 de enero de 2011 = Vetera et Nova: “el problema es solamente canónico”:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2011/01/04/cosas-antiguas-y-nuevas-de-mons-fellay/

En resumen: es lícito pensar que el acuerdo consistirá en que no habrá acuerdo doctrinario, que el acuerdo será sólo canónico, pero sin que se firme nada de modo explícito, es decir, que será político.

Hay hechos que permiten esta conclusión:

1º) No refutar, festejar y difundir la práctica de un Motu proprio donde se dice que la Misa de San Pío V es la forma extraordinaria del único Rito de la Iglesia.

2º) Invertir el axioma Lex Credendi, Lex Orandi, haciendo resaltar en el poder que tiene la Misa Tradicional para producir la conversión de las almas.

3º) Solicitar (diciendo que no se solicitó) el levantamiento de las excomuniones y aceptar el Decreto que lo formaliza.

) Sostener que la Iglesia Oficial no es la Iglesia Conciliar y Modernista.

5º) Tergiversar las palabras de Monseñor Lefebvre sobre los acuerdos con Roma, sacándolos de contexto, para hacer creer que él quería este camino. O directamente, decir que se podía y se debía cambiar de actitud.

6º) Iniciar un período de discusiones doctrinales, donde se privilegian los contactos entre la Roma Conciliar y la FSSPX por sobre la Doctrina.

7º) Decir que Benedicto XVI posee la cabeza modernista, pero el corazón tradicional, es decir, que en el fondo él quiere la Tradición en la Iglesia.

8º) Al mismo tiempo, afirmar que es tanta la presión que posee Benedicto XVI en el interior de la Iglesia (¿Conciliar? ¿Oficia? ¿Católica?) que no puede hacer las cosas abruptamente sino que las debe ir haciendo paso a paso.

9º) Igualmente, decir que en Roma y la Iglesia (¿Conciliar? ¿Oficia? ¿Católica?) existe un pequeño grupo (pequeña ola) que quiere la Tradición y que es necesario unirse a ellos para enfrentar al sector progresista y modernista (gran ola).

10º) Minimizar las críticas a los documentos, declaraciones y accionar modernista y ecumenista de Benedicto XVI en detrimento de la defensa de la Fe y de la Tradición. ¡Cinco largos años, desde abril de 2005, sin una palabra en este sentido!…

11º) Difusión del plan, a los sacerdotes y a los fieles, por pequeños pasos, mediante declaraciones, conferencias, folletos, etc. Lo importante es ir formando opiniones y luego producir el cambio.

Entretanto, recordemos las autorizadas palabras del Cardenal Castrillón Hoyos en su entrevista publicada en Il Corriere Della Sera, del 29 de enero de 2009:

“Una cosa es cierta: La plena comunión llegará. En nuestras conversaciones, Monseñor Fellay ha reconocido el Concilio Vaticano II, lo ha reconocido teológicamente. Restando sólo alguna dificultad”

Padre Juan Carlos Ceriani

Acerca de Radio Cristiandad

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.