MONS. WILLIAMSON: STICHOMYTHIA DRAMÁTICA (ACTUALIZACIÓN)

ESTICOMITIA[1] DRAMÁTICA

Notas:

[1] Al traducir, se ha intentado apegarse a la idea expresada en los verbos.  Sin embargo, se ha de considerar que el lenguaje y aun la sintaxis se ve en ocasiones alterada dadas las características del texto en verso.

[2] Esticomitia: diálogo dramático en el que los interlocutores se responden verso a verso.

La esticomitia[2] proviene de los dramaturgos griegos, y es una aguda disputa conducida en un diálogo de líneas alternas. Ahora ya no queda mucho de drama real en un mundo en el que la verdad está casi extinguida, pero las mentiras aun no han dominado la Iglesia Católica, como prácticamente lo harán en el fin del mundo, por lo que todavía hay algo de verdad, todavía hay ocasión de tener esticomitia. Escuchemos a un miembro moderado (LM) de la FSSPX intentando hacer pasar un mal rato a un miembro de la línea dura (LD) en la FSSPX:

——————————————————–

LM: Fuera de la Iglesia no es donde debemos estar!

LD: ¿Quién dejó a la Iglesia? ¡El Concilio Vaticano II! ¡No nosotros!

LM: Una vez en la Iglesia, ¡podríamos hacer mucho más!

LD: Si detestaran el error, como antes.

LM: ¿Por qué deberíamos de dejar de detestar el error, por favor?

LD: Porque participaríamos en la lucha de ellos.

LM: Tenemos que vivir dentro de la ley de la Iglesia.

LD: No, si ésta ya no se está sirviendo a Dios.

LM: La Iglesia Católica es visible. Nosotros no estamos en ella.

LD: La Iglesia es santa. ¿Vemos eso? ¿Dónde?

LM: Sin embargo, las cosas han cambiado desde los días del Arzobispo [Lefebvre].

LD: Los modernistas aún mantienen su influencia.

LM: Lo que Roma ofrece ahora, él lo habría aprobado.

LD: ¡Nunca, una vez que Benedicto XVI asistió a[el evento en] Asís!

LM: La Fraternidad San Pío X se mantiene fuerte, no hay que temer que caiga.

LD: «Aquellos que se mantienen en pie, tengan miedo de caer», dice San Pablo.

LM: Sin embargo, nuestros Superiores tienen la gracia de estado.

LD: ¿Los líderes eclesiásticos nunca prevarican?

LM: ¡Nuestros líderes pertenecen a la Fraternidad San Pío X !

LD: Y ¿eso significa que nunca puedan equivocarse?

LM: Pero, primera pre-condición, Roma liberó la Misa.

LD: Y permitió también el “rito bastardo”, so tonto.

LM: Roma también levantó el castigo de los cuatro obispos.

LD: Pero ¿eso los hizo más libres que antes?

LM: Todavía Benedicto [XVI] está pidiendo nuestra ayuda.

LD: ¿Para hacer prosperar la verdad, o para ayudar a que se desvanezca?

LM: De hacer daño a la verdad, ¿cómo puede acusarse al Papa?

LD: Su mente modernista, está irremediablemente confusa.

LM: Sin embargo, en verdad, Benedicto [XVI] nos quiere a todos otra vez dentro.

LD: Como un modernista sí, pero el modernismo es un pecado.

LM: Entonces, ¿todavía crees que él es Papa?

LD: Sí, pero debemos esperar su conversión.

LM: ¿Qué quieres decir con: “¿como un modernista, sí”?

LD: Él sólo puede dañar nuestra verdadera fe, no bendecirla.

LM: Su verdadera preocupación es nuestro bienestar.

LD: No es nuestro verdadero bien, si desdeña nuestra verdadera fe.

LM: ¡Muestras una falta de espíritu sobrenatural!

LD: Si yo digo que hay queja, ¿por qué te quejas?

LM: No todo en la Iglesia es sombrío, ¡oscuro!

LD: ¿Dónde ves una chispa de verdadera mejoría?

LM: ¡El movimiento hacia la tradición en marcha está!

LD: ¿Mientras los modernistas completamente lo controlan?

LM: Entonces, ¿es todavía la Iglesia oficial la Iglesia propia de Dios?

LD: Sí, es la que los eclesiásticos nos han dejado en el abandono.

LM: Pero seguramente el Papa y Roma tienen buenas intenciones.

LD: ¿Y entonces? – “El camino al Infierno está hecho de buenas intenciones.”

LM: Pero los malvados pueden ser peores que el Vaticano II

LD: El Arzobispo -¿recuerdas?- lo llamó la Tercera Guerra Mundial

LM: Eres duro. Tu actitud conducirá al cisma.

LD: ¡Mejor antes que socavar el Credo entero!

LM: No todas las autoridades de la Iglesia son malas.

LD: Las buenas no tienen poder. Es muy triste.

LM: Los sacerdotes no deberían decir, la autoridad no es verdadera.

LD: ¡Pero los obispos fueron los causantes del Vaticano II!

LM: Sin embargo, los instintos Católicos buscan su hogar Católico.

LD: Hoy, para los Católicos, ya no es Roma.

LM: ¿Entonces dónde está la Iglesia? ¿Sólo en la Tradición? ¿Dónde?

LD: “Una, Santa, Católica, Apostólica” –ahí.

LM: ¡Quieres resolver este problema hasta la noche!

LD: No, es sólo que el inicio [o fundamento] hay que hacerlo bien.

LM: Nosotros creemos en Dios. Nosotros confiamos en su Sagrado Corazón.

LD: ¡Muy bien! Pero también los seres humanos deben hacer su parte.

LM: Esa parte no es para que nosotros sólo nos quejemos.

LD: Los católicos tradicionales trabajan duro, para mantener la Tradición.

LM: Si entramos a Roma, podríamos dar marcha atrás.

LD: No. Cada vez seguiríamos más la senda de Roma modernista.

LM: ¿Por que los Romanos se detienen para hacer una restitución?

LD: Porque ellos tienen preparada nuestra destitución.

LM: ¡Otra vez en la corriente de la Iglesia, nos prepararíamos para trabajar!

LD: Más bien, perderíamos nuestro rumbo entre sus tinieblas.

LM: Pero nosotros somos fuertes, con los obispos uno y tres.

LD: ¡Guarda!, los tres con el uno no están de acuerdo.

LM: Estamos firmes en la Fe. ¡Los modernistas no son una amenaza!

LD: Resbalaríamos fácilmente. ¿Quieres apostar?

LM: ¡Firmes en la Fe, podemos llegar a un acuerdo!

LD: Pero esa Fe es la que nos dice que debemos huir de los herejes.

LM: ¡Pero “Gott mit uns”! ¡Somos la Fraternidad San Pío X!

LD: No, si elegimos ignorar revisiones prudentes.

LM: ¡Fuimos aprobados, los Romanos aprenderán de nosotros!

LD: ¡Oh Cielos, no! Ellos nos lanzarán debajo del autobús.

LM: Fuimos aprobados, Roma en sus cimientos podría temblar.

LD: Pero no antes que en pedazos quedásemos.

LM: Nuestro dirigente tiene las gracias de estado. Debemos obedecerle.

LD: ¿Le fueron dadas las gracias a Pablo VI para traicionar?

LM: Ahora Roma es débil, lo que significa que nosotros podemos mantenernos fuertes.

LD: Correcto, Roma es débil. Pero es poderosa en el error.

LM: ¿Entonces cuál es la respuesta, si siempre tienes la razón?
¿Cómo puede la Iglesia ser rescatada de su difícil situación?

LD: La Iglesia pertenece a Dios. En un buen momento

Veremos su respuesta, sorprendente y sublime.

Hasta entonces, nos afligimos y estamos sedientos de lo correcto y confiamos.

Lo que no podemos curar lo debemos soportar.

Del error y del errar nos debemos separar,

Aun cuando por sus inmortales almas rezamos.

Y dí la verdad divina, no obstante pocos la oigan –

Tan próxima como la puerta más cercana, Su ayuda está cerca.


Acerca de Fabian Vazquez

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.