Católicos protestan por exhibición de Virgen María con Hitler-niño en brazos

La imagen a la izquierda, Giuseppe Veneziano a la derecha

ROMA, 16 Jul. 10 / 01:25 am (ACI)

El párroco y asociaciones católicas de la localidad toscana de Pietrasanta en Italia protestó ante las autoridades municipales por la exhibición de una imagen que representa a la Virgen María cargando en los brazos a un niño que luce como Adolf Hitler.

La obra titulada “La Virgen del Tercer Reich” pertenece a la colección del italiano Giuseppe Veneziano, un artista conocido en su región por burlarse en sus obras de distintos personajes, incluyendo a Jesucristo y al Papa Benedicto XVI.

La polémica pieza fue usada en el cartel promocional de la exposición “Zeitgeist” que exhibirá diversas obras de Veneziano en el Palacio Panichi de Pietrasanta desde este fin de semana, con el auspicio de las autoridades locales.

El alcalde de Pietrasanta, Domenico Lombardi, se ha disculpado públicamente con los católicos por la difusión de la imagen. Los organizadores de la exhibición han retirado la polémica pieza del catálogo de la exposición.

“Asumo toda la responsabilidad por la publicación de esta imagen, pero no la había visto antes, en ese caso, quizás hubiera elegido otra”, afirmó Lombardi a los medios locales y pidió “disculpas si el cuadro ofende la sensibilidad de los religiosos”.

Veneziano se ha quejado con la prensa por las repercusiones de su exhibición y ahora se presenta como víctima de censura.

Acerca de Radio Cristiandad

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.

44 pensamientos en “Católicos protestan por exhibición de Virgen María con Hitler-niño en brazos

  1. Otra de las miles de propagandas sionistas para distorsionar la historia y la realidad actual.

    En realidad, la derrota mundial de 1945, fue la progresiva muerte de la Tradición católica.

    Es IMPRESCINDIBLE, IMPORTANTÍSIMO leer:

    1) “Derrota Mundial” de Salvador Borrego.
    2) “Los Crímenes de los ‘Buenos’” de Joaquín Bochaca.
    3) “Adiós, Europa” de Gerd Honsik.

    “¡Duros de cerviz e incircuncisos de Corazón y de Oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo. Como vuestros padres, así también vosotros.” (San Esteban)

    “Recurrir al fantasma del ‘antisemitismo’ es el modo más fácil de descalificar a todos los que no muestran un apoyo incondicional a la causa sionista.” (José Ramón Ayaso)

  2. Se me ocurren varías cosas pero la primera es averiguar quién paga al blasfemo porque ningún payaso se arriesga a un paso así si no es por dinero. Podemos imaginar de donde viene pero quien careció de valor para enfrentarse cara a cara a Jesucristo en su día sigue careciendo de valor para dar la cara hoy día. Este modo de operar además debe servir no para atemorizarnos de las “fuerzas ocultas” sino para poner en evidencia que quien no da la cara es quien tiene miedo. Despues de miles de años todo su dinero y todo su poder sólo les sirve para tener miedo. Y frente a la irreverencia sagrada sólo se puede actuar de un modo, de un modo que nos llevará a enfrentarnos con el Estado que tolera tales cosas. El alcalde se ha disculpado pero problamente esto no se trate más que de una maniobra de tanteo. Si el enemigo no detecta reacción en dos o tres años tendremos que soportar no un cuadro blasfemo sino una galería completa.

  3. tipico JUDIO.las victimas del holocuento,no tiene madre.insultarlos para que,ya estan malditos creoq es suficiente.q DIOS Y MARIA SANTISIMA se apiaden de ellos. VIVA CRISTO REY.

  4. “El judío no se contenta con descristianizar, él judaíza, provoca la indiferencia religiosa e impone sus propias ideas con el fin de destruir la religión de Cristo y la Iglesia Católica” (siniestra y profética frase del israelita Bernard Lazare)

  5. Apellido super judío. La judería y sus aliados siempre insultan a Jesús y su Iglesia. Pero si les tocas en lo más mínimo siempre hablan de “antisemitismo” Miren lo que han hecho de Mel Gibson..

    • Es correcto. Y fíjate Carlos que, todos los medios de comunicación critican y tildan a Mel Gibson de golpeador, “antisemita” y mal actor. Sin embargo, cuando se trata el tema del violador de adolescentes Roman Polanski (israelita), la cosa cambia.

      • Cierto. Y fue gracioso ver a la jauría hebrea en CNN llamándolo racista y antisemita, además de ser violento con las mujeres y que nadie deber¡a darle trabajo ni ver sus pel¡culas. Pues bien, la hetaira rusa (apostaría lo que sea a que fue “sembrada” por la judería que pretende destruir a Gibson en venganza por lo de LA PASION DE CRISTO) mintió, porque según unos doctores, nada de lo que ella dice es cierto. Nadie le rompió ningún diene ni muestra signos de violencia. Si embargo esa misma jauría hebrea, clamaba la inocencia de Polanski diciendo que tuvo sexo “consensual” (¡con una niña de 13 años!) y que la chica era m aliciosa y cosas por el estilo. Imaginaos que esas llamadas feministas, en vez de defender a la chica, la atacaban, porque el pederasta hebreo es intocable. Igual, nadie dice nada de lo de Woody Allen, otro jud¡o pederasta, que fue acusado por su ex-esposa Mia Farrow de tocar inapropiadamente a su hijito….

  6. ESTOS DEICIDAS son capaces de cualquier inmundicia. En la Primera Feria de las Naciones en Buenos Aires (hace 32 años)organizada por COAS, en el Stand del Estado de Israel, los judíos vendían CRUCIFIJOS de mármol blanco y Cristo de bronce con el INRI y todo, y CARÍSIMOS que compraban embobados católicos argentinos

    Si empezaron vendiendo Dios…

    Pero no quedó impune, un dia les nació, no precisamente el Niño Jesús, sino el VERDUGO PROVIDENCIAL, que los hizo temblar un rato, aunque el verdugo igonarara su misión providencial.

    ¿Algún día surgirá la EXÉGESIS TEOLÓGICAMENTE INCORRECTA de ese preternatural suceso?

  7. La Sinagoga de Satanás tiene los días contados, y su real poder no es más que la cobardía y la tibieza de los cristianos. (“a los tibios los vomitaré de mi boca”, Jesucristo)

    ¡CRISTO REY VENCIÓ A LA SINAGOGA DE SATANÁS CON SU RESURRECCIÓN!

    “Desenmascarar a la Sinagoga de Satanás es vencerla” (S.S. León XIII)

    Nuestro Señor, San Pedro, San Pablo, San Atanasio, San Nicolás de Bari, San Ireneo, San Ambrosio, San Bernardo, San Pío V, etc., combatieron DECIDIDAMENTE a los hebreos kabalistas.

    Los hebreos no son perversos por su sangre, sino por su herencia espiritual.

    “RELIGIÓN -católica- O MUERTE” (Brigadier General don Juan Facundo Quiroga)

    Es IMPRESCINDIBLE, IMPORTANTÍSIMO leer:

    “EL TALMUD – Cóldigo Sagrado y Secreto” de Francisco Paradela Castro.

      • La famosa “enciclopedia” sionista Wikipedia bloqueó con un filtro cualquier mención a Metapedia. La verdad molesta, y Metapedia utiliza -en parte- el enfoque de la Escuela revisionista, que tantos dolores de cabeza le trae al sionismo.

        A tener en cuenta a la hora de buscar información en Internet.

  8. SÚPLICA PARA LA IGLESIA MILITANTE

    ¿Es que perdió su rumbo
    la nave de la Iglesia? ¿Es que a porfía
    se nos ha puesto a andar de tumbo en tumbo
    ebria y alzada la marinería?

    ¿Qué fue de la pasada
    misión de iluminar la mar ignota?
    ¿Quién le dejó, Señor, así trocada,
    su derrota en derrota?

    ¿Qué viento amotinado
    rasgó sus velas y quebró su quilla
    y la azotó sobre el acantilado
    lejos de Ti, mi Dios y de Tu orilla?

    ¿Qué capitán, Señor, adormecido,
    por culpa y obra de la democracia
    le quitó su vigor y su sentido
    y la gracia velera de Tu Gracia?

    Todavía esperamos que en tu pía
    solicitud nos salves del naufragio.
    El diablo nos acecha día a día
    ¡escúchanos, Señor, nuestro sufragio!

    ¡Y que Santa María,
    Nuestra Señora, la Corredentora,
    si fuera necesario,
    nos tienda nueva vez en esta hora
    el Santo salvavidas del Rosario!

    Ignacio B. Anzoátegui

  9. El día 30 de Abril de 1945, por la tarde, no ocurrió sólamente un simple suicidio de un simple mortal. Conciente o inconcientemente, ocurrió el suicidio de TODA la cristiandad mundial. La gran derrota mundial del catolicismo.
    A las pruebas me remito, con lo que pasó y está pasando -con el cristianismo y la Iglesia- a partir de 1945 hasta el 2010. Parece que la embestida del sionismo es “imparable”.

    Es menester que seamos menos tibios, sinó TODO estará perdido.

  10. Última filmación de Hitler, en la cuál, se puede ver a un hombre acabado, envejecido súbitamente, encorvado y enfermo. Luego, hablan algunos de los adolescentes y niños guerreros alemanes, que defenderán fanáticamente a la Alemania cristiana del inexorable avance de las hordas salvajes soviéticas y de sus comisarios israelitas. Cuando todo terminó, en la Europa cristiana y en el Mundo, comenzó a diseminarse el Marxismo ateo entronado en Moscú:

  11. El Judaísmo Internacional publicó en el diario Daily Express (Viernes 24 de Marzo de 1933), varios días despúes de la asunción de Hitler como canciller del Reich, un VIOLENTO anuncio llamando a TODOS los judíos del Mundo a entrar en acción y establecer el boycott a los alemanes. El titular decía “JUDEA DECLARES WAR ON GERMANY”. Aquí lo pueden ver:

  12. “El más importante principio de las modernas creencias judías es que que los “gentiles” (goyim: ganado.), o extraños -de hecho todo aquel que no pertenezca su religión-, son bestias brutas, que no tienen más derechos que la fauna del campo” (Richard Francis Burton)

  13. Y los “PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION” son tan falsos QUE SE CUMPLIERON al pié de la letra.

    Isidro Corbacho, te saludo en reciprocidad.

    Y te encaro, al respecto, la lectura del lúcido librito de Agustin ECK “Las profecías de Eliseo Madariaga” (Edic. Buenos Aires 2008), en especial el Cap. VIII “El signo de Israel y las Naciones”.”Una reivindicación cristiana del Nacional Socialismo”.(En Librerías CATÓLICAS, con mayúscula)

    EnXto y en María.

    • MioCid,

      El autor mexicano Salvador Borrego incorporó un capítulo de “Las profecías de Eliseo Madariaga” -por eso conocí a Eck- en su libro “Alemania pudo vencer”. En dicho capítulo, el genial Eck compara al Nacionalsocialismo con la doctrina católica. Yo tengo el libro de Borrego, ahora me falta conseguir el de Eck.

      MioCid: Muchas gracias por su valiosa sugerencia. Un abrazo federal.

      ¡Viva Cristo Rey!
      ¡Viva la Santa Federación!

  14. El síndrome del Libro de Ester

    Conectando los Puntos Sionistas

    Por Gilad Atzmon
    http://www.gilad.co.uk

    Traducido por LB:

    Hace unas semanas el Jewish Chronicle publicó la lista de los diputados judíos del Parlamento del Reino Unido. Había un total de 24, de los cuales 12 eran conservadores, 10 laboristas y dos demócratas liberales. El autor y activista por la paz Stuart Littlewood indagó en la cifra y presentó el siguiente análisis: “La población judía en el Reino Unido es de 280.000 personas, es decir, representa al 0,46% de la población del país. La Cámara de los Comunes tiene 650 escaños, de modo que, proporcionalmente, a la comunidad judía le corresponderían 3 escaños. La conclusión es bastante obvia. Con 24 escaños, los judíos están representados ocho veces más de lo que les corresponde. Eso significa, por supuesto, que otros grupos, incluidos los musulmanes, están infrarrepresentados (…) Si los musulmanes, por ejemplo, tuvieran una sobrerrepresentación equivalente a la que tienen los judíos (es decir, ocho veces mayor de la que les corresponde), tendrían 200 escaños. Una cosa así provocaría una revuelta”.

    Llegados a este punto cabe preguntarse lo siguiente: ¿por qué los judíos están abrumadoramente sobrerrepresentados en el Parlamento británico, en los grupos políticos de presión británicos y estadounidenses, en las colectas políticas de fondos y en los medios de comunicación?

    Haim Saban, el multimillonario magnate de los medios israelo-estadounidense nos da la respuesta. El diario The New Yorker informó esta semana que en una conferencia celebrada el pasado otoño Saban describió su fórmula pro-israelí, subrayando “tres formas de tener influencia en la política estadounidense (…) hacer donaciones a partidos políticos, crear grupos de reflexión (think tanks), y controlar los medios de comunicación”.

    Como ya he dicho muchas veces, la conspiración judía no existe. Todo se hace abiertamente. Delante de las cámaras de televisión de todo el mundo, el propagandista proisraelí y ministro de Exteriores británico David Miliband dio a los israelíes luz verde para lanzar la operación Plomo Fundido al sugerir en [la ciudad israelí de] Sderot que “Israel debería sobre todo tratar de proteger a sus propios ciudadanos”. En la práctica, Miliband nos hizo a todos cómplices de un colosal crimen de guerra cometido por Israel. El fiel sionista Lord Levy financió al partido Laborista cuando éste inició una guerra criminal para exterminar el último reducto de resistencia árabe al sionismo. Tampoco mostró el más mínimo recato sobre el asunto. En los medios de comunicación, los descarados escritores del Jewish Chronicle David Cohen y Nick Aaronovitch defendieron con entusiasmo la misma guerra criminal en nombre del «intervencionismo moral». Nick Cohen también fundó el think tank `Manifiesto de Euston’ para apoyar dudosas ideologías “neocon” a este lado del charco.

    Levy, Cohen, Aaronovitch y Miliband están todos de acuerdo con la fórmula de Saban: influencia, donaciones, think tanks, medios de comunicación. Sin embargo, no necesariamente conocen a Saban, y hasta es posible que nunca hayan oído hablar del magnate sionista de los medios. No es necesario. El hecho es que Saban no inventó nada por sí mismo. Su fórmula hunde sus raíces en la tradición religiosa judía, en la cultura y en la ideología judías.

    Unidos contra el Purim

    El Libro de Ester es un relato bíblico sobre el que se fundamenta la celebración del Purim, la fiesta judía más alegre. El libro cuenta la historia de un intento de judeicidio, pero también cuenta una historia en la que los judíos logran cambiar su destino a través de la influencia política. En la historia, los judíos se las arreglan para rescatarse a sí mismos e incluso para ejecutar venganza, todo ello infiltrándose en los pasillos del poder.

    [La historia] se sitúa en el tercer año de Asuero, y el gobernante es un rey de Persia que se suele identificar con Jerjes I. Es la historia de un palacio, de una conspiración, de un intento de judeicidio y de una hermosa y valiente reina judía (Esther) que encuentra la manera de salvar al pueblo judío en el último minuto.

    En la historia, el rey Asuero está casado con Vasti, a quien repudia cuando ella rechaza su exigencia de ‘visitarlo’ en el transcurso de una fiesta. Esther es seleccionada entre varias candidatas para ser la nueva esposa de Asuero. A medida que la historia progresa, el Primer Ministro de Asuero, Amán, conspira para hacer que el rey mate a todos los judíos, sin saber que Esther es en realidad judía. Esther, ayudada por su primo Mordejai, salva a su pueblo. Esther advierte a Asuero del complot homicida que Amán trama contra los judíos. Amán y sus hijos son ahorcados en la horca de cincuenta codos que había construido originalmente para el primo Mordejai. Finalmente, Mordejai ocupa el puesto de Amán y se convierte en Primer Ministro. El edicto de Asuero decretando el asesinato de los judíos no puede ser anulado, de modo que dicta otro autorizando a los judíos a tomar las armas y a matar a sus enemigos, cosa que obviamente hacen.

    La moraleja de la historia bíblica es bastante clara. Si los judíos quieren sobrevivir, lo mejor que pueden hacer es abrirse camino por los pasillos del poder. Más les vale unirse a los gobernantes del mundo. Con Esther, Mordejai y Purim en mente, el AIPAC, Levy, La ADL (Liga Antidifamación), David Milliband, Saban y la noción de “poder judío” aparecen como la encarnación de una profunda ideología bíblica, tribal y cultural.

    Sin embargo, aquí está el quid de la narración: aunque la historia se presenta como un relato histórico, la exactitud histórica del Libro de Esther está ampliamente cuestionada por los más modernos académicos e historiadores bíblicos. La ausencia de una clara corroboración de cualquiera de los detalles de dicha historia a la luz de lo que sabemos de la historia persa por fuentes clásicas es lo que ha llevado a los estudiosos a la conclusión de que la historia es en gran parte, si no completamente, apócrifa.

    En otras palabras, aunque la moraleja judía es clara, el intento de genocidio es ficticio. Al parecer, el Libro de Esther instala a sus seguidores (judíos) en un estado de estrés colectivo pre-traumático. Transforma una fantasía ficticia de “destrucción” en una vívida “ideología de supervivencia”. Y, de hecho, algunos leen la historia como una alegoría de judíos quintaesencialmente asimilados que descubren que son víctimas de antisemitismo pero que están en condiciones de salvarse a sí mismos y a sus compañeros judíos.

    El Libro de Esther existe para formar una coherente identidad tribal de exilio. Está ahí para generar estrés existencial. Introduce la mentalidad del Holocausto. Además, fija las condiciones que convierten el Holocausto en realidad. En términos hermenéuticos, el texto da forma a la realidad. En la práctica, es la mente temerosa que se autoinstala en una trampa trágica de profecía auto-cumplida. La ideología de la Shoa madura para transformarse en un hecho real.

    Curiosamente, el Libro de Ester (en la versión hebrea) es uno de los dos únicos libros de la Biblia que no mencionan directamente a Dios (el otro es el Cantar de los Cantares). Como en el caso de la ideología sionista laica y de la religión del Holocausto, en el Libro de Esther son los judíos los que creen en sí mismos, en su propio poder, en su excepcionalidad, en su sofisticación, en su capacidad de influencia, en su capacidad para hacerse con el control de reinos y en su capacidad para salvarse. El tema del Libro de Ester es el empoderamiento. Contiene la esencia y la metafísica del poder judío según lo describe Haim Saban y lo practica el AIPAC.

    Sionismo y Democracia

    Los sionistas parecen amar la democracia. El Estado judío escandalosamente se autoproclama como “la única democracia de Oriente Medio”. Los partidarios de Israel de todo el mundo propugnan también conflictos en nombre de la “democracia”. ¿Por qué les gusta tanto la democracia? Sospecho que la respuesta es devastadoramente simple. La democracia es la plataforma política ideal para el mercader sionista de influencias.

    La democracia en su estado actual, sobre todo en el mundo de habla inglesa, es un sistema político especializado en situar en puestos directivos a personajes inadecuados, poco cualificados y dudosos. Dos líderes democráticamente elegidos desencadenaron la ilegal guerra de Iraq. Dos líderes democráticamente elegidos llevaron a Occidente al desastre financiero.

    Gobernar un Estado no es tarea fácil. Sin duda alguna se necesita algo de talento y de formación. En el pasado, nuestros líderes electos eran experimentados políticos que habían logrado algo en la vida, ya fuese en la academia, en la industria, en la milicia o en el mundo de las finanzas. En el pasado, nuestros candidatos a primer ministro tenían un curriculum vitae para compartir con nosotros. No parece que ése siga siendo el caso. Una y otra vez nos enfrentamos a una “elección democrática” para dar nuestro voto a alguna joven y ridícula nulidad. Una y otra vez asistimos al ascenso de “estrellas” políticas, de gente que no ha logrado realmente nada en la vida y que ni siquiera está cualificada para gestionar una tienda de barrio, no digamos ya un Estado.

    Tal vez se pregunte usted qué cualificación tenían Blair o Bush antes de tomar en sus manos las riendas de sus respectivos países. ¿Qué experiencia tiene David Cameron para salvar a Gran Bretaña del desastre total en todos los frentes posibles (economía, Iraq, Afganistán, educación, Seguridad Social, etc)? ¿Qué experiencia aporta David Miliband para sustentar su candidatura a líder del partido laborista? La respuesta es ninguna. Nuestras vidas, nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos están en manos de personajes absurdos que no saben por dónde les da el aire. Eso puede explicar por qué Gran Bretaña terminó con un “hung Parliament”(1). Ni un solo líder en este país pudo convencer a la opinión pública de que tenía el talento, la integridad o incluso sólo una pizca de auténtico liderazgo.

    Pero aquí está la noticia. Por mucho que nuestros líderes elegidos estén totalmente desorientado, los Saban, los Lord Levy y los Wolfowitz saben exactamente lo que hay que hacer. La religión, cultura e ideología judías proporcionan a sus seguidores una narrativa que nos salva del limbo democrático. Los Saban de este mundo están lejos de ser aficionados o despistados; saben exactamente qué es lo que hay hacer. Lo han estado haciendo durante tres mil años. Son los seguidores de Mordejai y de Ester. Los Saban del mundo saben cómo traducir la moraleja de Purim a la práctica británica y estadounidense.

    Stuart Littlewood parece preguntarse por qué los judíos están sobrerrepresentados. Con Purim en mente estamos en condiciones de sugerir una respuesta. Nos encontramos aquí con un entorno cultural de exilio que predica el cabildeo, la influencia y el control. Influir en la política, en los medios y en el pensamiento es el verdadero significado del Libro de Ester. Saban fue lo suficientemente sincero o estúpido como para admitirlo en público. Sin embargo, la ausencia de un Libro de Ester en el corazón de la cultura hindú o musulmana puede explicar por qué otros grupos inmigrantes marginales en Gran Bretaña están representados adecuada y proporcionalmente en la política y en los medios de comunicación británicos. Por otra parte, es poco probable que esta situación cambie pronto. A diferencia de la mayoría de las minorías e identidades marginales en Occidente, el judaísmo es una religión nacional de exilio y la identidad judía es un producto del adoctrinamiento tribal. Ello podría explicar por qué los judíos emancipados que viven en Gran Bretaña desde hace generaciones como seglares todavía operan dentro de parámetros políticos y sociales judíos y bajo estandartes políticos judíos.

    No es un secreto que existen por ahí unos cuantos judíos muy bien dotados intelectualmente. También es bastante obvio que algunos judíos se encuentran entre los principales contribuyentes al discurso humanista y universal. Sin embargo, eso no es algo que se pueda decir de Haim Saban, quien abiertamente desea influir en la política exterior de Estados Unidos por medio de donaciones, grupos de reflexión y control de los medios de comunicación. Del mismo modo, David Milliband, que trató denodadamente de modificar la jurisdicción universal británica para que los criminales de guerra israelíes pudieran visitar su país con más facilidad, tampoco debe ser considerado como un gran humanista. Nick Cohen, el artífice del Manifiesto de Euston, un think tank que promueve los intereses sionistas dentro de la cultura intelectual británica, difícilmente puede ser considerado como un ícono ético. Sorprendentemente, todos ellos han actuado siempre a plena luz del día.

    Si nos preocupan la paz y las futuras generaciones debemos ser lo suficientemente valientes como para conectar los puntos. Los Mordejais y las Ester que pululan en nuestros medios de comunicación, en nuestra vida intelectual y política, deben ser combatidos. Debemos unirnos en contra del Purim. Si el Partido Laborista alberga todavía algún sentido de la responsabilidad ética, debe poner a David Milliband en su sitio. Si nuestros partidos quieren que nos creamos sus programas, tendrán que aprender a decir “NO” al dinero sionista y a los donantes judíos vicarios. Si nuestros medios de comunicación quieren que creamos en su “imparcialidad”, deberán identificar al enemigo que tienen dentro. ¿Cuántos iraquíes tendrán que morir antes de que se colme el vaso? ¿Cuántos activistas por la paz tendrán que morir en alta mar antes de que todos nosotros digamos “¡BASTA!”? ¿Cuántos trabajadores británicos tendrán que perder sus empleos, casas y esperanzas antes de que nos atrevamos a decir “¡NO!” a las guerras sionistas y a quienes las defienden entre nosotros?

    NOTA:

    (1) Hung Parliament: literalmente, ‘Parlamento ahorcado’. En el sistema parlamentario británico se denomina así a un Parlamento minoritario en el que ningún partido político tiene mayoría absoluta.

    Fuente: http://www.gilad.co.uk/writings/connecting-the-zionist-dots-by-gilad-atzmon.html

  15. FÁBULA DEL PASTOR, DEL LOBO Y DE LOS PERROS GUARDIANES

    El equívoco —el terrible equívoco— en la actitud de la Iglesia frente a lo que se llamó “Nacionalismo” es muy simple de entender. Se lo encuentra explicado en una fábula: la del Pastor que mató al perro guardián, creyendo matar al lobo. Si lo creyó sinceramente o no, no lo cuenta la fábula, que se limita a relatar el hecho objetivo: el Pastor actuó en el supuesto de que el perro guardián era el lobo, y lo mató. Mejor dicho, contribuyó a matarlo (porque el Pastor no usa armas de violencia). Contribuyó a que el lobo, el verdadero lobo, lo matara.

    El perro guardián se llamaba genéricamente “Fascismo”: genéricamente, porque en realidad eran varios. Algunos más cercanos y conocidos del Pastor, por eso el Pastor no es enteramente disculpable del equívoco. El equívoco, en estos últimos casos, fue lisa y llanamente traición. Pero otros perros guardianes eran más reacios, más huraños a la voz del Pastor. ¿Desconfiaban quizás de él? En todo caso, el Pastor no los llamaba, no los acogía, ni intentaba atraerlos a la Casa. Y se habían hecho semi-salvajes. Uno de ellos, el más huraño, vagaba por los bosques del Este, enardecido en la lucha. Era carnicero, pero sólo buscaba lobos para matar, y decía alimentarse de ellos. No podía haber equívocos, tampoco, a su respecto. Propalaba su odio al lobo, y sólo mataba lobos.

    ¿Por qué el Pastor no se acogió tras su defensa, si de todos modos mantenía alejado al lobo del rebaño? Muy simple, no confiaba en su triunfo, preveía el triunfo de los lobos. Y entonces empezó a negociar con los lobos, les dio una “media palabra”. Y claro, como el perro guardián se había hecho cerril, desconfiando de la palabra del Pastor, éste pudo decir sin falsedad manifiesta: “ése no es de los nuestros”.

    El perro guardián cerril, el que peleaba en la frontera del Este, cayó. Cayó y fue despedazado. Pero no fue enterrado. Se mostraron sus despojos, sus fauces de luchador, su pelo hirsuto.

    Y los lobos comenzaron a avanzar sobre el rebaño, vestidos ahora con piel de oveja, y llevando en alto los despojos del guardián cerril. Todavía había perros guardianes que vigilaban fuera de los límites del redil. Pero a cada gruñido de cualquiera de los perros guardianes que quedaban con vida, y que guardaban aún el olfato para distinguir al lobo bajo la piel de oveja, agitando los despojos del perro cerril, propalaban los lobos: “éste es el lobo, y todo aquel que se parezca a él es lobo”.

    Y el Pastor —como todo aquel que, habiendo traicionado una vez, sigue traicionando— hacía coro a las voces de los lobos. Y añadía: “todo el que parezca oveja, es oveja”.

    Y uno a uno, en una sucesión que coincidía con su parecido decreciente al guardián cerril, fueron cayendo los guardianes. Y simultáneamente con la caída progresiva de los guardianes, cada vez menos parecidos al primer traicionado —y por eso también, menos carniceros, menos aptos para la lucha— los lobos iban descubriéndose de la piel embaucadora. Cada vez parecían menos verdaderas ovejas, cada vez se manifestaba mejor su naturaleza de lobos.

    Pero el Pastor —como aquel que, habiendo traicionado una vez, ya sigue traicionando— gritaba con más fuerza: “¡Todo aquél que se parezca a aquel primero, por poco que sea, es lobo; y todo aquel que parezca oveja, por poco que sea, es oveja”. Y debilitando así las defensas de los guardianes, ayudó al Pastor a eliminar a los que eran defensas del rebaño.

    Y el rebaño está hoy amontonado en una esquina del redil, adonde ya ha entrado el Lobo, y se arremolina desorientado, acoquinado, espantado ante la mirada del Lobo, que ahora se muestra impúdicamente.

    Y se prepara para el asalto y la carnicería, para el destrozo de las almas. ¡Ay del rebaño! ¡Ay, Pastor, a quien se pidió amor a las ovejas! ¿Volverás a apacentar? Oye, al menos hoy, a tu Maestro, y “una vez convertido, confirma a tus hermanos”: denuncia al Enemigo.

    Agustín Eck

  16. Hitler visita el cementerio católico Leonding (Austria) y deposita flores en la tumba de sus padres:

    Foto color de la tumba de Alois y Klara:

  17. “El judío cree que está destinada para él la soberanía de los pueblos. Tiene una gran idea de su superioridad, un profundo desprecio por los demás y es hombre de pocos escrúpulos” (Pío Baroja)

  18. Fotos horrorosas de como el Ejército Rojo (judeo-soviético) violó y asesinó SISTEMÁTICAMENTE (cumpliendo la orden del israelita Ilya Ehrenburg) a más de 430.000 mujeres y niñas alemanas:

    • “¡Soldados del Ejército Rojo, arrancad por la violencia el orgullo racial de las mujeres alemanas!… ¡Violad, destruid, matad!” (arenga del israelita Ilya Ehrenburg, Jefe de propaganda del Ejército Rojo)

  19. Saludos en Cristo:
    Anti-arte, horriblemente feo, pero le dan cabida.
    En Santiago de Chile conocí un pintor muy bueno, pero representaba en la Ultima Cena, a N.Señor comiendo con sus apóstoles completos (hotdogs pero con palta y tomate), lo que sí este muchacho sufría de esquizofrenia.
    Así en mi país lamentablemente cualquier porquería es aprobada por el fondart, como arte, llámese la casa de vidrio o la obra teatral que representaba a don Arturo Prat como maricón.
    A todos esos asquerosos no los toca nadie, me refiero a Koenigsberg (Allen), Polanski y el pseudopoeta beat Allen Ginsberg.
    Ese mal nacido de Ehrenburg también hizo de las suyas en la España de los rojos.
    Santa Teresa, ora pro nobis.

Los comentarios están cerrados.