Las Hermanitas del Cordero admiten en sus filas a mujeres con síndrome de down

ELLAS SON COMO NIÑAS, NO DEBERÌAN ENTRAR A ORDENES RELIGIOSAS…LES BASTA LOS OTROS SACRAMENTOS PARA ENTRAR AL CIELO…

monjas

VISTO EN : SECTOR CATÒLICO

¿Monjas con síndrome de down? Hoy nos enteramos que las Hermanitas del Cordero, a las que SECTOR CATÓLICO ya ha hecho mención en alguna otra ocasión a raíz de la apertura de un nuevo convento en la diócesis de Granada, admiten entre sus filas a mujeres que padecen este tipo de discapacidad haciendo posible su participación en la vida contemplativa. De ser ciertas estas informaciones, se trataría, que sepamos, de la primera congregación religiosa en hacerlo en la larga historia de la Iglesia Católica.

Se trata, sin duda, no ya de un tema polémico, sino muy delicado. A nadie se le escapa que estas personas tienen igual dignidad al resto, y que su vida, es un don inestimable para el conjunto de la Iglesia y sus familias, aunque muchas veces su aceptación supone para muchos de sus progenitores un motivo de gran sufrimiento, al menos en un primer momento.

Desde el reconocimiento de su gran valor para una sociedad marcada muchas veces por el afán egoísta, estas personas nos enseñan un camino distinto para ensanchar el corazón y a aprender a querer a los demás de una manera impresionante.

Precisamente por ello, valoramos muy negativamente que una congregación, como las Hermanitas del Cordero, admita entre sus filas a personas que no tienen la capacidad para comprender cuáles son las motivaciones y las obligaciones propias del estado religioso. No porque esta vida esté reservada a una élite sino más bien porque conlleva una serie de obligaciones y tiene una serie de fines que deben ser conocidos y aceptados plenamente desde la libertad personal por parte de todos aquellos que son admitidos a ella.

No parece adecuado, por tanto, someter a estas personas a una serie de obligaciones como las que se encuentran en la vida religiosa o consagrada. La caridad con ellas se manifiesta, precisamente en lo contrario, dispensándoles de tal carga. Tampoco parece lógico que sigan una ascética espiritual, más allá de su participación ordinaria en los sacramentos de la salvación.

Es más, en este sentido, sería pues necesario un discernimiento individualizado porque es evidente que no todas padecen el trastorno con igual grado de intensidad. De ahí que, por ejemplo, la Iglesia siempre les haya impartido el Bautismo y, en muchos casos, les administre también el sacramento de la Eucarístía. Eso sí, siempre y cuando exista un mínimo conocimiento por parte del catecúmeno del milagro que en él se produce.

Exigir a alguien más de lo que puede dar es un acto profundamente injusto y Dios nunca lo hace, de lo contrario sería un tirano. Él a todos da su gracia y derrama abundantemente su Espíritu Santo para conducirnos a la vida eterna. Una vida que estas personas tienen más que ganada ya en este mundo.

Por tanto, pedimos un juicio público por parte de las autoridades eclesiásticas sobre la idoneidad de la medida y la actuación que siguen estas religiosas, que también tienen una rama masculina, y cuyo máximo responsable es el cardenal Schönborn, arzobispo de Viena.

9 pensamientos en “Las Hermanitas del Cordero admiten en sus filas a mujeres con síndrome de down

  1. Muy grave: la terminología de su mensaje evidencia que se le perdió una virtud teologal por el camino. Eso es muy grave. Ud se habrá dado cuenta porque de gilipollas no tiene nada. Vuelva y a buscar se ha dicho.

  2. “Ave Maria Purissima”
    -Sine Labe originali Concepta-
    +
    Sr. Director, Caros hermanos en la única y verdadera Fe, saludos en los sagrados corazones de Nuestro Señor JesuCristo, y la Santísima Virgen María.
    +
    +
    Ángel, es del Castellano, la acepción “Gilí”, el resto del término utilizado, un modismo, pero salta a la vista, que veas, una Falta de “CARIDAD”, por señalarlo, y No Una OFENSA GRAVISIMA, al sumo Bién por quienes lo realizan.
    +
    +
    +
    SEA PARA GLORIA DE DIOS

  3. Yo creo que se deberia saber que tan agudos son los casos que tienen, como en muchas situaciones médicas hay grados, si estas mujeres decidieron que pueden con las obligaciones espirituales y físicas de la vida contemplativa y la madre superiora consideró que su capacidad era adecuada para ese tipo de vida, no creo que tenga mayor problema.

    Lo que a mi me preocuparia y alarmaria es que hayan sido colocados en ese camino por presión de los padres para “deshacerse” de una carga o deslindar la responsabilidad de su parternidad, repito eso sí sería de alarma.

  4. “Ave Maria Purissima”
    -Sine Labe originali Concepta-
    +
    Sr. Director, Caros hermanos en la única y verdadera Fe, saludos en los sagrados corazones de Nuestro Señor JesuCristo, y la Santísima Virgen María.
    +
    +
    LIOS:
    +
    Desde el punto de vista Médico, las patologías o cuadros patologicos, acordes a su presentacion, se dividen en cronicos y agudos, con algunas subdivisiones; los cronicos son de tiempo atras, y los agudos, los mas recientes, por lo que hablar de un síndrome de esta naturaleza, definiendolo como agudo, no es muy acertado, es crónico por antonomasia, si te refeieres como creo al grado de afecctacion, o patogenisidad, te comento que efectivamente hay mas o menos afeccion, de acuerdo preincipalmente a la dedicacion y educacion, y no a la trisomia 14-21 propiamente dicho, empero, en cualesquiera de ellos, NI uno es apto para profesar votos y menos como los que han menester en una comunidad religiosa, es simplemete aberrante.
    +
    +
    +
    SEA PARA GLORIA DE DIOS

  5. No son las hermanitas del Cordero, sino las Hermanitas Discipulas del Cordero:

    http://divinavocacion.blogspot.com/2008/11/100-hermanitas-discpulas-del-cordero.html

    100. Hermanitas Discípulas del Cordero

    Las Hermanitas Discípulas del Cordero son una Asociación Pública de Fieles, fundada en 1985 en Francia. Su vocación es eminentemente contemplativa, basada en la Regla de San Benito y en el camino de la Infancia Espiritual de Santa Teresa del Niño Jesús, y ofrece a las jóvenes con Síndrome de Down la posibilidad de realizar su vocación religiosa, sostenidas por otras Hermanas «válidas» de comunidad. El ritmo de oración, condicionado por estas circunstancias, es acompañado de momentos de trabajo para la manutención del convento: costura, bordados, repostería, etc. La comunidad está asistida en materia sacramental por el Monasterio Benedictino de Fontgombault, esto es, conforme a la Forma Extraordinaria del Rito Romano. El Instituto está compuesto de diez Hermanas.

    Petites Sœurs Disciples de l’Agneau: 14, rue de la Garenne. 36300 Le Blanc (France)

    Vídeo

    Publicado por Seráficos

  6. “ELLAS SON COMO NIÑAS, NO DEBERÌAN ENTRAR A ORDENES RELIGIOSAS…LES BASTA LOS OTROS SACRAMENTOS PARA ENTRAR AL CIELO”

    Desde mi humilde opinión, y desde mi fe… creo que no somos quienes para decir quien puede ser religiosa y quien no… consideró que las personas con Sindrome de Down o con alguna capacidad especial, no son niños ni niñas, el considerarlos y considerarlas así, obstaculiza su crecimiento, inclusive, lei una entrevista de un joven que es psicopedagogo y adivinen… Tiene Sindrome de Down!!! Las limitaciones las forjamos nosotros y nosotras mismas. Claro que que van a tener una manera distinta de aprender y ver la vida, pero al fin y al cabo acaso hay más de una persona que aprenda y vea la vida de una misma manera? Pues no.
    Si me preocupa, como comentaron con anterioridad, que algunos padres o madres de estas mujeres las induzcan a convertirse en religiosas, para no “cuidarlas” más. Pero creo que eso la Congregación lo puedo indagar y cerciorarse.
    Desde mi visión, pienso que debemos buscar un mundo basado más en la equidad y el respeto!!! Recordemos que no somos Dioses o Diosas. Como dice un dicho la disCapacidad no es un problema… el considerarlo un problema si lo es!!!

    Felicito a la Congregación, esperando que durante el proceso de acompañamiento de estas jovenes se descarten posibles presiones familiares.

    Y a las personas que no están tan de acuerdo con esta decisión, les respeto su opinión, pero, les invitó a reflexionar…¿Qué derecho tenemos de negarle a alguien su felicidad, por ser diferente? Ser diferente es un derecho de TODAS las personas!!!!

  7. Yo soy cristiano-catolico, comprometido en la nueva evangelizaciony leyendo los comentarios anteriores sigo creyendo firmemente que la gran mayoria de los catolicos (incluido muchos de los que aca han escrito) tienen una mente y un corazon cerrado, no abiertos al espiritu. Es verdad que la gracia supone la naturaleza, pero El Buen Dios LLAMA A QUIEN QUIERE, COMO QUIEREW Y CUANDO QUIERE.
    debemos rezar mucho para que como institucion iglesia catolica abramos la mente, nos dejemos conducir por el espiritu y respetemos la vocacion de cada uno. Me da verguenza pertenecer a la iglesia leyendo estos comentarios, pero aun asi la amo, porque Dios reside en medio nuestro.

  8. Hay una especie de mal entendido.Esta Religiosas son Hermanita Discìpulas del Cordero y no las Hermanitas del Cordero,de hàbito azul y que mendigan la comida.

Los comentarios están cerrados.