EL HUMO DE SATANAS SE HA FILTRADO POR LAS GRIETAS DE LA IGLESIA

HOMENAJE A SU ANTECESOR

Benedicto XVI destacó la figura del papa Pablo VI

El pontífice consideró que condujo con “mano delicada pero firme” el Concilio Vaticano II. También su “ardua tarea” postconciliar y aseguró que su herencia “enriquece la Iglesia”.


El papa Benedicto XVI rindió este sábado un homenaje a Pablo VI, el pontífice que llevó a conclusión “con mano experta, delicada pero firme” el Concilio Vaticano II.

“No menos arduo -explicó- fue para el papa Montini llevar las riendas de la Iglesia en el período post-conciliar”.

“No se dejó condicionar por incomprensiones y críticas, si bien tuvo que soportar sufrimientos y ataques a veces violentos, pero permaneció en todo momento firme y prudente timonel de la barca de Pedro”, afirmó Joseph Ratzinger al recibir en el Vaticano a los miembros del Instituto Pablo VI de Brescia.

“El nombre de este pontífice, que la opinión pública mundial comprendió en su grandeza precisamente en ocasión de su muerte, permanece sobre todo vinculado al Concilio Vaticano II”, dijo.

Según Benedicto XVI, “con el pasar de los años parece cada vez más evidente la importancia para la Iglesia y para el mundo de su pontificado, así como el valor de su alto magisterio, en el que se han inspirado sus sucesores, y al que yo también sigo haciendo referencia”.

El pontífice exhortó, como ya había hecho Juan Pablo II, a estudiar a Pablo VI “en la convicción de que su herencia espiritual sigue enriqueciendo a la Iglesia y puede alimentar las conciencias de los hombres de hoy, tan necesitados de palabras de vida eterna”.

Acerca de Radio Cristiandad

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.

4 pensamientos en “EL HUMO DE SATANAS SE HA FILTRADO POR LAS GRIETAS DE LA IGLESIA

  1. “Y yo me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia subir del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cuernos diez diademas, y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia.” Apocalipsis 13:1-2.

    Aquí está la bestia que tiene la marca espantosa. ¡Definitivamente no queremos recibir esta marca! La amonestación más terrible de todos los tiempos es dirigida en contra de ella. (Véase Apocalipsis 14:9-10). Pero antes de que averigüemos lo que es la marca, debemos descubrir quién es la bestia, y no será difícil. De hecho, la Biblia lo hace tan claro, que únicamente pondré en lista sus características ¡usted podrá decirme quien es! ¿Está listo?

    1) Una “bestia” en profecía representa un reino, una nación, un poder. El libro profético de Daniel nos dice “Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra…” Daniel 7:23.

    2) Esta bestia saldrá del “mar.” Cuando una bestia surge del “mar,” esta siempre representa un poder levantándose en una área altamente poblada; entre “pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.” Apocalipsis 17:15. Esta tendría que conquistar el gobierno existente.

    3) Esta bestia tiene siete cabezas y diez cuernos. Una cabeza representa la sede de un gobierno. La cabeza de un condado es llamada la “capital del condado” – usted recordará.

    Un “cuerno” representa a un rey, a un gobernante. “Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes….” Daniel 7:24. La bestia es un poder con un hombre a la cabeza de esta. ¡Usted encontrará que la Biblia se explica a sí misma!

    4) La bestia tiene “el nombre de blasfemia”. (Apocalipsis 13:1)

    ¿Qué es la blasfemia?

    Nuevamente la Biblia da su propia definición. En Juan 10:32,33 dice cómo los judíos iban a apedrear a Jesús. Él les preguntó por qué lo iban a apedrear y ellos le contestaron: “Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; y porque tu, siendo hombre, te haces Dios”.

    ¡Sorprendente! ¡Blasfemia es que un hombre se haga pasar por Dios! Por supuesto, Jesús nunca blasfemó, porque él es Dios. Pero para alguien menor que Dios, sí lo sería. Pero hay más.

    En Marcos 2:5-11 se cuenta la historia de cómo un paralítico quería entrar a la casa donde Jesús se encontraba. Pero había mucha gente en ella. Finalmente el persuadió a sus amigos, a que lo cargaran hasta el techo de la casa de Pedro y que abrieran éste para que lo pudieran bajar dentro de la habitación donde el Salvador estaba enseñando.
    ¡Y bajó!

    Jesús mira dentro de esos ojos suplicantes y sabe que el pobre hombre necesita obtener perdón y paz con Dios más que el sanamiento físico. Jesús le dice, “Hijo, tus pecados te son perdonados”.

    ¿Se puede imaginar la maravillosa paz y el gozo que inundaron su alma? Pero a los líderes religiosos no les importó en absoluto el alma del hombre. Ellos trataban de captar algunas palabras de Jesús que pudieran usar en su contra para darle muerte. La Biblia dice que ellos pensaron, “¿Por qué habla este así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino solo Dios?” El Salvador conocía sus pensamientos y dijo: “¿Por qué pensáis estas cosas en vuestro corazón?” Entonces él les preguntó: “¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?” Jesús sanó al hombre y para sorpresa de toda la gente se levantó y salió caminando de la casa.

    Una vez más, Jesús no cometió blasfemia al perdonar los pecados del hombre porque él es un miembro de la Divinidad y tenía el perfecto derecho de perdonar pecados. Él podía brindarle aquellas dulces palabras de perdón a quien quisiera, y la paz del cielo mismo inundaría el alma. Él podía decir, “vete y no peques más”, y el culpable, el despreciado, el triste, el desolado, podía levantarse con paz mental. Ellos comenzarían una nueva vida de obediencia a Dios, una vida feliz llena de paz.

    Ellos podían abofetearlo, y prensar una corona de espinas en esa frente santa; podían golpearlo hasta que su espalda estuviera descarnada, pero no podían robarle su derecho regio de perdonar al mayor de los pecadores. ¡Maravilloso Jesús!

    Pero para cualquiera inferior a Dios, pretender perdonar pecados es blasfemia.
    Con respecto a la bestia la Biblia dice: “…y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia.” Apocalipsis 13:1 ¡Los mismos líderes de este poder iban a pretender ser Dios en la tierra y tener el poder para perdonar los pecados del hombre!

    5) “Y el dragón le dio su poder, y su trono, y grande potestad”. Apocalipsis 13:2.
    Es claro que la bestia obtiene su “trono” y “potestad” del dragón. Pero ¿quién es el dragón?

    Aquí está. “Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años.” Apocalipsis 20:2. El dragón es Satanás. Pero aun hay más:

    “Y fue vista otra señal en el cielo: Un gran dragón bermejo, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas. Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las echó en tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba por dar a luz, a fin de devorar a su hijo cuando hubiese nacido. Y ella dio a luz un hijo varón, el cual había de regir a todas las gentes con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono”. Apocalipsis 12:3-5.

    ¡Hace algunos años un hombre en Chicago pretendió ser ese hijo varón! ¿Pudo él haber sido?

    Absolutamente no.

    Apocalipsis 19:15,16 nos enseña que el “hijo varón” es Cristo.

    Así que el “dragón” no solo representa a Satanás, sino también a un reino por medio del cual Satanás trabajó para tratar de matar al niño Jesús tan pronto naciera. Ahora, ¿qué reino era este cuyo rey decretó la destrucción de todos los niños recién nacidos en Belén? ¡Por supuesto! Fue el rey Herodes. Él era empleado por Roma como su representante. Así que aquí está otra pista. ¡La bestia obtiene su poder, su trono, y autoridad de Roma!

    Esto se está aclarando más. El dragón representa a Roma. ¡Roma fue el imperio usado por Satanás para tratar de destruir al Salvador del mundo! Ahora vamos a verlo más de cerca.

    El dragón (Roma) tenía “diez cuernos”. Un cuerno crece de la cabeza de un animal. Un cuerno – usted recordará – es un rey. Cuando el Imperio Romano se derribó, resultaron diez divisiones. ¡Las tribus bárbaras atacaron al Imperio Romano por muchos años hasta que se quebrantó y las diez divisiones cayeron bajo el mandato de diez reyes! Estas fueron: los alemanes (en Alemania), los francos (en Francia), los burgundos (en Suiza), los suevos (en Portugal), los anglo-sajones (en Inglaterra), los visigodos (en España), los lombardos (en Italia), los vándalos, ostrogodos y hérulos. Los últimos tres fueron destruídos por el papa de Roma debido a que rehusaron convertirse en “cristianos”. El ejército del emperador Justiniano, en cooperación con el papa, lanzó a los ostrogodos fuera de la ciudad de Roma. Ellos ahora se han extinguido. En el año 538 D.C., el papa tomó posesión de la ciudad después de que el emperador había decretado que él debía ser la cabeza de todas las iglesias cristianas. Estas diez divisiones de Roma son los diez cuernos en el “dragón” (Para más detalles véase el Apéndice 1).
    Ahora vea este siguiente punto sorprendente.

    6) “Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo.” Apocalipsis 13:8.

    Esto no es solo un poder político sino también un poder religioso. Este demanda adoración – y la recibe.

    7) Es un poder mundial. “…Y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.” Apocalipsis 13:3.

    Tal vez usted ya sabe quién es la “bestia”.

    ¿Puede usted pensar acerca de algún poder mundial, político y religioso con un hombre a la cabeza que dice ser Dios en la tierra y tener el poder para perdonar pecados, y que recibe su trono y autoridad de Roma? ¿Acerca de algún gobierno eclesiástico cuyo líder es admirado por el mundo entero?

    Permítame decir ahora algo de mucha importancia. Vea usted, la razón por la que Dios habla tan fuertemente en contra de la adoración a la “bestia” como lo hace, es porque él ama a la gente. Él ama a toda la gente. Lector, él te ama. Él sabe que una persona no puede ser feliz si sigue a este poder y recibe su marca. Él sabe que “…no tiene reposo día ni noche, ni cualquiera que tomare la señal de su nombre.” Apocalipsis 14: 11. No hay descanso al seguir a este poder. Él nos ama tanto que nos amonesta en el lenguaje más fuerte conocido por el hombre. Escuche esto:

    “Y el tercer ángel los siguió, diciendo en alta voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la señal en su frente, o en su mano, este también beberá del vino de la ira de Dios, el cual está echado puro en el cáliz de su ira…” Apocalipsis 14:9,10. Fuerte lenguaje. El lenguaje de amor es siempre fuerte cuando es una cuestión de vida o muerte para el que ama.

    Yo le pregunto a usted, ¿qué más puede él hacer? Dios envío a su único Hijo para morir una muerte de infierno en nuestro lugar. Ninguno necesita experimentar esa terrible suerte de los que siguen a la bestia y reciben su marca. Jesús proveyó el camino de rescate. Él sufrio la agonía del Getsemani y la tortura de su juico burlante, donde lo golpearon hasta que su espalda era carne viva. Se arrodillaron ante él en burla y le pegaron en la cabeza con un palo hundiendole las espinas en la frente y la sangre le corría por su cara. Véalo tambalearse en su camino hacia el Calvario. El hijo de Dios cae rostro a tierra. El soporta los horrores de nuestros pecados, mientras su sangre corre gota por gota a los pies de la cruz. Vea sus labios temblorosos mientras llora “Dios mio, Dios mio, ¿por qué me has desamparado?”

    Allí colgado, como una serpiente en un poste, retorciéndose en agonia, bebiendo las últimias gotas de la ira de Dios contra el pecado. “Como Moises levantó la serpiente en el desierto,” Jesús fue levantado por usted. ¿Se da cuenta? Él lo hizo por usted. Él tomó el lugar que usted y yo merecíamos. ¿Comprende por qué razón nuestro Padre celestial está tan ansioso de que no sigamos a la bestia ni recibamos su marca? No necesitamos esta terrible penalidad. Jesús pagó nuestra deuda. Cuando los soldados estaban atravezando con clavos sus manos y sus pies, Jesús oró: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.” Entonces él estaba orando por usted y por mí también. ¡Él oraba por usted! ¿Lo elegirá a él ahora como su Salvador personal y lo seguirá en todo su camino?

    Usted se sentirá muy feliz de haberlo hecho.

    Confiando en él, obedeciéndole hasta la muerte; viviendo en su amor por medio de la oración y del estudio de la Biblia; entregándose a una total y feliz comunión con él, solo entonces usted estará salvo de adorar a la bestia y de recibir su “marca.” ¡Solo entonces! Pronto verá el por qué.

    Otra cosa que debemos entender es que al identificar a la bestia, Dios no está hablando acerca de personas sinceras que están envueltas con ella ignorantemente. ¿Ve lo que quiero decir? Cuando él identifica a la bestia, está hablando del “sistema,” los líderes, quienes saben lo que están haciendo y deliberadamente desobedecen y cambian la Palabra de Dios. ¿Lo ve? Nuestro Dios es un Padre tierno. Él solo cuenta como responsables a aquellos quienes entienden lo que la Biblia enseña y a sabiendas la desobedecen, o aquellos quienes le dan la espalda para no escuchar su Palabra y permanecen en ignorancia por voluntad propia.

    La “bestia” existe hoy en día Muchos cristianos honestos que están involucrados con ella, muy pronto sabrán la verdad acerca de ella. Ellos escucharán el llamado de Dios para salir de ella y le responderán. No se engañen pensando que la bestia es una computadora en alguna parte de Europa. Esa es solo una cortina de humo para desviar a la gente del camino que marca la Biblia. La Palabra de Dios lo pone tan claro que hasta un niño honesto puede advertirlo. El próximo paso en la identificacion de la bestia es sorprendente.

    8) Esta bestia tiene características de las cuatro bestias (naciones) que existiron antes de ella.

    “Y la bestia que vi, era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder, y su trono, y grande potestad”. Apocalipsis 13:2.

    ¿Qué naciones son esas? De nuevo, la Biblia nos explica. Estas mismas bestias las encontramos en Daniel 7. “Estas grandes bestias, las cuales son cuatro, cuatro reyes son, que se levantarán en la tierra.” Daniel 7:17. Estos son los cuatro imperios del mundo que reinaron consecutivamente desde el tiempo de Daniel hasta el tiempo de la caida de Roma. Ellos son: Babilonia (605-538 A.C.), Medo Persia (538-331 A.C.), Grecia (331-168 A.C.), y Roma (168 A.C.-476 D.C.). Ahora veamos la descripción completa de ellos en Daniel 7.

    “Habló Daniel y dijo: Veía yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en la gran mar. Y cuatro bestias gandes, diferentes la una de la otra, subían de la mar.

    “La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta tanto que sus alas fueron arrancadas, y fue quitada de la tierra; y púsose enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y fuele dado corazón de hombre. Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se puso más alta de un lado, y tenía en su boca tres costillas entre sus dientes; y fuele dicho: Levántate, traga mucha carne. Después de esto yo miraba, y he aquí otra, semejante a un tigre, y tenía cuatro alas de ave en su espalda. Tenía también esta bestia cuatro cabezas, y fuele dada potestad. Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible, y en gran manera fuerte; la cual tenía unos dientes grandes de hierro, devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies. Era muy diferente de todas las bestias que habían sido antes de ella, y tenía diez cuernos. Estando yo contemplando los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño subía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros. Y en este cuerno había ojos como ojos de hombre, y una boca que hablaba grandezas.” Daniel 7:2-8

    ¡Qué descripción! Aquí están, comenzando desde los dias de Daniel:

    El león – Babilonia
    El oso – Medo -Persia.
    El leopardo – Grecia
    La bestia terrible – Roma

    Ya que la bestia con la marca tiene similitudes con estas cuatro, mirémoslas a cada una detenidamente.

    Babilonia, representada por el león con dos alas, gobernó al mundo cuando Daniel vivía. En la actualidad pueden verse estatuas rotas de leones con dos alas en las ruinas de la antigua Babilonia.

    El león es un símbolo adecuado para Babilonia. Este fue el más grande de todos los reinos antiguos. Las dos alas nos hablan de la rapidez con la cual el “reino de oro” conquistó al mundo civilizado de ese tiempo.

    ¿En qué sentido la “bestia” de Apocailpsis 13 se parece a Babilonia?

    La antigua Babilonia, fundada por Nimrod (vease Genesis 10), el bisnieto de Noé, más de dos mil años antes de Cristo, fue una de las maravillas del mundo. Estuvo fundada en un cuadrado perfecto circundada por altas paredes de 87 pies de grosor. Sus doscientas veinticinco millas cuadradas de superficie estaban divididas en bella simetria y entremezcladas con terrenos placenteros y con jardines.

    Con sus sesenta millas de foso, sus sesenta millas de pared exterior, sus portones de bronze sólido, sus jardines colgantes, su tunel subterraneo bajo el río Eufrates, su perfecto arreglo para la belleza y la defensa; esta ciudad, que en sí misma contenía muchas cosas que fueron maravillas del mundo, fue en sí otra maravilla aun más magnificente.(1)

    Los emperadores babilónicos demandaban adoración como dioses. Ser apreciado y honrado es grandioso para el hombre, pero ser adorado por otros seres humanos es blasfemia. El que un hombre demande adoración es un pecado terrible contra Dios. ¡El lider de la “bestia” hace exactamente lo mismo!

    ¿Y qué acerca del otro reino?

    Medo-Persia, conquistó a Babilonia aquella noche cuando el rey Belsasar, el ultimio rey de Babilonia, medio borracho, ofreció una fiesta para mil de sus príncipes y bebió en las vasijas sagradas del templo de Dios. Esta fue la última fiesta, sus rodillas temblaron y poco a poco se llenó de temor al mirar una mano trazar un mensaje de juicio sobre la pared del palacio. Vea la descripción de aquella noche terrible:

    “El Rey Belsasar hizo un gran banquete a mil de sus príncipes, y en presencia de los mil bebía vino. Entonces fueron traídos los vasos de oro que habían traído del templo de la casa de Dios que estaba en Jerusalén, y bebieron con ellos el rey y sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas. En aquella misma hora salieron unos dedos de mano de hombre, y escribían delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la palma de la mano que escribía.” Daniel 5:1, 3, 5.

    ¡Qué escena!

    Belsasar se llena de temor al ver la mano escribir. Entonces llama a todos los “magos, caldeos, y adivinos,” pero no le son de ayuda. Finalmente la reina sugiere que Daniel sea llamado. El corrupto rey no ignora el hecho de que Daniel se haya mostrado capaz de interpretar sueños y resolver misterios porque el Dios de los cielos estaba con él. Pero Belsasar odia a Dios y ni siquiera clasifica a Daniel entre los hombres sabios.
    Pero ahora él está muerto de miedo. Daniel es llamado a entrar ante la sugerencia de la reina. Mire lo que sucede:

    “Entonces Daniel fue traído delante del rey. Y habló el rey, y dijo a Daniel: ¿Eres tu aquel Daniel de los hijos de la cautividad de Judá, que mi padre trajo de Judea?” Daniel 5:13.

    Después de mencionar el fracaso de sus magos al leer la escritura sobre la pared, el rey dijo: “Yo pues he oído de tí que puedes aclarar dudas, y desatar dificultades. Si ahora puedieres leer esta escritura, y mostrarme su interpretación, serás vestido de púrpura, y collar de oro tendrás en tu cuello, y en el reino serás tercer señor.” Daniel 5:16.
    Daniel sabía muy bien lo que sucedería esa noche. Los regalos terrenales se desvanecerían en la nada En unas cuantas horas todos los presentes estarían muertos. Él no tenía deseos de ser recompensado.

    “Entonces Daniel respondió, y dijo delante del rey: Tus dones sean para tí, y tus presentes dalos a otro. La escritura yo la leeré al rey, y le mostraré la declaración”. Daniel 5:17

    Después de recordarle al rey su rebelión y orgullo contra Dios, él le interpretó la escritura.

    Y le fue dado un solemne mensaje:

    “Y la escritura que esculpió es- MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN. La declaración del negocio es: MENE: Contó Dios tu reino, y halo rematado. TEKEL: pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto. PERES: Tu reino fue roto, y es dado a medos y persas.” Daniel 5:25-28.

    El rey quedó en silencio. ¿Puede imaginarse la desesperacion? Pero no tuvo mucho tiempo para quedar en suspenso.

    “Esa misma noche, Belsasar, rey de los caldeos fue muerto. Y Darío de Media tomó su reino, siendo de 62 años.” Daniel 5:30-31.

    Ahí lo tenemos. El león alado estaba muerto. En el año 538 A.C. Medo-Persia, bajo el mando de Darío, la conquistó justame como había sido predicho. El oso del sueño de Daniel había conquistado al mundo.

    ¿En qué sentido la bestia de Apocalipsis 13 se parece a Medo-Persia?

    Era una ley de los medo persas, que una vez que era decretada una ley, esta permanecía y nunca podía ser abolida. El gobierno era considerado infalible.

    Pronto verá que el poder de la “bestia” toma esta misma línea de conducta.

    Medo-Persia gobernó hasta que el imperio se encontró con un joven cuyo genio militar era poderoso, llamado Alejandro Magno.

    Su sed por el poder lo llevó a ser gobernador del mundo cuando tan solo tenía 25 años de edad.

    Era el primero de octubre del año 331 A.C., cuando a la cabeza de su ejército, Alejandro luchó contra las fuerzas de los medo-persas, y los conquistó en la batalla de Arbelas. Su genio militar hizo a Grecia levantarse como el tercer imperio mundial.

    El leopardo con cuatro cabezas y cuatro alas, de la visión de Daniel, había reemplazado al oso de Medo-Persia. ¿Pero por qué las cuatro cabezas?

    Alejandro había conquistado al mundo, pero no se había conquistado a sí mismo. En una orgía bebió la copa de Hércules llena de alcohol. Fue una gran cantidad de alcohol. El estómago humano, difícilmente puede darle cabida a más de un litro de alcohol.

    Por si fuera poco, él la bebió dos veces y fue así como murió de una fiebre a la edad de 33 años, en el año 323 A.C.

    Su testamento declaraba que el reino sería para “el más fuerte”. Sus cuatro generales: Casandro, Lisímaco, Seleuco, y Ptolomeo, tomaron el imperio y lo dividieron en cuatro partes. Estas cuatro divisiones están representadas por las cuatro cabezas de la bestia semejante a un leopardo.

    ¿Y qué hay acerca de las cuatro alas? Ellas representan prontitud, velocidad. Grecia había conquistado al mundo en solo 13 años. Tal hazaña nunca ha sido igualada.

    (Para mayor información sobre las cuatro divisiones de Grecia, vea Funk and Wagnell’s New Encyclopedia [La nueva enciclopedia de Funk y Wagnell], sobre “Alejandro III,” pag. 390-391)

    Antes de su muerte, Alejandro había ordenado a las ciudades de Grecia que lo adoraran como a un dios. La “bestia” de Apocalipsis 13 es “semejante a un leopardo” porque esta tomó un poco de la cultura griega y también tiene un dirigente que se hace adorar como si fuera Dios.

    ¿Quién es la cuarta “bestia” de Daniel 7?

    “Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible, y en gran manera fuerte; la cual tenía unos dientes grandes de hierro, devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies… y tenía diez cuernos… La cuarta bestia sera el cuarto reino en la tierra.” Daniel 7:7, 23.

    El cuarto reino representado por esta bestia terrible es Roma. Roma conquistó a Grecia en el año 168 A.C. y fue así como dio su poder a la bestia de Apocalipsis 13.

    De entre la cuarta “bestia terrible” sale un “cuerno pequeño.” Aquí hay algo sorprendente. La “bestia” de Apocalipsis 13, y el “cuerno pequeño” de Daniel 7, ¡son exactamente el mismo poder! El Señor no desea que nos confundamos acerca de este poder y él lo describe en ambos libros profeticos.

    ¿No es fantástica la profecía biblica? Mire la descripción del “cuerno pequeño:”

    “Estando yo contemplando los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño subía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros. Y en este cuerno había ojos como ojos de hombre, y una boca que hablaba grandezas… y a tres reyes derribara. Y hablara palabras contra el Altisimo, a los santos del Altisimo quebrantará, pensará en mudar los tiempos y la ley, y entregados serán en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo”. Daniel 7:8,24, 25.

    Si usted compara esta descripción del “cuerno pequeño” con la descripción de la bestia de Apocalipsis 13, verá que son exactamente el mismo poder. Para la sorprendente comparación vea el Apendice 1A.

    Una de las cosas más sorprendentes acerca de este poder es que “pensará en mudar los tiempos y la ley.” Daniel 7:25. ¡Aquí hay un hombre que se considera igual a Dios y que se atreve a alterar su ley, “la constitución universal”! Con audacia blasfema él realiza su obra. Pero Dios ha dicho: “Fieles son todos sus mandamieintos, afirmados por siglo de siglo”. Salmo 111:7-8.

    9) La próxima pista para descubrir quen es la bestia, es el periodo de tiempo el cual Dios le dio para que reinara antes de que esta recibiera su herida de muerte. Esta reinaría por mil doscientos sesenta años. ¡EI tiempo es exacto, no hay ningún error en esto, Dios repite este periodo de tiempo seis veces en Daniel y Apocalipsis! (Para una descripción más detallada de esta fantástica profecía basada en el tiempo véase el Apendice 2).

    Solo una pista más antes de que le diga quién es la bestia.

    Esta no es solamente el mismo “cuerno pequeño” de Daniel 7, sino también el mismo poder de la “gran ramera” que está sentada sobre la bestia bermeja de Apocalipsis 17.

    “Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas… y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.” Apocalipsis 17:1, 3.

    Nuevamente vemos esas siete cabezas y diez cuernos y los hemos asociaclo con Roma. La ramera está controlando a Roma, montándola y sentándose en ella. ¡Resulta familiar! ¿No es así? Esto se torna aun más claro.

    Esta “ramera” representa a un sistema eclesiástico corrupto. Y ponga atención a esto: “Y la muder estaba vestida de púrpura y escarlata, dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y perlas”. Apocalipsis 17:4

    Esta es una iglesia muy rica.

    Una mujer en la profecía biblica representa a una iglesia. Dios compara a su rebaño con una mujer “hermosa y delicada.” Jeremías 6:2. Una virgen, representa a una iglesia pura, y una ramera a una iglesia corrupta.

    En la Biblia es llamada “LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.” Apocalipsis 17:5. No es solo una iglesia, es una iglesia madre. Es un poder mundial.

    “Y vi a la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús. Y cuando la vi, quedé maravillado de grande admiración.” Apocalipsis 17:6. ¡Oh, si! ¡Ella mata a los santos!

    Esto es en realidad asombroso. ¿Por qué nuestro Padre celestial, quien es amante y bueno, hablaría así acerca de una iglesia, de sus costumbres, y la expondrí ante el mundo? ¿Por qué Dios, quien es tan piadoso y lleno de amor advierte a todo aquel que sigue este poder y recibe su marca, de que terminaria en el lago de fuego?

    Yo creo que la respuesta es – porque es la verdad. Dios es piadoso y por eso en su amor él siempre nos dirá la verdad.

    Yo se que esto es asombroso, pero aquí hay un poder eclesiástico corrupto que Satanás ha usado para enganar al mundo entero y quitarle a los hombres la vida eterna pormedio de engaños sutiles. Al igual que Nimrod y Alejandro Magno, este poder tiene líderes quienes desvían la atención y adoración de la gente del verdadero y único Dios y la dirigen a ellos mismos. Estos líderes buscan desviar la atención de muchedumbres de la verdad y de los mandamientos de Dios para enseñarles sus propias enseñanzas y mandamientos. Por eso Dios nos lo dice como es, porque él es amor y no desea que seamos engañados.

    Y recuerde que hay muchos cristianos sinceros en esta iglesia caída, llamada “Babilonia” y ellos oirán el llamado de Dios a salir de ella.

    “Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la gran Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave sucia y aborrecible”. Apocalipsis 18:2. “Y oi otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis participantes de sus pecados, y no recibáis de sus plagas. Porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades”. Apocalipsis 18:4-5.

    Ahora ¿quién es la “bestia”?

    ¿Qué poder:

    1) Recibió su trono y autoridad de Roma. Apocalipsis 13:4

    2) Gobernó al mundo por 1260 años (538 D.C.-1798 D.C.)

    3) Entonces recibió una herida mortal la cual más tarde sanó. Apocalipsis 13:3.

    4) Es un poder politico y religioso al cual se adora. Apocalipsis 13:4.

    5) Quebranta la ley de Dios. Daniel 7:25.

    6) Tiene un lider que dice ser Dios en la tierra y tener poder para perdonar los pecados (lo cual es una blasfemia). Apocalipsis 13:1.

    7) Es una iglesia madre (han salido hijas de ella) . Apocalipsis 17:5

    8) Hace guerra contra los santos. Apocalipsis 13:7.

    9) Es un poder admirado en todo el mundo. Apocalipsis 13:3,4

    10) Tiene “un hombre” como dirigente de ella, cuyo numero es 666. Apocalipsis 13:18.

    11) Tiene una marca terrible, la cual, si es recibida, llevará a esa persona a ser arrojada al lago de fuego y a perder así la vida eterna. Apocalipsis 14:9,10.

    A estas alturas la mayoría habrá descubierto que la bestia es el papado. Están en lo correcto. Este es el único poder en la faz de la tierra que llena todas estas características. ¿Pero qué hay acerca del 666?

  2. me gusta tu razonamiento, pero ni tanto ni tan calvo. si yo empiezo a sacar conclusiones de los cuernos la bestia y demas, te digo q el 666 es un numero de rebajas del corte ingles. a mi entender nadie sabe la profecia hasta que ocurra, entonces Dios iluminara la profecia, si no esta descifrable es por algo. es cierto que la virgen en fatima habla de una crisis de la iglesia, pero recuerda amigo, que los muros de la iglesia no son levantados solo por hombres… y que su cimiento esta a base de la sangre de su hijo y no del sudor precisamente de su, o nuestro Papa.

  3. Jorge, se ve que eres una persona muy instruida en la sagrada Biblia sobre todo en el último libro que es el Apocalipsis, por que no haces un estudio verdadero estudio sobre quien fundo la Iglesia o tu secta, y te daras cuenta de quien estas atacando verdaderamente, busca sinceramente con la verdad la Iglesia que fundo Jesucristo aqui en la tierra hace más de 2000 años y quien le dio las llaves para habrir los cielos o cerra los cielos, busca te lo repito sinceramente y encontraras la verdad. AMEN

  4. Jorge es muy bueno tu razonamiento pero te recomendaría que te replantearas ciertos puntos porque no son correctos.
    1 Nadie adora a la iglesia (ya que la misma esta formada por todos los bautizados y adorarla implicaría adorar a los Bautizados lo cual no ocurre) al único que de adora es a Dios (trino) pregúntale a cualquier católico (con una correcta formación) y te responderá que el no adora a la iglesia sino a Dios que es la cabeza de ella (por el echo de haberla fundado).
    2 te recomiendo leer Mateo 16,18-19 y Juan 20,21-23 allí te explica que Dios le dio el poder a Pedro (el primer Papa) y los apóstoles para perdonar los pecados en SU NOMBRE osea que en realidad el ÚNICO que perdona los pecados es Dios.
    y espero que no pienses que la Cruz, instrumento que fue la forma en que Dios nos salvo, es la “marca” de la bestia.
    Espero que Dios te ilumine, te acompañe y te bendiga desde lo mas profundo de mi corazon

Los comentarios están cerrados.