¡Es una ley nazi!

mons-baldomero-martini.jpeg

“No acepto una ley que permite la ligadura de trompas y la vasectomía porque es una ley nazi que tiene como objetivo anular al pobre y yo no quiero ser cómplice de esto”, dijo el obispo de San Justo, monseñor Baldomero Carlos Martini, durante una visita pastoral al Instituto Santo Tomás de Aquino, de Ramos Mejía, donde dialogó con alumnos, docentes y directivos sobre educación sexual, los viajes de egresados, salud reproductiva, aborto y la crisis de Medio Oriente.


También lamentó que se esté desvirtuando la institución del matrimonio al decir: “hoy se juntan como las palomas, nadie se quiere casar”, y consideró en este sentido que “quien no es capaz de amar para toda la vida no es capaz de amar un solo día”.

Tras recorrer las instalaciones junto al representante legal, Héctor Figueroa, y los directivos Noemí Sánchez y Graciela Piazza, el prelado se juntó en el Salón de Usos Múltiples con los alumnos del tercer año de Polimodal que en los próximos días saldrán de viaje de egresados a Bariloche.

“Cuídense en todo sentido y disfruten más del día que de la noche. Es la forma de apreciar la belleza de la naturaleza y la creación de Dios”, pidió a los jóvenes.

Monseñor entonó luego algunas canciones religiosas e invitó a sus ocasionales interlocutores a “hacer una peregrinación hacia adentro, a navegar mar adentro para descubrirse y descubrir que ustedes valen”.

“No son una cosa, son importantes, son queridos por Dios, son hijos de Dios -les recordó-. El nos rescató para ser libres y no esclavos. Descubren la armonía que tienen con su cuerpo, con su inteligencia, con su sexualidad y con su temperamento que se transformará en carácter”.

El Obispo apeló al cuento del cóndor que se crió junto a un grupo de pavitos y nunca pudo volar, para exhortarlos a “no quedarse en pavadas o retenidos por las malas compañías y poder así volar alto como Dios manda”.

Con los profesores
Monseñor Martini se acercó luego a la sala de profesores donde, tras impartirle la bendición, estimó importante que se dicte formación religiosa en todos los colegios y que se trate de la persona “como tal y no como individuo, porque la persona tiene derechos humanos y el individuo se desconecta de la dignidad humana”.

Consultado sobre la reciente ley anticoncepción quirúrgica, que permite la ligadura de trompas y la vasectomía, el prelado reiteró: “No la aceptó porque es una ley nazi que tiene como objetivo anular al pobre y yo no quiero ser cómplice de esto”.

También sugirió a los docentes que “no dejen entrar a Johnson & Johnson en las escuelas, porque son los principales promotores de la anticoncepción.+

enlace de la nota: http://www.aica.org/index.php?module=displaystory&story_id=4175&format=html&fech=2006-08-21

Acerca de Fabian Vazquez

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.

Un pensamiento en “¡Es una ley nazi!

  1. Muy bueno el artículo de monseñor Baldomero Martini, digno y valiente Obispo, comentario que no me asombra, porque nos tiene acostumbrados a proclamar sin vueltas y en un lenguaje sencillo y entendible la verdad católica, unido a Jesucristo y al Magisterio de la Iglesia.

Los comentarios están cerrados.