OSKO: LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

DSC00038

LA “UNION SACERDOTAL MARCEL LEFEBVRE”

“Tenemos que controlar al mismo tiempo ambas cosas: La Acción y la Reacción que se le oponga”

Este escrito surge a raíz de la publicación en NON POSSUMUS de un anuncio.

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2014/07/surge-la-union-sacerdotal-marcel.html

“Los Sacerdotes de la Resistencia reunidos en Avrillé han decidido continuar la FSSPX bajo la denominación de Unión sacerdotal Marcel Lefebvre. Desde ahora ella es la continuación de la obra de Mons. Lefebvre. La USML es la verdadera FSSPX.”

El sector que se autodenomina “la Resistencia” lo es tan sólo a la conducción de Mons. Fellay. Lo cual no está nada mal, pero allí se termina.

Como no pueden RECONQUISTAR esa posición, como no pueden RESTAURAR la FSSPX, ahora se hicieron una propia. La necesidad de contar con el respaldo de lo “institucional”, aunque sea que eso tenga un carácter precario o virtual, parece que calma las expectativas de muchas personas.

Esto se manifiesta por el largo tiempo que permanecieron dentro de la FSSPX la mayoría de los que ahora se suman a esta nueva organización, a pesar de que las señales llegaron a ser harto evidentes. El mismo Obispo Williamson instaba a no abandonar la FSSPX; seguramente vería en ella lo mismo que sigue viendo en la Iglesia Conciliar: una manzana, medio sana y medio podrida.

Y es precisamente un aspecto ese muy interesante y que guarda estrecha relación con la realidad de la Revolución. Esta última actúa por medio de las instituciones. Las instituciones legítimas son buenas en sí mismas, por supuesto; pero en un estado de cosas como el actual, ninguna organización logra mantenerse en pie.

Ahí tenemos a la FSSPX; a la vista de todos, ella continúa; allí está, visible, “oficial”, prosigue con sus actividades; mantiene sus centros de misa, sus prioratos y procura continuar en la línea que sus autoridades han decidido desde hace bastante tiempo. Sin embargo la FSSPX ya no es lo que fue.

La Revolución controla, no destruye; disuelve lo genuino transmutándolo. Y a la postre tenemos otra cosa; parece lo mismo, pero no es lo mismo.

La Revolución ha arrasado con todo aquello que, de una u otra manera, ha intentado oponérsele; y esto no cambiará en el futuro inmediato. Tal lo que pensamos, y nos parece que hay suficientes ejemplos y argumentos a favor de esa tesis.

En nuestro artículo “METIDA DE PATA”, refiriéndonos a Mons. Williamson, medio en broma y medio en serio, decíamos:

O peor…, tal vez le hagan meter la pata los miembros de la Resistencia Fláccida induciéndole perversamente a consagrar un obispo, lo cual constituiría una nueva contradictoria acción del obispo… Dicen algunos que él ya tiene redactada la carta de agradecimiento para cuando otro disfrazado de blanco le levante la excomunica…..”

Pues, suponíamos que eso iba a ocurrir y probablemente más pronto que tarde. Pero la jugada, la METIDA DE PATA, va un poco más allá todavía; llega al punto de haber instituido una organización. Haber creado una INSTITUCIÓN, tornará a los “resistentes” mucho más vulnerables.

De hecho, ya lo eran, porque llegan a esta instancia cargando TODOS ELLOS con la joroba, el baldón de sentirse… VAGOS. Pero ahora lo son mucho más.
Sigue leyendo

SIGUE EL BERGOGLIANO DESMADRE

 

img_201029

1) ¿Un monseñor con “tendencia”?

x640_y905_5586eb_06

Stephan Ackermann, Obispo de Trier, participó de una mesa redonda organizada por la Unión de Gays y Lesbianas de Saar (la sigla en alemán es LSVD: Einladung des Lesben- und Schwulenverbands) ycriticó las propuestas para tratar y curar la homosexualidad, señalando también que la Iglesia no respaldaba esas iniciativas.

http://rorate-caeli.blogspot.com/2014/07/the-gay-lobby-won.html#more

(Sobre Ackermann ver Post del 27 de Febrerohttp://www.catapulta.com.ar/?p=12329)

2) Un jesuíta que pide una “doctrina para esta época ” y con “cánones de razonabilidad”

media-225828-2

Jorge Costadoat SJ, profesor de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, publicó en El Mercurio del 6 de julio una nota titulada “¿Progreso doctrinal en la moral sexual católica?” en la que, entre otras cosas, dice

El Papa Francisco ha convocado para 2015 un sínodo sobre la familia. Este abordará temas como la sexualidad, el matrimonio, los hijos, el control de la natalidad, los separados, los divorciados vueltos a casar y la participación en los sacramentos. El nivel de preocupación de los católicos sobre estas materias es muy alto. Por lo mismo, la frustración o la satisfacción con los resultados del sínodo pueden ser grandes.

Las respuestas …son coincidentes: existe una enorme distancia entre lo que la jerarquía enseña en materia de moral sexual y lo que los católicos piensan y practican. ..

…el abismodetectado afecta principalmente a la enseñanza oficial contraria a los métodos artificiales de control de natalidad, a la comunión de los divorciados vueltos a casar y a la posibilidad de una vida sexual fuera del matrimonio.

…en estas circunstancias cabe esperar un progreso doctrinal.

Si la Iglesia enseña una cosa y la misma Iglesia practica otra diferente, algo hay que revisar. Es que el Pueblo de Dios vive inmoralmente o ignorante de la doctrina sexual de la Iglesia, o la doctrina que sirvió para una época ya no sirve tal cual para esta otra.

…El pueblo cristiano espera una proclamación del Evangelio en los cánones de razonabilidad de nuestro tiempo.

http://jorgecostadoat.cl/wp/

3) Y una Rahner que avanza más

p1030225_bearb

Johanna Rahner, profesora de Teología Dogmática de la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, afirma que “es posible ordenar mujeres, lo que constituiría “un acto de igualdad”. Asimismo reclamó la bendición de las parejas homosexuales, la admisión de los divorciados vueltos a casar y el reconocimiento del segundo matrimonio, siempre que se reconociesen los pecados cometidos contra el primero

https://mail.google.com/mail/u/0/?tab=wm#search/eponymous+flower/1471f64705092df7

Y mientras tanto Francisco se ocupa de la paz en Medio Oriente,adonde lo llevó su febril sueño de liderazgo mundial -lo largaron duro, por lo que se sabe- y de preparar una encíclica sobre ecología.

¡Válgame Dios!

 Visto en Catapulta

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 22

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTE Y DOS

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús nos ha dado la fe


  • No habiendo podido el demonio hacerse igual a Dios en el cielo, trató de tener culto divino en la tierra. Y los hombres se sometieron a él de buena gana, levantándole templos y altares, adorándolo en los ídolos, y sacrificándole no solo animales, sino también niños y doncellas. ¡A tal exceso llegaron nuestros antepasados, y en tal estado permaneceríamos aún nosotros, si Jesús no nos hubiera dado la fe! Adorando al demonio en la tierra, con él hubiéramos ido a penar al infierno. ¡Infelices de nosotros sin la fe! Sangre de Jesús, sed mil veces bendito y alabado, por haberme librado, con tu derramamiento, de tan mísero estado, y en seguida, de mi eterna perdición. Por tanto es mi estricta obligación amaros y alabaros por todo el curso de mi vida.
  • El profeta Zacarías anunció la venida de un día tal que no se distinguiría de la noche; pero en el cual, hacia la tarde, aparecería la luz, y un torrente de agua, difundiéndose desde Jerusalén sobre la tierra, haría que los hombres creyeran en Dios. Este fue el día de la muerte de Jesús, en el cual quedó obscurecido el sol hasta la hora nona (San Efrén, sobre Zacarías, XIV, 7); y entonces fue cuando la Sangre Preciosa derramada en Jerusalén, fecundando al mundo, hizo germinar la fe; y extirpando la idolatría volvió a los hombres adoradores del verdadero Dios.Si tenemos, entonces, la fe, si nosotros, que estábamos lejos del verdadero Dios, ahora estamos unidos a él; ello es en virtud de la Sangre Preciosa, dice San Pablo (Vosotros, que estabais lejos, habéis sido puestos cerca por la Sangre de Cristo. Efesios, II,3). Bendigamos, pues, y rindamos siempre honor a esta Sangre divina, que nos ha hecho partícipes de tan excelso don.
  • ¿De qué nos sirve tener la fe, si vivimos peor que los infieles? Habiendo hecho Jesús experimentar los efectos de su beneficencia a los habitantes de ciertas ciudades, al ver que éstos vivían mal, ” Hay de vosotros, decía, porque si yo hubiera hecho beneficios a otros pueblos, éstos me habrían honrado; mientras que vosotros os demostráis desconocidos e ingratos. Más el día del juicio final, seréis juzgado con mayor severidad (San Mateo, XI, 20, etc.). Con preferencia sobre tantos que nacen entre incrédulos e infelices, Jesús nos ha hecho nacer en el gremio de la verdadera fe: por eso, si no somos buenos, nos espera un infierno más tremendo. Resolvámonos, y empecemos a vivir como verdaderos fieles y secuaces del verdadero Dios.

Sigue leyendo

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 21

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DÍA VEINTIUNO

ORACIÓN

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia y os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que profundamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y con especialidad de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.


La Sangre de Jesús nos hace vivir castos y puros

  • El primer desconcierto que el hombre sintió en sí después del pecado, fue la rebelión de los sentidos. Y ella es todavía la causa de muchos males durante la vida y de condenación después de la muerte. Deshonras, miserias, discordias, homicidios, muertes prematuras y además la impenitencia final, son los terribles efectos de la deshonestidad (Alfonso Selva, predicación, Parte I, c. 6, n. 1, 10). Para que estemos distantes de vicio tan perjudicial, o librarnos de él, si hemos caído; no hay medicina más eficaz que la Sangre Inmaculada del Cordero divino (Si no fuera ungida la antigua llaga con el ungüento de la Sangre de Cristo. S. Cipriano, Pasión de Cristo). Por eso procuremos recibirlo a menudo en los sacramentos.
  • Jesús derramó su primera Sangre en la circuncisión, y quiso que fuera adorada por primera vez por María y José, ambos vírgenes; como para demostrar que aquella Sangre sería un medio eficaz para conservar el hombre la pureza. También en su pasión la derramó de un modo especial para hacer germinar flores de castidad, por lo cual la Sangre Preciosa es llamada vino que engendra vírgenes (Vino germinante vírgenes, Zacarías IX, 17).: y los vírgenes se llaman sus primicias (A. Lápide, sobre el Apocalipsis XIV, 4, Primicias de Dios y del Cordero). Por tanto, dice San Buenaventura, beber de la Sangre Preciosa es lo mismo que tomar una medicina potentísima para conservarse puro (Tienen la albura de la castidad con el riego de la Sangre de Cristo, De la Eucaristía, sermón 31). Por esto dice San Bernardo que el mantenerse puros tantos cristianos, es efecto de la Sangre de Jesús, que reciben en la comunión (Sobre la Cena, el Bautismo, etc.). Acerquémonos a menudo y devotamente a la divina mesa y obtendremos el mismo efecto.

  • Un jovencito acostumbrado a faltar contra la santa modestia (habiéndole resultado vano cualquier otro medio), consiguió enmendarse meditando la pasión de Jesús (Cirilo, Domínica IX después de Pentecostés, oración mental). Pues que al sentirse tentado, decía, fijando los ojos en el crucifijo: “el inocente cuerpo de Jesús está cubierto de llagas y de Sangre, y yo me atreveré a darme impuros deleites? No, Jesús mío, no lo haré jamás”. Enseguida estampando tiernísimos besos sobre las divinas llagas, triunfaba de la criminal pasión. Si no podemos embriagarnos con la Preciosa Sangre comulgando cada día, al menos participemos de ella en espíritu, meditando cotidianamente los dolores en medio de los cuales Jesús la derramó (Meditar los beneficios de su pasión es haber espiritualmente su Sangre), y con tal medio también nosotros venceremos las tentaciones y viviremos puros.

 

Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: SERMÓN EN LA DOMÍNICA SEXTA DE PENTECOSTÉS – AUDIO ORIGINAL 20-JUL-2014

meramo

Compartimos con nuestros lectores el Sermón de la Domínica Sexta de Pentecostés – 2014 – del querido P. Basilio Méramo.

Para escuchar:

Download

DEVOCIONES: MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: DÍA 20

MES DEDICADO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

3405994776_1fab185fd3

 

DIA VEINTE

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Sangre Preciosísima de vida eterna, precio y rescate de todo el universo, bebida y salud de nuestras almas, que protegéis continuamente la causa de los hombres ante el trono de la suprema misericordia, yo os adoro profundamente y quisiera compensar, en cuanto me fuese posible, las injurias y ultrajes que continuamente estáis recibiendo de las creaturas humanas y en especial de las que se atreven temerariamente a blasfemar de Vos. ¡Oh! ¿Quién no bendecirá esa Sangre de infinito valor? ¿Quién no se sentirá inflamado de amor a Jesús que la ha derramado? ¿Qué sería de mí si no hubiera sido rescatado con esa Sangre divina? ¿Quién la ha sacado de las venas de mi Señor Jesucristo hasta la última gota? ¡Ah! Nadie podía ser sino el amor. ¡Oh amor inmenso, que nos ha dado este bálsamo tan saludable! ¡Oh bálsamo inestimable, salido de la fuente de un amor inmenso! Haced que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabaros, ensalzaros y daros gracias ahora, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

La Sangre de Jesús obtiene auxilios especiales en el sacramento del

matrimonio

  1. Jesús rogado por su madre a que supliera la falta de vino en un banquete nupcial, respondió que aún no había llegado su hora; pero después, con un milagro, mudó el agua en vino. Dice San Agustín que la hora predicha era la de su pasión (Dominica II, después de la octava de Epifanía. Sermón I). Jesús quiso por tanto, significar que si entonces concedía una gracia temporal a los esposos, proveyéndoles del milagroso vino, figura de su Sangre; vendría más tarde el tiempo en que elevaría el matrimonio a sacramento, y con la efusión de su sangre merecería para los esposos, una gracia especial para cumplir sus deberes, como enseña el concilio Tridentino (La gracia para santificar a los cónyuges, Cristo nos la mereció con su Pasión. Tidentino, sesión 24. Decreto del Sacramento del Matrimonio). Bendice, pues, y agradece, oh cristiano, a la Preciosa Sangre, que tales auxilios particulares te ha merecido y te concede, en el sacramento del matrimonio.
  2. El matrimonio es un gran sacramento, dice San Pablo, figura de los desposorios de Jesús con la Iglesia (Efesios, V, 32); por esto, no con enamoramientos y pecados hay que prepararse a él, sino con obras santas y además hay que celebrarlo ante el altar, con la bendición del propio sacerdote; pues de lo contrario, Dios no reconoce como verdaderos cónyuges a los esposos. Jesús no puede separarse de la Iglesia a quien ama tiernamente, y a ella sola reconoce por suya y esta procura por su parte conquistarle secuaces que lo sirvan con fidelidad. Asimismo el esposo y la esposa estrechados por el vínculo indisoluble, deben amarse mutuamente, llevar una vida honesta y edificante, y educar santamente a sus hijos; como que con tal fin elevó Jesús el matrimonio a sacramento. Quien se conduzca diversamente, atraerá directamente sobre su cabeza, no la gracia que le ha merecido la Preciosa Sangre, sino la divina maldición.
  3. No solamente dice San Pablo, que el matrimonio es sacramento, y que los casados deben vivir entre ellos en paz, y procurar la salvación de sus hijos; sino que agrega también: Hijos obedeced a vuestros padres en el Señor, pues él ha dicho: Honra a tu madre y a tu padre y serás bendito (Efesios, VI, 1,2,3). Esto deben por consiguiente hacer los hijos, si desean que todo bien descienda sobre su cabeza. ¡Quiera Dios que todos hagan lo que tuvo en su intención el Redentor al instituir este sacramento y sean dignos de la santificación que él mismo aporta por los méritos de la Sangre Preciosa! Entonces ciertamente no se verían tantos desconciertos y males en el mundo. Más hay muchos en el mundo que a esto no atienden; de donde proviene que tantas familias sean malditas de Dios también en este mundo, y tantas almas vayan condenadas al infierno.

Sigue leyendo

P. JUAN CARLOS CERIANI: SERMÓN PARA LA DOMÍNICA SEXTA POST PENTECOSTÉS

Sermones-Ceriani

SEXTO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Seguimos y terminaremos hoy con el comentario a la Epístola del Cuarto Domingo de Pentecostés.

Siguiendo al Padre Lacunza nos habíamos introducido en el estudio de la profecía de Isaías, retomada por el Apóstol San Pedro, de nuevos cielos y nueva tierra.

El Padre Lacunza dice que esta gran mudanza que esperamos de nuestro mundo presente de mal en bien debe iniciarse por donde comenzó, en tiempo de Noé, de bien en mal; es decir, por la restitución del eje de la tierra a aquel mismo sitio donde estaba antes del diluvio.

Veamos la aplicación que hace y las dos consecuencias generales y seis particulares a las que llega.

Si el perpetuo equinoccio vuelve a nuestra tierra, desterradas para siempre las cuatro estaciones enemigas, todo queda llano y facilísimo de concebirse y explicarse.

Primera consecuencia general: Lo primero que se comprende al punto, en esta hipótesis, son los anuncios terribles, que para el día grande del Señor se hallan a cada paso en los Profetas, en los Salmos, en los Evangelios, en los escritos de los Apóstoles y en el Apocalipsis.

Todos estos anuncios concuerdan entre sí, y concuerdan perfectamente con la hipótesis misma.

Para ver con los ojos esta concordancia, imaginemos por un momento que ahora en nuestros días sucede este enderezamiento del eje de la tierra, necesario para que la eclíptica y la equinoccial se unan entre sí y formen una misma línea individual.

Imaginemos también que desde cierta altura competente y segura observamos con buenos telescopios todas las cosas particulares que suceden aquí abajo como resultado natural y forzoso de la unión de estas dos líneas o círculos máximos, que ahora se cortan mutuamente, y producen en este corte oblicuo las cuatro estaciones enemigas.

En este caso, que suponemos repentino y violento, deben seguirse naturalmente todas las siguientes consecuencias anunciadas en la Sagrada Escritura:

Primera consecuencia particular: que nuestra tierra o nuestro globo, moviéndose de polo a polo (para enderezarse), se mueva realmente de su lugar: Pues esto es lo que se lee en Isaías, XIII, 13: Sobre esto turbaré el cielo; y se moverá la tierra de su lugar a causa de la indignación del Señor de los ejércitos, y por el día de la ira de su furor.
Sigue leyendo