P. JUAN CARLOS CERIANI: FIESTA DE CRISTO REY

Sermones-Ceriani

FIESTA DE CRISTO REY

1º) La doctrina sobre la Realeza de Nuestro Señor Jesucristo

Al principio del Año litúrgico encontramos ya una fiesta del Reinado de Cristo: la Epifanía.

Jesús acababa de nacer y se manifestaba a los reyes de Oriente y al pueblo de Israel como el Señor que tiene en su mano el reino, el poder y el imperio.

Acogimos a este Salvador, que venía a reinar sobre nosotros; y con los Magos le ofrecimos nuestros presentes, reconociéndolo y confesándolo como Rey.

Entonces, ¿por qué quiere la Iglesia que, al fin del año, celebremos una nueva fiesta del Reinado de Cristo, de su Reinado social y universal?

En la Epifanía aceptamos y proclamamos la naturaleza de este Reinado, así como la dignidad de Dios que poseía el Niño recién nacido.

Entonces cantamos el acercamiento de la gentilidad a la fe en la persona de los Magos que vinieron allá del Oriente a adorar al Rey de los Judíos.

La Iglesia quiere que pensemos hoy en las consecuencias de este llamamiento Universal a la fe de Cristo.

En la Encíclica Quas Primas, se enseña en qué sentido Cristo es Rey de las inteligencias, de los corazones y de las voluntades; quiénes son los súbditos de este Rey, el triple poder incluido en su dignidad regia y la naturaleza espiritual de su reinado.

Jesucristo es el Rey de las inteligencias humanas, porque es la misma Verdad. Y los hombres necesitamos buscar en Él la verdad y aceptarla con obediencia.

Jesucristo es Rey de las voluntades, porque, mediante el impulso y la inspiración de su gracia, nuestra voluntad debe someterse a la suya, con lo que viene nuestro ardor a inflamarse para acciones nobilísimas.

Jesucristo es Rey de los corazones, a causa de su caridad y de su mansedumbre y bondad, que atraen a las almas; y en efecto, no ha habido hombre alguno hasta hoy que haya sido amado como Jesucristo por todo el género humano, ni tampoco se verá en lo porvenir.

+++

2º) Consecuencias de esta doctrina, tanto en el orden individual como social

El nombre y poder de Rey convienen a Cristo en el sentido propio de la palabra; se dice de Cristo que recibió de su Padre el poder, el honor y la dignidad regia en cuanto hombre, pues el Verbo de Dios no puede menos de poseer todo en común con su Padre y, por consiguiente, el imperio supremo y absoluto sobre todo lo creado.

La dignidad regia de Cristo se funda en la unión admirable que llamamos unión hipostática. Por consiguiente: los Ángeles y los hombres no sólo tienen que adorar a Cristo porque es Dios, sino que también tienen que obedecer y exteriorizar su sumisión a sus mandatos en cuanto hombre, porque, por el solo título de la unión hipostática, a Jesucristo se le dio poder sobre todas las criaturas.

La dignidad regia de Cristo lleva consigo un triple poder: legislativo, judicial y ejecutivo y sin él no se puede concebir aquélla.

Los Evangelios no se contentan con afirmarnos que Cristo ratificó algunas leyes, nos le presentan también dictando otras nuevas.

Jesús declara, además, que el Padre le otorgó el poder judicial. Este poder judicial implica el derecho de decretar para los hombres, penas y recompensas, aun en esta vida.

Y, por fin, también tenemos que atribuir a Cristo el poder ejecutivo, dado que es de necesidad para todos la obligación de obedecer a sus órdenes, y que ha establecido algunas penas de las que no se librará ningún culpable.

Que el reinado de Cristo ha de ser en cierto sentido principalmente espiritual y referirse a las cosas espirituales, Nuestro Señor lo confirmó con su modo de obrar. Con todo, no se puede negar, sin cometer un grave error, que el Reinado de Cristo-hombre se extiende también a las cosas civiles, puesto que recibió de su Padre un dominio absoluto, de tal modo que abarca todas las cosas creadas y todas están sometidas a su imperio.

+++

3º) La Cristiandad

Gracias a la Iglesia Católica y a su doctrina, todo cambió en el mundo: la teología, el dogma, la moral, las costumbres, la filosofía, la ciencia, las artes (la literatura, la música, la pintura, la escultura, la arquitectura), la educación, el derecho, la política, la economía… todo… toda la vida del hombre quedó transformada…

Dice León XIII, en su Encíclica Immortale Dei:

Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados.

En aquella época, la eficacia propia de la sabiduría cristiana y su virtud divina habían penetrado en las leyes, en las instituciones, en la moral de los pueblos, infiltrándose en todas las clases y relaciones de la sociedad.

La religión fundada por Jesucristo se veía colocada firmemente en el grado de honor que le corresponde y florecía en todas partes gracias a la adhesión benévola de los gobernantes y a la tutela legítima de los magistrados.

El sacerdocio y el imperio vivían unidos en mutua concordia y amistoso consorcio de voluntades.

Organizado de este modo, el Estado produjo bienes superiores a toda esperanza.

Todavía subsiste la memoria de estos beneficios y quedará vigente en innumerables monumentos históricos que ninguna corruptora habilidad de los adversarios podrá desvirtuar u oscurecer.

¡Sí! Hubo un tiempo en que la doctrina católica iluminaba toda la vida del hombre y dirigía todas sus empresas. De este modo llegó a forjarse la Civilización Cristiana.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 23

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 23

Queréis saber ahora

cómo se preparaba

A recibir Teresa

el Dios de nuestro altar?

En huerto nazareno

guirnaldas se buscaba,

Y túnica le daba

su arcángel tutelar.

Con estas ricas prendas

y un corazón muy puro

Teresa recibía

a Dios en su mansión:

Dios no gusta albergarse

Bajo techado oscuro;

Prefiere humildes muros

y ardiente corazón.

23

 

 

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 22

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 22

Y así por su camino,

Teresa, en paz completa,

Ya gusta las delicias

del árbol del amor;

De sí misma olvidada,

con arpa de poeta,

Ya canta noche y día

las glorias del Señor:

“Mi cruz de cada hora –dice,-

yo la he cubierto

Con flores matizadas

de santa abnegación;

Por eso en dulce música

prorrumpe este mi huerto

Por donde se pasea

libre mi corazón”

22

 

DEVOCIONES: NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA – DÍA 9

NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL

POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA

(Publicada en 1776)

DÍA NOVENO

 

ADVERTENCIAS Y FORMA DE HACER ESTA NOVENA CON MAYOR PRECISIÓN Y FRUTO

La primera y la más principal es confesar y comulgar para ponerse por este medio en gracia y amistad de Dios pues así nos concederá su Majestad, como a amigos suyos, los favores que le pedimos y deseamos: y aunque esta diligencia se debía hacer el primer día, se puede trasladar a cualquiera de los de la Novena.

La segunda y muy esencial es el obligar a la Reina de los Ángeles, renovando nuestras almas las devociones antiguas y acrecentando la confianza en la protección de esta poderosísima Señora, pues todos los beneficios y favores que comunica Dios a sus criaturas pasan y se participan por las liberales manos de su Santísima Madre.

La tercera y más propia es procurar imitar aquellas especiales virtudes que ejercitaba el Santo Tobías, por las cuales mereció que el Santo Arcángel le comunicase tan singulares favores. Estas, según las refiere el mismo Arcángel fueron la oración, la limosna, el ayuno, la caridad con los prójimos y la piedad con los difuntos. Estas mismas procurará ejercitar en cuanto pudiere, el que hiciere esta Novena, y espere lograr lo que tan cumplidamente logró el mismo Tobías pues (como dice la Historia Sagrada) el Santo Arcángel ofreció y representó en presencia del Señor sus oraciones, y le consiguió de su Majestad aún mucho más de lo que deseaba.

Puédese hacer esta Novena en cualquier tiempo del año, cuando la necesidad de la devoción de cada uno le dictare: pero parece que será muy acertado, por lo que mira a la devoción pública, hacerla desde el día diez y seis de Octubre para que se acabe el día veinte y cuatro, que es el día en que la Iglesia celebra la Fiesta del Santo Arcángel. Por lo que toca a la devoción de cada uno, hará la Novena en nueve Lunes continuados, por ser este día el dedicado a los Coros de los Ángeles.

También la podrán hacer en cualquier día y tiempo del año; y tal puede ser la urgencia y necesidad que se podrá hacer en el espacio de un día, en nueve tiempos oportunos y descontinuados. También la podrán hacer cuando se emprende un viaje largo, ya sea por tierra, ya por la mar, por ser este Santo Arcángel el especial protector de los caminantes. También cuando se pretende tomar estado (matrimonio), por el singular acierto que tiene San Rafael en punto tan dificultoso de acertar. En las cobranzas dificultosas se puede también obligar al Santo Arcángel con su Novena; porque fue el más desinteresado Agente en la cobranza de Tobías. Y sobre todo en las enfermedades, porque su mismo Nombre RAFAEL, es lo propio que MEDICINA DE DIOS. Y esta sagrada Medicina la encontrará siempre con seguridad el que con fervor y confianza hiciere la Novena a este Sagrado Príncipe y Soberano Arcángel San Rafael, procurando hacerla delante de su Santa Imagen, en la Iglesia o en Casa.

DÍA NOVENO

Puesto de rodillas delante de la Imagen del Glorioso Arcángel San Rafael, se dará principio a la Novena persignándose y levantando el corazón a Dios, procurando alentar la confianza y avisar la Fe, haciéndose presente con la consideración a toda la Corte Celestial y a la Reina de los Ángeles como especial Abogada nuestra, en cuya presencia con humildad, dolor y arrepentimiento hará de todo corazón un Acto de Contrición y después dirá esto.
Sigue leyendo

DEVOCIONES: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS – INFANCIA ESPIRITUAL – CANCIONES – DÍA 21

100314_1608_frances1.jpg

 

ASCENSIÓN MISTICA DE LA MONTAÑA DE LA PERFECCION

POR EL CAMINO DEL AMOR Y DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

CANCIÓN 21

El Maestro divino,

de tal audacia tal prendado

Prodiga sus favores

a la niña gentil;

De otro mayor peligro

su Padre le ha salvado:

¿No veís el negro abismo,

cual boca de cubil?

El corazón más recio

temblará ante el abismo:

Mas, quien se muestra

humilde y pequeño, a la par,

Será siempre llevado

en brazos de Dios mismo

Y así las almas pueden

abismos franquear.

 21

 

 

DEVOCIONES: NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA – DÍA 8

NOVENA A SAN RAFAEL ARCÁNGEL

POR LAS NECESIDADES DE LA SANTA IGLESIA

(Publicada en 1776)

DÍA OCTAVO

 

ADVERTENCIAS Y FORMA DE HACER ESTA NOVENA CON MAYOR PRECISIÓN Y FRUTO

La primera y la más principal es confesar y comulgar para ponerse por este medio en gracia y amistad de Dios pues así nos concederá su Majestad, como a amigos suyos, los favores que le pedimos y deseamos: y aunque esta diligencia se debía hacer el primer día, se puede trasladar a cualquiera de los de la Novena.

La segunda y muy esencial es el obligar a la Reina de los Ángeles, renovando nuestras almas las devociones antiguas y acrecentando la confianza en la protección de esta poderosísima Señora, pues todos los beneficios y favores que comunica Dios a sus criaturas pasan y se participan por las liberales manos de su Santísima Madre.

La tercera y más propia es procurar imitar aquellas especiales virtudes que ejercitaba el Santo Tobías, por las cuales mereció que el Santo Arcángel le comunicase tan singulares favores. Estas, según las refiere el mismo Arcángel fueron la oración, la limosna, el ayuno, la caridad con los prójimos y la piedad con los difuntos. Estas mismas procurará ejercitar en cuanto pudiere, el que hiciere esta Novena, y espere lograr lo que tan cumplidamente logró el mismo Tobías pues (como dice la Historia Sagrada) el Santo Arcángel ofreció y representó en presencia del Señor sus oraciones, y le consiguió de su Majestad aún mucho más de lo que deseaba.

Puédese hacer esta Novena en cualquier tiempo del año, cuando la necesidad de la devoción de cada uno le dictare: pero parece que será muy acertado, por lo que mira a la devoción pública, hacerla desde el día diez y seis de Octubre para que se acabe el día veinte y cuatro, que es el día en que la Iglesia celebra la Fiesta del Santo Arcángel. Por lo que toca a la devoción de cada uno, hará la Novena en nueve Lunes continuados, por ser este día el dedicado a los Coros de los Ángeles.

También la podrán hacer en cualquier día y tiempo del año; y tal puede ser la urgencia y necesidad que se podrá hacer en el espacio de un día, en nueve tiempos oportunos y descontinuados. También la podrán hacer cuando se emprende un viaje largo, ya sea por tierra, ya por la mar, por ser este Santo Arcángel el especial protector de los caminantes. También cuando se pretende tomar estado (matrimonio), por el singular acierto que tiene San Rafael en punto tan dificultoso de acertar. En las cobranzas dificultosas se puede también obligar al Santo Arcángel con su Novena; porque fue el más desinteresado Agente en la cobranza de Tobías. Y sobre todo en las enfermedades, porque su mismo Nombre RAFAEL, es lo propio que MEDICINA DE DIOS. Y esta sagrada Medicina la encontrará siempre con seguridad el que con fervor y confianza hiciere la Novena a este Sagrado Príncipe y Soberano Arcángel San Rafael, procurando hacerla delante de su Santa Imagen, en la Iglesia o en Casa.

DÍA OCTAVO

Puesto de rodillas delante de la Imagen del Glorioso Arcángel San Rafael, se dará principio a la Novena persignándose y levantando el corazón a Dios, procurando alentar la confianza y avisar la Fe, haciéndose presente con la consideración a toda la Corte Celestial y a la Reina de los Ángeles como especial Abogada nuestra, en cuya presencia con humildad, dolor y arrepentimiento hará de todo corazón un Acto de Contrición y después dirá esto.
Sigue leyendo

P. BASILIO MÉRAMO: UNA VISION TRASNOCHADA DE FATIMA

RADIO

UNA VISION TRASNOCHADA DE FATIMA

Lamentablemente, y muy lamentablemente, bajo aspectos de cierta piedad, pero sin doctrina, lo cual es una falsa piedad, o lo que podríamos llamar: pietismo, se enfocan muchas veces mal, grandes verdades; y esto es al parecer el problema, desdichadamente, de Mons. Williamson con su último Eleison n°379 del 18 de Octubre del 2014, en el cual peca por un doble o triple error, valiéndose de lo que Nuestra Señora manifestó en Fátima: “Al fin mi Inmaculado Corazón triunfará” y la consagración de Rusia, al punto de afirmar la necesidad de que Mons. Fellay debe realizar una Cruzada del Rosario, para que Francisco (el Grande) consagre a Rusia y se acaben los males y toda esta crisis.

La expresión “al fin mi Inmaculado Corazón triunfará”, si se mira bien, es incondicional, como incluso en su momento, el mismo Mons. Fellay afirmaba con cierta lucidez; y digo cierta, pues quizás el mismo no medía la envergadura que sus palabras cobijaban. Si es incondicional, no depende ese triunfo, de ninguna consagración, lo cual vendría a estar reflejado en lo que también por otra parte dice Michel de la Sainte Trinité en su obra en tres tomos que fueron resumidos en uno solo por el Hermano François de Marie des Anges, bajo el título “Fátima, Joie intimes, evénémant mondiale, e de CRC, Francia 1993; Nos dice: “La locución temporal ‘por fim’ en portugués, que significa ‘al final’, o también ‘finalmente’, ‘por fin’…” (Ibídem, p.430).

“Igualmente, cuando el P. McGlynn quería saber si la promesa de la conversión de Rusia era absoluta o condicional, Lucía responde: ‘Al fin, en el texto del secreto, significa que es absoluta” (Ibídem, p.435).

Evidentemente se está asociando indebidamente en la pregunta, el triunfo del Inmaculado Corazón con la conversión de Rusia, identificándolas, y la verdad que este es un error, porque textualmente “al fin”, se refiere al triunfo del Inmaculado Corazón, que no está necesariamente supeditado ni condicionado a la conversión de Rusia, sino que está por encima de la conversión de Rusia. Y la conversión de Rusia sí es lo que estaba supeditado a la consagración al Inmaculado Corazón, para que se diera un tiempo de paz (cierto tiempo).

El triunfo del Inmaculado Corazón, no puede ser efímero, pasajero, transitorio, circunscrito a un período de algunos años (25 o más), sino a un triunfo pleno y total que se identifica con el triunfo total de Cristo Rey y esto sólo y únicamente se puede dar, después de su gloriosa Parusía, no antes.

Esto sería además como confundir una merienda o tentempié con una cena y peor aún con un banquete, un gran banquete de bodas incluso con octava; con el agravante que ese reino, además de efímero, sería pisoteado, vilipendiado por el reino del Anticristo, lo cual sería prácticamente hasta blasfemo si se quiere, además de absurdo.

Y todo el problema viene por no tener una contextualización conforme con la hora presente, en la cual nos encontramos en una crisis de dimensiones verdadera y exclusivamente apocalípticas, tanto por la intensidad, cuanto por la universalidad del mal que sacude a la Iglesia y a sus cimientos (la fe y los sacramentos) sobre los cuales está fundada. Pero a esto lleva esa alergia, tirria y hasta odium theologicum antiapocalíptico.
Sigue leyendo